Jump to content
-- Donaciones y sistema VIP -- ×
Actualización del sistema de Invitaciones ×
Reclutamiento 003 - San Andreas Department of Commerce ×
Reclutamiento 003 - San Andreas Fire Department ×

Neo_Khalifa

Miembro con invitación
  • Contenido

    4
  • Ingreso

  • Última visita

Reputación comunidad

2

8 Seguidores

Información personal

  • Nombre del personaje
    Will Khalifa

Visitantes recientes al perfil

672 visitas al perfil
  1. ¡Buenas Despistaos!l Me gustaría invitar a un chico el cual llevo roleando con el aproximadamente un año, es muy bueno y divertido con los roles que hace así que me encantaría poder invitarle a esta gran comunidad ya que sé que hará un gran trabajo y le hará muchísima ilusión esta invitación tanto como a mi, su nombre es @ David_Sanes . Un saludo.
  2. Nombre y Apellidos : WILL KHALIFA. Edad y fecha de nacimiento : 20 años 07-01-1999. Experiencia previa en roleplay : Llevo jugando al roleplay desde la época del GTA San andreas (SAMP). Después me marché a FiveM cuando ya lo tenía bastante saturado y me enteré de que había roleplay del GTA V, me pareció muy curioso y al final me gustó tanto que me quedé, he estado roleando en bastante servidores como SpainRP, NuevaVidaRP, ForasterosRP, ClassicRP,... Realicé bastantes roleos como por ejemplo de jefe de Mafia / Banda sobre todo, pero también tengo experiencia en otros ámbitos como EMS o Polícia, aunque haya durado menos en esos trabajos ya que no me causaban inspiración en seguirlos. HISTORIA : Una mañana despejada de invierno, María madre de Will tenía que ir a trabajar y, una vez más, el niño observaba como su padre borracho y en paro se dedicaba a meter mano y agredirle delante de él. Su hermano James y él eran como uña y carne, pero su familia jamás les dejaba estar juntos, por lo que el chico no podría parar de pensar en él todo el rato durante su infancia ya que para el no era solo un hermano era la única persona que se preocupaba de verdad por él a parte de su madre, y de reflexionar acerca del porqué; también estaba angustiado al soñar que jamás podría estar al lado suyo. James (el hermano de Will) residía con sus tíos, ya que los padres no querían tener más niños; para el padre eran solamente una carga y prefería no tenerlos cerca, pero la madre consiguió que uno se quedara con ella y se vio forzada a tomar una decisión: el elegido era Will. Will odiaba su nombre, ya que fue su padre el que se lo puso por obligación, amenazando a su madre bajo el temor de que si no le ponía ese nombre (que era el que a él le gustaba y no el que prefería su madre, que habría sido Ryan) la mataría. María se fue de la casa lo más rápido que pudo para que su hijo no le viese llorar, ya que por la parte del padre ese hijo era un error y no lo quería traer a este mundo. Antes de que María se fuera de casa le dijo : "Will, vive esta vida lo más feliz que puedas ya que no merece la pena estar siempre triste". Pasaron las horas y, como era costumbre, el padre de Will no le soltaría ni una mísera palabra de su boca; él tenía que hacerse su propia comida, lavar su ropa, etcétera..., ya que su madre tenía que estar todo el día trabajando en un local de alterne, aunque Will no lo sabía. Esa misma tarde, mientras Will estaba jugando en el patio con la poca nieve que había, haciendo pequeñas pelotas de nieve, su madre volvió de trabajar. El padre se puso nuevamente a meterle mano y ella se resistió, a lo que él contestó con un puñetazo seco en la mandíbula, haciéndole muchísimo daño. Will había oído el grito que su madre soltó cuando le asestaron el puñetazo, así que entró rápidamente. Will se quedó quieto sin saber lo que hacer cuando vio que su padre estaba maltratando tan fuertemente a su madre. Al instante, llegó la ambulancia y se llevaron a la madre de Will acompañada de su padre, y el chico se fue a tomar un poco el aire, parándose a mirar cómo pasaba un pájaro al lado suya. El pájaro y Will se contemplaron mutuamente y en un instante la imaginación de Will hizo que el pájaro hablara con la voz de su padre, increpándole: "¿Qué haces en este mundo? ¿No ves que nadie te quiere y no vales para nada?". Esa frase hizo que el chico explotara de rabia, cogiese una piedra y reventara el pájaro con la propia roca mientras se reía con cara de locura, gritando: "¿¡VES COMO SÍ SIRVO PARA ALGO?!”. Rápidamente, el chico cogió al pájaro y con toda la nieve que puedo recolectar escondió al pequeño animal dentro de ella. Se levantó y, con cara de satisfacción y una sonrisa de oreja a oreja, se marchó de aquel lugar. A la noche llegaron los padres de Will y encontraron al chico en la cama acostado. El padre se puso a molestarle, pero Will se hacía el dormido a pesar de las putadas que le estaba haciendo, pues aún le duraba la sensación de satisfacción tras matar a aquel pájaro, y le hacía tener una gran sonrisa en la cara. La madre se tuvo que ir a trabajar al lugar de alterne, el padre riéndose y con mal genio le dijo que se fuera a currar como la putita que era a buscar algo de dinero, que las cervezas no se conseguían solas. Will se quedaba quieto, mirándole con cara de mal genio cada vez que hablaba así a su madre, sin saber lo que hacer, pensativo y sin la menor idea de que lo que decía su padre era real. A la mañana siguiente Will se fue caminando a un parque en el que le gustaba relajarse, solo y con sus cascos para poder escuchar música. Un chico de su instituto (el típico matón) le quitó los cascos brúscamente y fue a decirle con un póster a lo que se dedicaba su madre. Harry: ¡Ey Will! ¿Cómo estás, sucia mierda? Mira a lo que se dedica la puta de tu madre. (Mientras el chico enseñaba el póster y estaba todo el rato riéndose.) Will en ese momento comprendió que lo que decía su padre todos los días con la frase de "vete a buscar dinero como la buena putita que eres" tenía una pequeña parte de verdad. Se quedó quieto, le miró fijamente con aire desafiante y la mano cerrada en un puño. El otro chico, el matón, intimidado por el aspecto de Will, terminó por marcharse. Echó la vista atrás mientras huía, vigilando, temiendo que a lo mejor le iba a propinar un puñetazo, lo que hizo que se diera un poco más de prisa en marchar del lugar. Sin saber lo que iba a ocurrir, se fue andando hacía un bosque con un pequeño río dentro del parque, donde aquel día de invierno no había mucha gente circulando. Will, cabreado, le siguió con una roca en la mano y a la mínima oportunidad que vio, asegurándose de que no había nadie, le asestó un golpe con la roca en todo el cráneo que hizo que el chico se desplomara contra el suelo al instante, con una gran cantidad de sangre acumulada en la cabeza y arrastrándose por el suelo en un torpe intento de escapar de Will, que le cogió de la cabeza, se la puso en el pequeño río y se la hundió con el pie hasta que el chico terminó por ahogarse. Dejó la roca ensangrentada rápidamente en el suelo, a su lado. Al agacharse rápidamente de la muñeca derecha se le cayó una pequeña pulsera que le había regalado su madre y cuyo significado era "La felicidad". Salió corriendo, asustado, sabiendo que esto le traería grandes consecuencias, pero con la placentera sensación de matar por primera vez a una persona, y con el lamento de que le habría gustado que durara mucho más, ya que se había divertido con su temor. Llegó a su casa de noche, ya que tenía las manos cubiertas de sangre y debía lavárselas en el propio río, para lo que tuvo que emplear mucha fuerza y contundencia, ya que la sangre se habría secado en sus manos, convirtiéndose en un trabajo más duro de lo que había previsto. Una vez más, al entrar a su casa se encontró al borracho de su padre diciendo que mataría a su esposa en cuanto volviera a casa porque era una maldita puta. Will, mirándole con cara desafiante, se esperó a que el padre totalmente ebrio se quedara dormido en la cama. Entonces, el chico bajó al sótano y cogió un bate de béisbol. Estaba absolutamente seguro de lo que iba a hacer, así que subió a su cuarto con el arma en las pequeñas manos y le empezó a pegar golpes en la cabeza hasta que su propio rostro ya ni se podía reconocer, mientras él le sonreía y sentía como esa sensación se convertía en risa, y entonces le dijo: "Papá, vive esta vida lo más feliz que puedas, ya que no merece la pena estar siempre triste o en tu caso cabreado, puta escoria". Mientras tanto, se podía ver el rostro del chico inundado de felicidad contemplando cómo la vida se iba escapando de los ojos de su padre a cada segundo que pasaba. Will no paró de golpear hasta que su cabeza se quedó totalmente machacada contra la almohada, convertida en una pulpa sanguinolenta. La policía llegó con el paso del tiempo, ya que su padre tuvo tiempo de pegar un gran grito y, a consecuencia de ello, los vecinos se alarmaron e informaron a las autoridades. Will intentaba mentir siempre para no decepcionar a su madre, ya que era a la única persona que podía amar, y su objetivo era poder empezar una familia desde 0. En la mentira se dedicaba a decir que era un ladrón que entró a atracarles y que, a consecuencia de ello, su padre acabó en ese estado; pero la policía tenía demasiadas pruebas en su contra, mediante huellas en el bate de béisbol y los rumores de que el hombre maltrataba a su familia en algunas denuncias que presentaron los vecinos. Aún así, la madre obviamente le defendía y decía que no podía ser él, que Will no podría hacer nunca aquella monstruosidad. Un día por la mañana encontraron el cadáver del chico del parque. Sabiendo que "Will" era de los pocos que sufría bullying por esa persona, y por el modo en el que habían encontrado al chico (con un gran golpe en la cabeza y ahogado en un río), sumado a la roca que tenía al lado del cuerpo con las huellas de Will y la pequeña pulsera que se le había caído allí, la madre ya sabía que había sido él. No cabía duda gracias a la pulsera, por el mero hecho de que además de que era el modelo exacto, le grabó su propio nombre por la parte interior. Con toda esa información, fue al psiquiátrico donde habían internado a Will para preguntarle el por qué lo hizo. Llegó rápidamente al lado de su silla, se sentó en otra que tenía al lado y, con lágrimas en los ojos, empezó la conversación breve y seca con el chico. María: Will, ¿por qué coño has hecho esto? ¡ERA TU FAMILIA! ¡ADEMÁS DE MATAR A OTRO CHICO! ¿CÓMO HAS PODIDO HACER ESTO? Will: Mamá, no eres quién para pedirme explicaciones. Seguramente papá no me quería porque, con la cantidad de hombres con los que te has acostado, a saber siquiera si era mi padre. Aún así... Te voy a contar el hecho del placer que me ha supuesto hacer esto. Básicamente no estaba sacando una sonrisa, así que pensé que si ellos podían reírse o sonreír, yo también tengo el derecho de poder sacarme una sonrisa; supuse que esto me la sacaría y, en efecto, me ha sacado una gran sonrisa. (Decía Will mientras miraba a su madre con cara de locura y una gran sonrisa en su cara). María, con lagrimas en los ojos, salió corriendo de aquel sitio, pero Will le dijo algo antes de que se fuera. La madre se paró en seco, se quedó mirando a Will, que mantenía su grande y profunda sonrisa de locura en la cara. Will: Mamá, en esta vida hay que sacar una gran sonrisa, ese era tu lema. No es tu culpa que yo me esté convirtiendo en esto. María se fue a su casa destrozada y sin poder parar de llorar, echándose toda la culpa e intentando superar la pérdida de su marido. Se tumbó en la cama e intentó descansar, aunque le fue imposible ya que su vida se había desmoronado. Por la mañana, Will y otros chicos del centro salieron al patio a tomar un poco el fresco (obviamente con vigilancia), pero el chico, por un punto ciego que había detectado y donde las cámaras no le podían enfocar, cogió una hoz de un pequeño cobertizo en el que siempre trabajaba un pobre anciano con una gran barba. A Will le pareció divertido atarle a la silla con cinta aislante y después degollarle poco a poco, así que cogió la hoz, le asestó el golpe y se quedó mirando al hombre mientras se desangraba; el hombre le mantuvo la mirada durante todo el tiempo, ya que el chico tendría una gran sonrisa en su cara y no podía mirar hacia otra dirección nada más que a él. Will miraría al hombre hasta que su vida se fuera por completo y seguidamente salió al patio, pero una cámara le detectó; consiguió romper una parte del hierro que servía de seguridad para el cierre del centro, se metió entre medias y logró escapar mientras los guardias intentaban alcanzarle, pero ellos no podían pasar por ahí ya que el hueco era para un crío muy pequeño y menudo. El chico corriendo hacia su casa, justo al girar la calle donde residía su madre, escuchó un gran impacto, como si fuera un tiro; eso le asustó bastante, ya que creía que era la policía que le seguía con la intención de abatirle. Llegó a su casa y en la puerta llamaba sin parar para que su madre le abriese. Se fue por la parte de atrás, que siempre estaba abierto y consiguió entrar a la casa. Su madre estaba muerta en el sillón por un disparo de una Glock-17 en toda la cabeza, en sus manos residía el arma y Will supo que se había suicidado. El niño no lloró, solamente se quedó mirándola durante un par de minutos, pero a él le daba igual aunque fuera a la persona que más quería de todas. Antes de irse, cacheó a su madre por si pudiera tener algo que le sirviera, pero no encontró nada. Al irse observó que junto a su mano tenía una carta donde ponía solamente una dirección y el nombre de una persona: "James". Will en ese momento se quedó impactado y decidió rápidamente ir en su busca. Cogió la Glock - 17 que tenía su madre empuñada en la otra mano y se la metió en los pantalones. El chico sabía que seguramente le incriminarían también a él, así que antes de irse de su casa, mientras el cuerpo de su madre aún sangraba de manera profusa, puso un cubo al lado de ella para que la mayor parte cayera ahí, dejó que se llenara y a continuación metió sus manos; con ellas repletas de sangre escribió en la pared: "LA FELICIDAD ESTÁ AL TU ALCANCE, SOLAMENTE ES QUERER TENERLA DERRIBANDO TODO LO QUE HAGA FALTA O ESTÉ POR DELANTE TUYA." Se marchó lo más rápido que pudo de la casa y estuvo pensando que podía hacer para que le dejasen en paz. Empezar una nueva vida en otra ciudad era su plan, la ciudad donde podría estar seguramente su hermano James. Desde entonces quiso que nadie le llamase "Will", de modo que tomó el apellido de su madre que se suicidó; de allí surgió "Khalifa", y no le gustaría que nadie le dijese de nuevo Will así que jamás diría su nombre ante nadie. Empezaría una vida desde 0. Khalifa consiguió colarse en un barco rumbo a una nueva vida gracias a que Will asaltó a un pobre hombre, mientras iba por un callejón oscuro directo a una embarcación; le abatió con tan solo una bala en el cerebro, le cacheó y consiguió robarle un billete del barco rumbo a "Los Santos". Will no se pensaría dos veces en cogerlo para empezar en un sitio desde 0, poder buscar algo que no sabía si encontraría: tener una familia y ser feliz. Se dijo que jamás volvería a tener el miedo metido en el cuerpo para apretar el gatillo de su Glock-17, o cualquier arma que obtuviera, si a él eso le hiciese estar feliz o conseguir lo que el quiere para obtener la felicidad a su beneficio. "LA FELICIDAD EN LA PALMA DE TU MANO." MIEDOS Y ASPIRACIONES: MIEDOS: - NO TENER UNA FAMILIA DE VERDAD. - NO PODER ENCONTRAR A SU HERMANO. ASPIRACIONES: A Khalifa le encantaría tener una empresa de mercenarios o seguridad privada que se encargase de las ratas que hubiera por la ciudad, que el curro sea estable y lo más importante y lo que buscará para toda su vida será ser feliz con una familia desde 0 junto a su hermano. También le encantaría tener un coche ya que desde pequeño le hubiera enamorado tener un coche lujoso como un Mustang. Habilidades: En todo este tiempo Khalifa habría practicado con todas las armas así que sería muy habilidoso con ellas, sería un gran estafador, un buen conductor y sabría como manipular toda la gente que estuviera en su propio alrededor. Características del personaje: Will mide aproximadamente alrededor de 1,70m, sería blanco, delgado, atractivo y solo podría ver con el ojo derecho. La cicatriz en el ojo izquierdo se lo habría hecho su padre cuando era pequeño, ya que a él y a su mujer le maltrataba. Sería una persona de sangre fría y sin escrúpulos aunque a los ojos de las personas Will Khalifa será agradable y simpático. Interpretación: Pienso interpretar a mi personaje como una persona agradable y buena, pero por dentro será egoísta y manipuladora, se le irá la cabeza en algunas ocasiones ya que Khalifa está hundido en la locura, hará todo lo que pueda en su mano para conseguir en su propio beneficio la "Felicidad" absoluta.
×
×
  • Crear nuevo...