Jump to content
-- Donaciones y sistema VIP -- ×
Proyectos de Rol - ¿Tienes buenas ideas? ¡Te estamos buscando! ×
Reclutamiento 003 - SAMS (Medicos) ×

altair720230

  • Contenido

    20
  • Ingreso

  • Última visita

Información personal

  • Nombre del personaje
    Connor Butler

Visitantes recientes al perfil

2.134 visitas al perfil
  1. Nombre y apellidos: Altair Kenyon Fotocopia del ID:
  2. Su perfil del foro: https://despistaos.es/profile/30270-bkp/
  3. Nombre y Apellido: Altair Kenyon. Edad y Fecha de Nacimiento (Real): 25 agosto 1998. (21 años) Experiencia previa en roleplay: Moderador en un servidor roleplay. Nacimiento: 25 de Agosto de 1997. Chicago. Era una mañana de verano, Lucy Stillman se encontraba en el hospital junto a su marido Adam Kenyon, se encontraban en el Ann & Robert H. Lurie Children's Hospital of Chicago, Lucy estaba a punto de dar a luz. Los dos se miraron Lucy estaba muy emocionada por el bebé pero la cara de Adam no tenía esa misma expresión en su cara. Horas más tarde Lucy ya estaba lista para dar a luz junto a Adam agarrandolo de la mano deseando que el parto terminase cuanto antes. El día caía en Chicago, la tarde estaba ya por terminar, Lucy y Adam estaban ya con el bebé entre sus brazos, lo llamaron Altair. Adam se encontraba distante ante la situación, su vida cambió cuando se mudó de New Orleans hace unos años y conoció a Lucy, aunque nunca dejó atrás la vida de toxicómano que llevaba , ella era muy distinta a él, como el día y la noche, dos almas que se cruzaron para tener a ese niño. Biografía 10 meses después, Lucy Stillman y Adam Kenyon se encontraban de nuevo en el hospital junto a su hijo, pero esta vez era para algo mucho más grave, a Adam le habían diagnosticado un tumor cerebral. Lucy miraba a su bebé contenta de que estaba sano desde que nació, mientras que pensaba a la vez en Adam, lo conoció cuando vino a chicago, él le contó de dónde vino y que era un toxicómano, pero Adam tenía algo especial que hizo que Lucy se enamorase de él . Pasaron las horas, Lucy se encontraba junto con su bebé en la sala de espera, tenía una nota en las manos que le había entregado días antes Adam para que se le entregase a Altair cuando este creciese. Horas más tarde llegó un médico a la sala de espera con la cara desencajada, miró a Lucy con cara de pena y negó con la cabeza, Adam había muerto. La noticia cayó como un trueno para Lucy, ahora ella estaba sola con lo unico que tenia en el mundo, su bebé. 2 años más tarde Lucy había retomado su vida, había conocido a un policía de la ciudad llamado Desmond Smith, con el que estaba comenzando una relación sana. A los 5 años Altair y su familia tenían una vida tranquila y feliz, él iba al colegio como todo los años mientras que su padre trabaja de policía y su madre en una agencia de viajes, Altair siempre solía estar con sus tíos y no les veía demasiado. Los años pasaron, Altair tenía bastante éxito en los estudios y se especializó en la rama de informática. En casa todo era distinto, no veía a sus padres casi nunca y siempre solía estar solo en ella. Un dia lluvioso en Chicago, Altair estaba solo en su habitación cuando le dio por curiosear la casa y en un cajón se encontró con una foto, muy rara para él, no conocía a la persona que estaba con su madre. Lucy llego a casa tarde, al abrir la puerta se encontró a su hijo con la foto en las manos, Altair le miró e inmediatamente le pregunto quien era el de la foto. Su madre le miró con cara de pena y le contó la historia que tuvo con Adam y cómo se conocieron, él era su verdadero padre. Y aunque Altair se llevaba muy bien con Desmond, ya nunca pudo volver a sentir como si fuese su padre real, lo que no sabía Altair es que su Madre seguía ocultando algo más. A los 16 años, Altair seguía progresando con sus estudios, hasta que conoció a un grupo de chicos de su clase a los cuales les encantaba la conducción, se empezó a relacionar con ellos, y aun sabiendo que no eran unas buenas amistades quiso experimentar nuevas sensaciones y qué mejor forma que juntarse con ellos. Sus amigos y él pasaron mucho tiempo juntos, Arthur, John, Michael y Carl todos tenían unas vidas muy distintas, pero lo que les unió fueron los coches y eso era lo que hacían en su tiempo libre. 2 años más tarde seguía juntándose con ellos todo el tiempo que no podía estar con su familia, un dia fueron a un evento organizado de carreras ilegales, cuando llegaron allí había un montón de coches de importación. Altair se fijó en un coche en específico,un Lamborghini Huracan Negro. Altair se empezó a despreocupar por los estudios, pasó muchísimo tiempo con sus amigos, hasta que un día se enteraron de otra carrera de coches ilegales por Chicago, a Altair le entusiasmó la idea ya que a él le encantaban los coches, todos sabían que el mejor conductor del grupo era él, lo único que les faltaba era el coche. Todos sus amigos pensaron en lo mismo, robar un coche para participar en la carrera. Mientras que ellos planearon cómo hacerlo, Altair se separó un poco del grupo, sabía que esto que hacía no estaba nada bien, robar y menos cuando era hijo de un policía, aunque apenas viese a su padre, Desmond era para él un ejemplo a seguir. Instantes más tardes sus amigos ya tenían pensado qué coche robar, un Porsche 911 GT3 proveniente de un señor que habitaba en chicago cerca de la Torre Willis, también le dijeron que si llegasen a ganar la carrera el premio sería bastante grande, Altair no sabía lo que hacer ¿cuáles serían los riesgos? ¿en realidad merecía la pena? la carrera empezaba en una semana y ellos necesitaban una respuesta. Pasaron los días y Altair no supo dar una respuesta a lo del robo y a la carrera, los padres de Altair empezaron a preocuparse por sus estudios, Lucy le dijo que si algun dia necesitaba ayuda ellos siempre estarían ahí, ya que ellos notaban que él no estaba bien, pero no le quisieron dar más importancia, no estaban pasando por una buena racha, a Lucy la habían despedido de su trabajo y tenían demasiados gastos en casa y preocupaciones como para discutir sobre esas cosas. Altair quería mucho a sus padres y no quería que se preocupasen por él, quería ayudarles a salir del bache económico que estaban pasando, despues de mucho pensar al final aceptó participar en la carrera e intentar ganarla. El dia habia llegado, todos sus compañeros estaban ya preparados para ello, Arthur y John se encargarían del robo de aquel coche, Michael, Carl y Altair estaban esperando a que llegaran con el coche, pasaban las horas y todavía no aparecían, los 3 empezaron a preocuparse. Empezaron a barajar la posibilidad de que los habían pillado robando, pero justo después el Porsche rojo apareció por el callejón el que los esperaban. Cuando tenían el coche listo lo llevaron a un mecanico de confianza para que le cambiase el color a un amarillo y les cambiase de matrícula para que no llamase tanto la atención, ya que la policía buscaba un porsche rojo, con otra matrícula. Ese mismo dia a la noche, Altair cogio el coche para probarlo, el nunca tuvo un coche de esas características, pero fue como si siempre los hubiese pilotado. Ya estaba listo para la carrera del día siguiente. Al día siguiente por la noche, en la carrera, habia un monton de coches deportivos, no parecía que ninguno pudiera hacerle frente al Porsche hasta que apareció aquel Lamborghini huracan negro, fue el mismo coche que Altair vio en la otra convección, el coche de sus sueños estaba en la carrera. Altair no se podía creer lo que estaba viendo, estaba cara a cara junto al coche que más le gustaba en una carrera en la que se jugaba todo, pero ahora no habia vuelta atras,habia un monton de gente en aquel garaje y aproximadamente unos 13 competidores, todos estaban en posición cuando llegó la hora indicada. La carrera comenzó, todos los coches salieron del garaje, Altair empezó a ganar puestos rápidamente, todo parecía a ir bien, pero en un abrir y cerrar de ojos tenían a la policía de chicago justo detrás de ellos, la cosa no había hecho nada más que empeorar y nada iba a cambiar la situación, en unos instantes se posicionó el segundo, el único que faltaba era el lamborghini, al rato apareció una patrulla detrás de ellos ordenando que paresen los vehículos, cuando fueron a hacer un cambio de sentido brusco, el coche patrulla salió disparado hacia una pared y sufrió un grave accidente. Altair se dio cuenta y pensó en su padre, torció hacia una calle despistando a toda la policía que le seguía y abandonó el coche, la carrera y toda opción de ganar, aunque ya era demasiado tarde para todo. Sus amigos se cabrearon con él por lo que hizo y lo dejaron tirado, después de eso se dirigió a la parte donde el patrulla se accidentó, solo deseaba una cosa, que no fuera Desmond el del accidente, pero los deseos no le salvaron de quien estaba accidentado, efectivamente su padre estaba en una bolsa de cadáveres cuando llegó, no se podía creer lo que estaba viendo, uno de sus seres queridos estaba muerto por su culpa, Desmond murió protegiendo a la gente de chicago, de maleantes, arriesgando su vida . Al día siguiente su Madre no pudo soportar el dolor que sentía, estuvo llorando todo el dia, ella siempre decía que a Desmond le encantaba ser policía y que ojalá algun día Altair fuese como el, el siempre vivió con la culpa de lo que pasó. A sus 20 años se alistó en el ejército , durante dos años estuvo terminando sus estudios , entrenando y preparándose para algún día ser policía como su padre, cuando volvió a casa y recordó chicago sabía que no podía estar allí mucho tiempo, solo le hacía recordar aquella imagen, necesitaba nuevos aires, cuando estuvo en casa y le dijo a su madre los planes que tenía le miró orgullosa, la culpa que le comía por dentro pero jamás dijo nada a nadie. Antes de irse Lucy le dio la nota que le dio Adam hace tanto tiempo, en la nota ponía que Altair tenía una hermana 7 años mayor llamada Keira, cuando Altair vio eso se entusiasmó un montón quería conocerla pero no sabia donde buscar, cogio el primer mapa que pilló y el primer destino que escogio para empezar fue Los santos, la tierra de las oportunidades. Altair se despidió de su madre prometiéndole que sería el mejor policía de Los santos. Interpretación Altair es una persona bastante sociable con la gente, aunque se deja llevar demasiado cuando ve que algo le gusta Dado a su vida y sobre todo a su adolescencia Altair siempre protegerá a muerte a la gente que quiere y nunca volverá a permitir lo que pasó en chicago. No suele confiar en desconocidos. Le gusta mucho hablar de coches. Le encanta sentir la adrenalina cuando va montado dentro un vehículo deportivo. Aspiraciones Encontrar a su hermana. Ser policía de Los santos. Tener un Lamborghini. Miedos Volver a perder alguien por su culpa. Fallar a su sus promesas. Estar solo. Habilidades Conducción de coches deportivos. Habilidoso con las armas. Sociable.
×
×
  • Crear nuevo...