Jump to content
-- Donaciones y sistema VIP -- ×
Actualización del sistema de Invitaciones ×
POSTULACIONES ABIERTAS - San Andreas Department of Commerce ×

Melybea

Miembro con invitación
  • Contenido

    6
  • Ingreso

  • Última visita

Reputación comunidad

5

Visitantes recientes al perfil

589 visitas al perfil
  1. Su perfil es https://despistaos.es/profile/28071-drfrodorick/
  2. Nombre y apellidos: Melisa Gómez Edad y fecha de nacimiento (real): 34 años 28/03/1985 Experiencia previa roleplay: mi experiencia es ya de un año en varios servidores, Spainrp llevando desde el inicio como EMS llegando a ser el rol principal de mi personaje hasta el punto de llegar a ser jefa de EMS en la ciudad. Malviviendo donde estuve unos tres meses roleando como banda y en Nueva vida rp donde solo permanecí en la ciudad unos dos meses. Historia completa de tu personaje: Nacida en España, aunque lleva casi toda la vida en Londres, por motivos laborales de su familia se establecieron cuando ella apenas tenía unos 4 años de edad en la ciudad londinense. Su padre Adolfo es cirujano medico consagrado en su trabajo, tal abnegación que le llevaba a pasar muy poco tiempo con la familia. Su madre Matilde una psicóloga de gran fama. Tiene dos hermanos mayores los cuales siguen la guía familiar incluida ella. Es una familia de buen nivel económico. La relación que le une a sus hermanos es bastante buena ya que al ser la pequeña ejercen de hermanos mayores y siempre la tuvieron bastante mimada. Melisa tuvo una infancia medianamente feliz, siempre rodeada de lujos y comodidades, pero echaba en falta lo más importante, el cariño de sus padres. Al estar ellos tan ocupados en sus respectivos trabajos la situación en casa era más que evidente, ella y sus hermanos se criaron con niñeras y realmente pasaban muy poco tiempo en familia. Sus hermanos Alberto 8 años, Adrián 6 años y ella a sus 4 años de edad fueron educados en un colegio concertado siendo muy estrictos con ellos. Los padres inculcaron e impusieron a sus hijos la vía sanitaria para su futuro. Se dedico toda su infancia y adolescencia a estudiar muy duro a cumplir el sueño de sus padres que en un futuro ella también tuviera una carrera y la vida según ellos resuelta. Los recuerdos de una infancia llena de lujos y falta de amor hicieron en Melisa una niña estudiosa y aplicada pero algo introvertida ya que no sabía disfrutar plenamente de la vida. Siempre tuvo en su mente cumpleaños acompañada de sus dos hermanos y la respectiva niñera de turno. El afecto de sus padres era tan ausente que solo en momentos de trastadas o problemas aparecían para ponerles castigos y hacerles ver que solo se podía triunfar en la vida con estudios y buenas compañías. Cuando cumplió 10 años tuvo unas vecinas nuevas con las que se quiso relacionar tanto ella como sus hermanos y por ser de una religión distinta y raza sus padres se negaron a tal contacto. Ella nunca pensó que tuviera nada de malo relacionarse con la gente ya sea de una clase u otra. Solo cuando empezó el último curso a la edad de 17, antes de graduarse conoció a alguien distinto, diferente que la hizo ver la realidad de un modo diferente, Cristian, su compañero de clases. La compañía de Cristian, sus consejos, su conversación, provocaron en Melisa un cambio de actitud sobre todo en sus estudios. Ella comenzó a ser más distraída y a no ser tan estricta con lo enseñado, empezó a relacionarse y a salir con Cristian. En su compañía aprendió distintos modos de disfrutar, saliendo a pasear a ver mundo y hacer cosas que nunca hubiera pensado, a pesar que algunas no eran muy sanas, se puso su primer cigarro en la boca, su primer licor y pudo elegir que hacer y que no. Fueron tantas las actividades sociales, ella era feliz empezó a ver todo distinto, no le importo lo que sus padres se empeñaron en mostrarle, un camino de puro estudio y lucha por un trabajo, nunca sintió lo que era ser plenamente feliz hasta que sintió como surgían nuevas sensaciones y sentimientos en ella. Hasta tal punto que comenzó de una simple amistad con Cristian a sentirse la mujer más ilusionada del mundo. Los sentimientos de Cristian eran los mismos, sin embargo ellos sabían que tenían muchas barreras en su contra, la diferencia social entre ambos. En la fiesta de la graduación Melisa sintió que su mundo era infinitamente magnifico, Cristian le regalo un colgante y se declararon amor. Pese a todo lo ocurrido nunca imaginarían lo que podía suceder esa noche. Después de la celebración ya era bastante tarde, Melisa recibió varias llamadas de sus padres que la querían de vuelta a casa inmediatamente, para ellos era ya bastante tarde. Al llegar a casa se encontró con una gran discusión frente a sus hermanos que no la apoyaron, sus padres le prohibieron salir de casa. Aún recuerda las duras acusaciones y palabras que sonaron esa noche.... -Ese es un don nadie, no va llevarte a nada -Tu eres una mala hija, vas a perder la cabeza por un sinvergüenza. Esas palabras que le dieron fuerza para aguantar al día en que llegara a la mayoría de edad. Ya era toda una mujer y tras estar encerrada al llegar a la edad de 18 años decidió vivir su vida lejos de la estricta rutina familiar, cogió sus maletas y viajo junto a Cristian a los Estados Unidos donde comenzaría una nueva etapa. Durante los primeros años en Los Ángeles no le fue muy fácil a ambos tuvieron que vivir de varios empleos mal pagados, incluso trabajos fuera de la ley. A Melisa no le molestaba el mundo que estaba conociendo, no paro a pensar lo que podía ocurrir. Ella trabajo durante varios meses como camarera, incluso realizando en los metros pequeños conciertos, desde pequeña tomo clases y uso las enseñanzas para ganar un dinero extra. En esos momentos le venían a la memoria aquellos años en que la música fue su rincón de pensar y liberar sentimientos. No lo hacía nada mal y disfrutaba del momento, muchas personas se acercaron a escucharla, le daban dinero incluso le ofrecían trabajo en bares para tocar, todo ello le vino bien para sacar dinero. Llego su 20 cumpleaños, un día especial para Melisa, tenía tantas ganas de celebrar junto a Cristian. Preparo una tarta, de chocolate y una cena para ambos y unas amistades, una velada fantástica. Sin embargo, los amigos comenzaron a llegar a casa, los preparativos listos y Cristian no llegaba. Ella miraba ansiosa el reloj y el teléfono a la espera que la puerta del apartamento se abriera. Esa noche fue demasiado larga, no sabía qué hacer, los amigos fueron abandonando el apartamento a medida que ella se disculpaba por la ausencia de Cristian. Se encontraba tan nerviosa que fumaba un cigarrillo tras otro.... hasta que salió en su busca. Apago las luces de la cocina, dejo toda la comida sobre la mesa, se puso la chaqueta y corrió hacia la puerta dejando incluso el cigarro prendido en el cenicero sin apagar, ni cuenta se dio y temblando, con el corazón en un puño salió a buscar a Cristian. No sabía por dónde empezar, era como buscar una aguja en un pajar... pensaba que podría encontrarlo, pero ni rastro de Cristian ni de su auto. - ¿cómo diablos piensas encontrarlo en la nada? era lo único que pasaba por su cabeza, jamás acompaño a Cristian a ningún "recado" de su "trabajo ilegal" no conocía como o con quien se movía, en la mantuvo al margen. Tras varias horas buscando, volvió al apartamento, para su sorpresa, ¡la desaparición de Cristian no era lo único que le esperaba... FUEGO! Todo el vecindario fuera en la calle observando como los bomberos y la policía estaban en la zona.... el apartamento estaba en llamas. "Ese cigarro, ese puto cigarro…" destruyo el lugar donde ambos vivían y eran a su modo felices. Melisa tuvo que buscar un albergue donde pasar la noche y los días…. definitivamente nunca supo nada de Cristian. Ella presentía lo peor, que podía estar muerto, y rondaba en su cabeza ¿quién? ¿como? ¿por qué? miles de preguntas que ella misma temía responder ya que en cierto modo intuía que algo malo le había ocurrido, y que algún día obtendría respuesta alguna de ellas. En cierto modo estuvo deambulando por la ciudad de Los Ángeles durante dos años intentando volver a verle, solo obtuvo una pista sobre el ... Los Santos, es la única cosa que pudo averiguar. Imagino o pensó que quizás seguiría vivo y que estaría allí, pero ... ¿si estaba vivo, porque no me llamo? En todo momento Melisa supo que era tiempo de tomar las riendas de su vida con o sin Cristian que los dos años de espera ya eran más que suficientes y que debía salir de allí como fuera. Cogió los pocos trapos y pertenencias que tenía, los metió en una maleta y puso viaje a una ciudad nueva para ella... Los Santos, donde no solo podría esclarecer que había pasado con Cristian, sino donde ella podía iniciar una nueva vida. Ser lo que siempre soñó una mujer independiente y luchar por disfrutar de un futuro sin ataduras. Tenía claro que empezar una nueva etapa no era fácil, pero ella era una chica lista con formación médica y podía usarlo para un futuro mejor. Aspiraciones Ella trata de encontrase a sí misma y a pesar de estar sola, sentirse libre y conseguir todo lo que se proponga sin ataduras ni obligaciones. Conseguir una vida cómoda mediante su trabajo y relacionarse con las personas siendo ella y sin prejuicios. Miedos No tiene miedo a la soledad, a pesar que de pequeña fuera muy introvertida, al paso del tiempo cambio su personalidad siendo más abierta con la gente, empática y agradable. Su único temor en la vida es estar atada o encadenada a un mundo sin opinión, con prejuicios y que le dicten en cada momento que hacer como hicieron sus padres. Habilidades Es una persona dulce y amable, puede mantener conversaciones largas, le gusta escuchar y es empática con la gente. Persona abnegada se entrega al trabajo, con conocimientos médicos, siempre dispuesta a conseguir cualquier cosa y luchar hasta el final por ella.
×
×
  • Crear nuevo...