Jump to content
-- Donaciones y sistema VIP -- ×
OPOSICIONES PARA STAFF: MAS INFO AQUÍ ×

Nordes

Miembro con invitación
  • Contenido

    3
  • Ingreso

  • Última visita

Información personal

  • Nombre del personaje
    Markus Smirnov

Visitantes recientes al perfil

837 visitas al perfil
  1. https://despistaos.es/profile/26576-litodanny/
  2. Nombre y Apellido que vayas a usar ingame (Ej: Javier Pérez): Markus Smirnov Edad y fecha de nacimiento (REAL):33 años. 23/01/1987 Experiencia previa en roleplay: Llevo más de un año roleando en diferentes servidores (X6tence, Plan Maestro y SpainRp). He roleado de EMS, proyecto de banda y Policía. Historia completa de tu personaje (cómo lo interpretarás, procedencia, qué pretende ser, aspiraciones, miedos etc...): Markus Smirnov, 33 años. Gallego con ascendencia rusa, pero nunca estuvo en Rusia ni sabe el idioma. Su abuelo Luka Smirnov, importante médico en Moscú, dejó Rusia tras un desencuentro amoroso con su novia Natasha y se mudó a España, concretamente a la ciudad de A Coruña, en Galicia. Allí conoce a la que sería su mujer, Carmen, y tienen un hijo, Alexey Smirnov, el cual se hace soldado del ejército español. Este, conoce a una joven enfermera en el hospital en el que trabaja su padre, se casan y tienen un hijo, el cual nace en esa misma ciudad el 23 de Enero de 1987 y al que ponen el nombre de Markus. Desde pequeño Markus se muestra como un niño reservado, demasiado serio y frío con la gente que no conoce, heredando el carácter reservado de su abuelo y su padre. Esto le causa dificultades para abrirse a los demás y socializar, por lo que le cuesta mucho hacer amigos y siempre se rodea de pequeños grupos, confiando solo en muy pocas personas. En contraposición al carácter de su padre y su abuelo, tanto su madre como su abuela son cariñosas, alegres y especialmente protectoras con él. De ellas, Markus aprende a apreciar y a querer a las pocas personas que realmente llegan a conocerlo, siendo muy cariñoso con ellas, preocupándose e intentando protegerlas y ayudarlas a toda costa. Durante su etapa escolar, Markus resulta ser un buen estudiante pero es constantemente presionado por su abuelo y su padre, al que apenas ve por su trabajo de militar con largas misiones en el extranjero. Su padre y su abuelo siempre le exigen lo máximo y ambos le inculcan sus ideas, su disciplina e intentan presionarlo para que siga los pasos de cada uno, lo que provoca conflictos entre ellos. Markus siempre se sintió exigido y obligado a cumplir sus deseos para no sentir que los decepciona y por eso se pasaba largas horas estudiando, solo, encerrado en casa sin apenas relacionarse con los demás niños de su edad. Así fue pasando su etapa escolar, con apenas unos pocos amigos los cuales, por uno u otro motivo (cambios de colegio, de ciudad, enfados, mucho tiempo sin verse, etc) acababan dejándolo, haciendo que Markus se fuese acostumbrando poco a poco a la sensación de perder a la gente que quiere y aprecia... Salvo por eso, la etapa de primaria pasa sin mayores contratiempos, siempre sacando buenas notas, aunque nunca lo bastante buenas para su padre, el cuál siempre le exigía más y siempre encontraba algún motivo para echarle broncas. Esto, sumado al poco contacto con él, iba provocando un distanciamiento entre padre e hijo. Al pasar al Instituto las cosas seguirían siendo muy parecidas. Markus y sus padres se cambian de casa y, por lo tanto, le toca ir a un instituto nuevo con nuevos compañeros. Nuevamente su carácter reservado hace que apenas entable amistad con unos pocos compañeros y que se centre sobre todo en seguir sacando buenas notas. A partir de esta mudanza, el padre de Markus comienza a pasar todavía menos tiempo en casa, incluso cuando no estaba de servicio trabajando. Viendo como su madre empieza a perder la sonrisa y la alegría que siempre le caracterizaban, Markus se vuelve todavía más serio. La relación con su padre es cada vez más fría, al comprender que tal vez su padre les esté ocultando cosas y que ese sea el motivo de la tristeza de su madre. Esto provoca en Markus una sensación de rechazo hacia su padre, llegando incluso a desafiarlo levemente en algunas ocasiones. Esa situación le afecta en sus estudios, deja de esforzarse en estudiar, empieza a faltar a clases, conoce a unos compañeros con los cuales se dedica a irse a los bares a jugar al billar o al futbolín en vez de a clase. Con ellos tiene su primer contacto con la drogas, concretamente los porros, pues sus amigos de vez en cuando los fuman y le ofrecen, pero Markus siempre se niega a probarlos. Sus notas bajan durante esta etapa, llegando incluso a suspender exámenes por primera vez, lo cual provoca una discusión enorme y amenazas por parte de su padre, al que Markus acusa de ser el causante de todo. Tras esta discusión, su padre desaparece durante un par de años sin dar ninguna explicación. No mantiene ningún tipo de contacto con Markus ni su madre por ninguna vía. Con la rabia que le provoca el abandono por parte de su padre, vuelve a centrarse en los estudios, deseoso de poder demostrarle que sin él, con sus exigencias y amenazas, también es capaz de ser un buen estudiante y conseguir lo que se propone. Vuelve a sacar buenas notas y termina el Instituto con una nota media de sobresalientes. Durante este tiempo, el principal referente y apoyo de Markus fue su abuelo Luka, el cual consiguió inculcarle el interés por la medicina, por la salud y el cuidar de los demás. Ahí fue cuando Markus decidió ignorar a su padre y seguir los pasos de su abuelo estudiando medicina. Al acabar el instituto, con 18 años, es cuando el padre de Markus vuelve a aparecer en su vida y lo primero que le cuenta, es que tiene un hermano desde hace un mes del cual no sabía nada... su padre tenía otra mujer desde hacía tiempo y ahora tenía otro hijo. La noticia cambiaría para siempre la vida de Markus y, sobre todo, la de su madre. La que antes era alegre y habladora se vio sumida en una depresión que le duró más de un año y de la que nunca se recuperó por completo. Apenas hablaba, apenas comía, ya no sonreía y sus pensamientos eran tristes, amenazando con el suicidio en varias ocasiones. Ver a su madre así le destrozaba también por dentro a Markus y, fruto de la rabia, decide alistarse para realizar el servicio militar de forma voluntaria. Su objetivo: demostrarle a su padre, un soldado de bajo rango pese a llevar muchos años en el ejército, que a pesar de no contar con él puede seguir sus pasos y superarlo, ser mejor que él. Se entrena duramente, con la idea fija de algún día llegar más alto que su padre y poder recordarselo. Pero... al hacer esto, Markus también le está fallando a alguien. Está faltando a su palabra de estudiar medicina como le prometió a su abuelo. Durante la estancia de Markus en el ejército, su abuelo Luka enferma gravemente y, cuando todavía no habían pasado 2 años y Markus todavía tenía 19 años, un día recibe en el cuartel la noticia de que su abuelo está en la UCI a punto de morir. Le conceden un permiso y acude a verlo por última vez. En la UCI su abuelo le dice sus últimas palabras "no dejes que la rabia te guíe. Se fiel a lo que quieres y haz lo que te gusta. Se un hombre de palabra y nunca tendrás que arrepentirte de nada". Tras estas palabras, Markus se siente culpable de haberle fallado a su abuelo. Toma la decisión de acabar el servicio militar y cumplir su promesa. Una vez cumplidos los 2 años de servicio, abandona el ejército y tras superar con buena nota la Selectividad, comienza a estudiar Medicina en la Universidad de Santiago de Compostela con 20 años. Sus años en la universidad recuerdan a los del colegio: mucho estudio, poca relación con la gente. Durante ese tiempo, Markus sufre la pérdida también de su abuela, el otro apoyo feliz que le quedaba. Ya sólo le quedaba su madre, con continuas recaídas en su depresión... y un padre al que no quiere ver y un medio hermano que no conoce. Con el paso de los años en la Facultad, consigue abrirse con algunos compañeros y entablar amistad con un grupo bastante grande de gente, lo que es algo nuevo para él pues nunca antes se había sentido incluído en grupos numerosos. También se enamora alguna que otra vez, sin llegar a nada serio, unas veces correspondido, otras no, pero sin buscarlo... su objetivo principal es cumplir su promesa y ser médico, lo demás ya llegaría si así tenía que ser... Una vez acabada la carrera de Medicina, tras 5 años, a Markus le toca iniciar su residencia en un hospital de otra ciudad. Deja a su madre en A Coruña y se muda a la nueva ciudad, donde inicia su residencia y se especializa en Cirugía Cardiaca y torácica. En este hospital, sus dos mentores son los 2 subdirectores del mismo. Aprende de ellos y, al mismo tiempo, entabla una buena amistad con ambos. Los toma a ambos como ejemplos junto a su abuelo. Van pasando los años de la residencia sin demasiados contratiempos, a Markus cada vez le dejan mayor libertad y le otorgan mayores responsabilidades en el hospital. Sus 2 jefes siempre le apoyan y se muestran satisfechos con su trabajo y su progreso como médico y cirujano. Ellos son posiblemente los 2 únicos amigos de verdad que Markus tiene en esta nueva ciudad, a pesar de que su trabajo como médico le permite conocer a mucha gente, y son los únicos en los que confía plenamente. Durante estos años, Markus mantiene contacto con una familiar que reside en Argentina, una sobrina lejana por parte de su abuelo Luka. Esta chica, llamada Ivy Volkova y 8 años menor que Markus, vive sola con su padre en Argentina. Mantienen el contacto por internet hablando a diario, intercambiando consejos y apoyándose mutuamente. Markus termina la carrera y la residencia tras 5 años, con 30 años ya cumplidos. Sus jefes y amigos, contentos con su forma de trabajar y de ser, le ofrecen un puesto de trabajo en ese mismo hospital, el cual acepta. Comienza a ganarse una reputación como médico en esa ciudad, ganándose el respeto de mucha gente y acumulando una buena cantidad de dinero gracias a un buen sueldo, el cual le permitía vivir muy bien. Pero eso es todo lo que tenía en esa ciudad, dinero y trabajo, pues una vez más su carácter reservado le hacía tener pocos amigos a excepción de sus jefes. Y, una vez más, algo sucedería que estropearía las cosas... por una parte, un problema entre el gobierno de la ciudad y la dirección del hospital acaba provocando la dimisión de ambos subdirectores, y amigos de Markus, y posteriormente su partida de la ciudad. Otra vez Markus pierde a sus apoyos, a sus únicos amigos, quedándose sólo en la ciudad. El único apoyo que recibe es el de su "sobrina" Ivy a través de sus charlas por internet. El ambiente en el hospital también acaba revuelto, se trabaja en peores condiciones y empiezan a acumularse los problemas y las quejas... Cierto día Markus recibe una llamada, mientras está trabajando, de una familiar desde Coruña... su madre acababa de fallecer de forma inesperada. La noticia le deja en shock, destrozado, las malas noticias se suceden una tras otra... y no sería la última. Una vez superado el shock inicial, acude al despacho de la directora del hospital para solicitar los días de permiso para acudir a despedirse de su madre y a su funeral pero, sorprendentemente y para rabia de Markus, ésta le dice que no se puede ir, que está de camino en ambulancia un paciente importante y que tiene que ser él quien lo opere. Markus intenta explicar que no se encuentra en condiciones de operar, pero la directora sigue insistiendo y le obliga a hacerlo. Le dice que en cuanto acabe la operación puede irse de permiso. Markus acaba aceptando... y cometiendo un error. El paciente importante era el comisario de la ciudad, herido de bala durante un tiroteo en un atraco. Llega al hospital muy grave, con varias balas alojadas en el abdomen y el pecho. Markus se prepara e inicia la operación pero, con las prisas por hacerlo rápido para irse a ver a su madre, comete un error fatal... no consigue salvar la vida del comisario y toda la culpa recae sobre él, sumándose al fallecimiento de su madre y hundiendolo todavía más. Finalmente no necesita los días de permiso, pues la directora del hospital lo despide... Sintiendo que ha fracasado como médico, deja el hospital y la ciudad y acude al funeral de su madre. Una vez acabado el funeral, debe decidir qué hacer con su vida, sólo, sin amigos, sin familia... solo su sobrina lejana Ivy, ya que a su padre ni lo cuenta. Toma la decisión de irse a una nueva ciudad, en la cual se compra una casa. Se instala en ella y deja pasar el tiempo, incapaz de tomar una decisión sobre su futuro. Teme cometer un nuevo error y que le cueste la vida a alguien más. Se pasa los días encerrado en casa, solo habla con Ivy por internet... y es así como se entera que el padre de ésta también acaba de fallecer, dejándola totalmente sola y abandonada. Decide comprarse un billete en el primer vuelo a Buenos Aires e ir a buscarla. Allí se conocen por primera vez en persona y fortalecen su relación. También conoce al que más adelante sería el prometido y futuro marido de Ivy, Emiliano (o Emi), un joven cadete del cuerpo de policía argentino. Entabla una buena amistad con él y a través suya, con alguno de sus compañeros en la policía y con su hermana Melina. Tras pasar un par de semanas en Buenos Aires, Markus le propone a Ivy irse a España a vivir con él y ella acepta. Emi, ya enamorado de Ivy, al enterarse decide irse también a España junto a sus compañeros, dejando todos el cuerpo, y su hermana. Habiendo entablado una gran amistad con todos ellos y dado que vivía sólo en una casa muy grande, Markus les ofrece su hogar y los acoge, llegando a formar algo parecido a una familia. Ya que Markus era el mayor de todos y el que siempre intentaba aconsejarlos, los demás empezaron a apodarlo como "abuelo". Conviven todos en esta nueva ciudad realizando pequeños trabajos para ir ganándose la vida y conociendo a gente nueva, especialmente los más jóvenes y activos de esa nueva "familia", los cuales eran más sociables y extrovertidos, a diferencia de Markus el cual, con su carácter tan frío, se conformaba con estar con ellos y tener la sensación de ser una familia, sin necesitar a nadie más. Sintiendo que realmente son su familia, Markus les ayuda en todo lo que puede, les da dinero siempre que lo necesitan, les regala cosas, les compra coches y trata de cuidar de ellos, como hace con toda la gente que quiere. Pasado un tiempo, Emi y sus compañeros deciden opositar al Cuerpo Nacional de Policía ya que extrañaban su trabajo como agentes. A ellos también se une Melina, la hermana de Emi, interesada en la policía tras haber conocido a un par de agentes que le tiraban fichas y convencida de que podría usar eso en su beneficio. Todos acaban entrando en el cuerpo, sólo Markus se mantiene al margen, pero no puede seguir sin tener un trabajo estable... Con el recuerdo de su fracaso en su última operación todavía en su cabeza, descarta totalmente seguir trabajando de médico y, escuchando a sus amigos hablar de su trabajo de policías, recuerda su tiempo realizando el servicio militar. Finalmente toma la decisión de realizar las oposiciones para acceder al CNP. Tras superar de forma muy ajustada una dura oposición, pues el instructor de la policía (y subcomisario, como se enteraría más adelante) era muy duro y exigente, acaba accediendo también al cuerpo. Una vez en el CNP parece que las cosas por fin salen bien, todos los miembros de la "familia" trabajando juntos, patrullando juntos etc. Además, poco a poco Markus va conociendo a compañeros del cuerpo a los que puede considerar amigos y ser otra especie de "familia": un comisario bonachón de gran corazón que siempre lo animaba, un rudo Inspector cuyo sueño era comprarse un bar al Norte de la ciudad cuando se jubilase y que gracias a su buen trabajo y dedicación llegó a ser subcomisario, un joven francés que entró al cuerpo casi al mismo tiempo y al que con el paso del tiempo acabó considerando un hermano pequeño, otro joven pero veterano policía con el cual compartió muchos turnos de noche patrullando y una jovencita pero decidida y dura policía de pelo gris con la que al principio apenas hablaba, al ser los 2 de carácter serio con la gente nueva, pero que al empezar a patrullar juntos congeniaron muy bien y acabaron siendo buenos amigos. Incluso al duro y serio Subcomisario, el que le hizo el duro exámen de acceso al cuerpo, acabó cogiéndole aprecio. Parecía por fin una etapa feliz en la vida de Markus, los días pasaban entre patrullajes, atracos, detenciones pero también fiestas, diversión y buena compañía. Sin embargo los bueno tiempos, como ya era costumbre, se iban a acabar... la "familia" comenzó a deshacerse. Por una parte, Ivy se tuvo que volver a Argentina por motivos familiares al igual que Anthony, que también tuvo que dejar la ciudad repentinamente. Por otra parte, la sed de ascender a toda costa usando cualquier cosa para conseguirlo por parte de Melina llevó a una separación entre ella y los miembros de la familia. Melina buscaba estar siempre por encima de los demás, ansiaba sentirse superior y, conocedora de que para algunos de los superiores en el cuerpo era su ojito derecho, usó esto para ascender antes que los demás sin merecerlo. Esto provocó que tanto Emi como Daniel renunciasen al CNP, al sentir injusto el trato de favoritismo recibido por Melina. Daniel incluso decidió volverse a su país de origen, Colombia, para tomarse un tiempo y Emi optó por irse de vacaciones de vuelta a Argentina con Ivy. Melina, decidió seguir en la ciudad por su cuenta... Una vez más, Markus se volvía a encontrar sólo. A diferencia de sus amigos, decide mantenerse en el CNP, apoyándose en los amigos que mantiene dentro del cuerpo, ascendiendo poco a poco hasta llegar al rango de Inspector. Sin embargo, también sufre nuevas pérdidas en este tiempo... el subcomisario Rodríguez decide dejar el cuerpo y volverse a su pueblo y, por otro lado, su compañero francés Girardon toma la decisión de irse a Paris con su prometida y sus hijos recién nacidos. Durante este tiempo, Markus conoce a un pintoresco canario al que llama Wayo, el cual le ayuda a sobrellevar la soledad. Es una persona totalmente opuesta a Markus, es extrovertido, simpático, alegre, siempre vacilando y bromeando... y quizás por eso, por ser todo lo que Markus no es, se hacen muy buenos amigos. Markus le ayuda en sus comienzos en la ciudad y con el paso del tiempo acaban siendo como hermanos, pasando tiempo con él siempre que no está de servicio etc. Además, hay otra persona especial en la vida de Markus en esta ciudad. Es aquí donde Markus se enamora de verdad de una chica por primera vez, por primera vez siente que su vida no está completa salvo cuando está con ella... pero ese amor termina de forma abrupta por diferentes motivos... Cierto día, Wayo le deja un mensaje a Markus despidiéndose en el cuál le dice "hermano, me diste la vida cuando llegué a esta ciudad pero mi estancia aquí se acabó. La gente que gobierna esta ciudad es una mierda, me largo a un lugar mejor. Si algún día decides cambiar de aires, ven a Los Santos y búscame". Markus lee el mensaje apenado, pues otra persona que quiere se va, y le responde con otro mensaje "Ha sido un honor poder conocerte y poder llegar a llamarte hermano. Eres grande. Algún día nos veremos en Los Santos, te lo prometo" Lamentablemente no es lo único que va mal... la situación en el CNP va empeorando, mucha gente se va, mucha gente llega nueva, algunos aguantan la presión, otros no y lo dejan... la sensación de que el cuerpo es una familia se va perdiendo, desde el gobierno de la ciudad se trasladan quejas, órdenes y normas nuevas sin sentido hacia la policía, se producen cambios en los altos cargos sin explicación, se degrada a otros agentes... a consecuencia de esto, varios de los agentes veteranos, incluido Markus, deciden abandonar el CNP. Se pasa los siguientes días en casa, sólo, pensando que hacer con su vida ahora... hasta que vuelve a leer el último mensaje de Wayo. Toma la decisión de irse a Los Santos e inmediatamente compra el billete de avión. Le escribe un último mensaje a Ivy y Emi en el que les dice "Igual que hicisteis vosotros, dejé el CNP y ya no me queda nada en esta ciudad. He tomado la decisión de irme a Los Santos, espero poder encontrarme a Wayo allí. Si en algún momento decidís volver a dejar Argentina, allí os esperaremos". Markus prepara sus maletas y toma el vuelo a Los Santos sin saber lo que esa ciudad le deparará... Cualquier cosa que quieras añadir (Opcional): -Carácter: Es una persona seria y fría con la gente que no conoce, irónico y sarcástico. Cuando conoce a alguien y entabla amistad, es una personal leal, tranquila y protectora, siempre dispuesto a ayudar en todo lo que le pidan. -Miedos: a pesar de estar acostumbrado a la soledad, quedarse sólo es justamente su mayor miedo. Tiene miedo a no encajar en la nueva ciudad, no conseguir sus objetivos (un trabajo y una "familia" estable) y fracasar . -Aspiraciones: llega a la ciudad con la idea de encontrar a su viejo amigo Wayota. Desea encontrar por fin una ciudad en la que establecerse de forma permanente, crear una auténtica familia con amigos que sean para siempre. Tras su experiencia anterior como Médico y Policía en otras ciudades, llega a Los Santos con la incertidumbre si volver a intentarlo en alguno de esos trabajos o intentar algo nuevo. No se cierra a encontrar pareja, pero tampoco es lo que busca de manera prioritaria.
×
×
  • Crear nuevo...