Jump to content
-- Donaciones y sistema VIP -- ×
Actualización del sistema de Invitaciones ×
POSTULACIONES ABIERTAS - San Andreas Department of Commerce ×

DrFrodorick

  • Contenido

    29
  • Ingreso

  • Última visita

Reputación comunidad

53

Información personal

  • Nombre del personaje
    DeMarcus Jordan

Visitantes recientes al perfil

801 visitas al perfil
  1. Nombre y apellidos: Mattew Johnson Fotocopia del ID:
  2. Este es su perfil en el foro https://despistaos.es/profile/18851-theparrajr/
  3. Nombre y apellidos: Francisco Matamoros de los Cabos Edad y fecha de nacimiento (real): 14/05/1995 Experiencia previa roleplay: un año en el mismo servidor de rol play SpainRP Datos de sus familiares: -Padre de Francisco: Mauricio Matamoros Hernández, conocido afilador de cuchillos del barrio de Carabanchel en Madrid. No tiene estudios mas que la escolarización obligatoria y la mili en Ceuta. -Madre de Francisco: María Teresa de los Cabos Fernández, ama de casa, acérrima cristiana y devota del cristianismo. Historia completa de tu personaje: Francisco nace en una familia normal y corriente del barrio de Carabanchel alto en Madrid, en el año 1965, rechoncho por naturaleza como decía su abuela, le cuesta entender las cosas que le dicen a veces y eso le lleva a comer más de un coscorrón de su profesor de matemáticas. Con cinco años le apasiona comer pegamento y meter los dedos en los enchufes, su profesora de jardín de infancia le dice a su madre que no tiene pinta de que vaya a llegar muy lejos en la vida. A Francisco le apasiona pensar en las musarañas, cada dos por tres está en babia pensando en cualquier tontería que se le pueda pasar por la cabeza y sobre todo en su bocadillo de chorizo. Durante este tiempo en la escuela hace bastantes amigos, los cuales recuerdan a una mezcla de la serie de la época ‘’Verano azul’’ (él era el piraña por supuesto). Los amigos de Francisco no son nada del otro mundo al igual que él, pasan los días en el parque leyendo revistas y cambiando cromos de la época; sueñan con llegar a la luna como los norteamericanos pero lo que más lejos que van a llegar es a la vuelta de la esquina del barrio y a veces la gente teme que ni eso. Una tarde de verano bochornoso, de los que se te pega la camiseta de naranjito al pecho y pesa como un jersey de lana mojada los amigos de Francisco y él se pusieron a jugar al fútbol en el descampado de al lado de casa. En cierto momento se puso a diluviar como si de un monzón se tratase, caían rayos por doquier y decidieron irse a sus casa corriendo, en lo que Francisco prefirió irse también pero no sin antes ir pegándole patadas a una lata de los montones de chatarra que había por el descampado, por lo que ocurrió lo que todos esperaban, que le cayese un rayo encima. Lo fulminó como los coscorrones que le daba su profesor de matemáticas en quinto de primaria cuando no se sabía la tabla del ocho. Despertó a los pocos días en el hospital desorientado y pidiendo un bocadillo de chorizo. Todos creían que era un milagro y su madre le daba las gracias a la Virgen y a Dios por tal acto pero la única escéptica era su abuela la que no paraba de mascullar entre los dientes ‘’este niño se ha salvado por lo gordo que está’’. Este ‘’milagro’’ de la naturaleza le lleva a hacerse un poquito más cortito de lo que ya era y a temer más que al mismo demonio la lluvia. Francisco adoptaría una fobia terrible a la lluvia. Francisco consigue aprobar la escuela y llegar a EGB donde sigue con sus idas y venidas en la cabeza, pero esta vez no se lo van a permitir. Su padre viendo que su hijo era mas corto que los vestidos de las Suecas en las películas de Alfredo Landa decide meterlo en un colegio de curas para ver si así por lo menos lo deja colocado para siempre.-‘’No vas a tener esa suerte’’, le decía su abuela al padre de Francisco. Francisco pasa los días en el colegio de dominicos haciendo que estudia pero entre página y página piensa que quiere llegar a ser algo en la vida, como Superman en sus tebeos. No se sabía ni el Padre Nuestro pero la hora de comer y cenar, al dedillo. Los curas no podían con él, no por rebelde como la mayoría de los jóvenes que iban allí, si no por lo cortico que era. Un día el padre superior le preguntó a Francisco que qué quería ser en la vida, si estaba dispuesto a aceptar el camino de Dios y Jesucristo, a lo que Francisco respondió: ‘’Yo lo único que quiero es mi bocadillo de chorizo’’. Con esta respuesta ya estaba más que claro que Francisco era más simple que una patata. Francisco cumple sus 18 años y finaliza su internamiento en el colegio de dominicos en el cual saca el graduado en EGB. Al poco le llega la carta para cumplir su deber con el país y hacer la ‘’mili’’. Nadie en la familia le pone pegas ya que todos la han hecho y creen que es algo bueno que se acuerden de un cortito como es Francisco y así lo preparen para la vida que se le viene encima, su abuela sigue mascullando la misma frase ‘’No vais a tener esa suerte con este crio’’. Realiza en Ceuta su destino de la ‘’mili’’ al igual que su padre y es allí a donde conoce a su mujer Pilar, la que sería en un futuro no muy lejano su mujer y madre de sus dos hijos, no muy lejano porque a los nueve meses vino el penalti y tuvo que casarse con ella como manda la tradición española. En el ejército conoce a varios de los que serian sus amigos en la edad adulta, como es, Víctor ‘’el calvo’’; le llamaban así porque un día toqueteando con un mechero fua a encender un cigarro y salió tal llamarada del encendedor que le quemó todas las cejas. Durante su año en la mili pasa la peor época a lo que ejercicio físico se refiere. Todos los días pateada de 10km ida y vuelta al cuartel, instrucción con el Cetme y ejercicio en la pista americana. Francisco no llega a superar ninguna de las marcas establecidas para el aprobado ya que su buena barriga cervecera se lo impide y eso a él le frustra. Pero no le hace mejorar si no llegar a odiar de una manera sobrehumana el correr, casi al mismo nivel que odia la lluvia. Finaliza su año en la mili, jura bandera, pero, ¿y ahora qué? Pues simple, su amigo Víctor le dice que hay 2 plazas libres en la legión de Ceuta, que por que no se enrolan y así no tienen que buscar más curro. Francisco se lo piensa dos minutos y dice: ‘’Que cojones por qué no’’. Pasan los días en la cantina bebiendo cerveza y comiendo bocatas qué… aunque no sea sorpresa, son de chorizo. Francisco está feliz, un curro que no le pide mucho para sus capacidades. Con Pilar aunque parezca increíble vive sus mejores años. Su primer hijo, llamado Francisco también como su padre, resulta a todas luces un chico normal, incluso más inteligente que su padre. Entre cervezas y bocadillos de chorizo en la cantina nuestro queridísimo Francisco pasa a ser conocido como ‘’Paco’’. Para Paco los días pasan amenos y tranquilos con sus colegas así que llegan a pasar siete años. La cosa está tranquila, el niño va a la escuela y las aprueba todas con sobresalientes, Paco no se lo cree aún. En una noche de aniversario en las que Paco lo daba todo con su mujer Pilar llega otro penalti pero esta vez en forma de niña. Todo ha cambiado para Paco, lloros por las noches, comprar pañales, potitos, paseos por el parque a altas horas para dormir a la niña y que el capitán no le arranque la cabeza por despertar a todo el cuartel. Ya son dos niños y esto le hace pensar a Paco aunque sea por un momento en su vida. Con el sueldo de cabo en la legión no les llega para fin de mes, así que Paco decide enchufarse en la Guardia Civil ya que tiene muchos puntos por antigüedad y aún en esos tiempos no pedían más que la escolarización del recluta para asegurarse que sabía leer y escribir. Francisco consigue entrar en Jaén y ahí si que le hacen sudar la grasa que tiene en la barriga cervecera que tiene. Su familia se queda en Ceuta en casa de su suegra mientras él se saca el curso hasta la jura de bandera un año después. Saca la plaza en un pueblucho de Málaga y consigue traer a su familia con él a la casa cuartel del pueblo. Aquí, llegados a este punto de la vida Paco ya creía que lo había vivido todo pero no fue así, llegaron los JJOO de Barcelona ’92, el Estado destinó muchos efectivos de la Policía Nacional y Guardia Civil para asegurar la correcta función de los juegos. En esta sutil situación al cuartel de Paco le toca el destino de Barcelona para ir ‘’un par de semanas’’ y así suplir los cambios y bajas de los efectivos ya destinados en la ciudad condal. Paco nunca había viajado tanto y menos aún en avión, todo eso para él era nuevo, como cuando compraron un televisor nuevo y se veía a color, no se lo podía creer que un trasto de metal tan grande fuese capaz a subir tan alto. Paco aprovechó la oportunidad para llevarse al crío con él y que así el niño viese mundo, que gran fallo por su parte sacar a un niño tan joven a las calles tan modernas de aquella época. Llamémoslo destino o coincidencia pero a Paco le toco la supervisión y escolta del famosísimo cantante Fredy Mercury el día que le tocaba cantar con Monserrat en los JJOO. Paco, echándole cara y morro a la española consiguió colar al niño entre bambalinas para sacarle una foto con el cantante y un autógrafo; que bagaje del destino, esta suerte se le iba a poner en contra en un futuro no muy lejano… Finalizan los JJOO y Paco se vuelve a casa con el crío a seguir viviendo su vida normal pero salta a la vista que el niño ya no es igual, ya no juega al fútbol ni le interesa ver los partidos del Rayo con su padre, ahora se pasa los días leyendo la revista de moda para adolescentes BRAVO, todo este asunto le da que pensar a nuestro querido amigo Paco. Él piensa que el niño ha pillado alguna cosa mala en Barcelona y se lo lleva a un médico especialista en el 2005, quiere saber si es mortal lo que sufre el chaval. El médico le indica a Paco que su hijo es un joven completamente sano pero a solas con Paco le indica que el chaval está desviado, Paco no entiende lo que es eso de desviado, se lo comenta su mujer y esta a la suegra de Paco, la cual achaca todos los males de la familia al mismo Paco.- ‘’El tonto de tu marido no para de traer males y chorizos a esta casa’’. Paco se siente frustrado ya que con el paso del tiempo va entendiendo que es eso de ‘’desviado’’ y reposa todas sus esperanzas en la Lotería Nacional y en su hija Erundina. Erundina es una niña normal, más normal incluso que su hermano Francisco y su padre Paco, juega con sus amigas por las tardes, lee las revistas que le presta su hermano y llora por tener un ordenador nuevo para no tener que ir a los cibercafes del pueblo. Paco pasa por el aro y les compra un ordenador teniendo que hacer horas extras. Otro fallo que a Paco le iba a salir bien caro en un futuro. La niña descubre el gran mundo del internet, ese gran mar aún por descubrir pero que con YouTube iba a ser coser y cantar. Paco llegaba a casa después de una larga jornada de trabajo en las carreteras secundarias del pueblo haciendo sus funciones de agente de tráfico. Llegaba a casa y hacía lo mismo de siempre, besar a su mujer Pilar, coger su bocadillo de chorizo e ir a la habitación de su hija para saber que tal le ha ido el día. Paco abrió la puerta y saludó a su hija mientras le metía un bocado a su bocadillo: -Hola Erundina. ¿Qué tal el día? -Ya no me llamo Erundina papá, me llamo Nami, como la amiga de Luffy en One Piece. A Paco se le cayó incluso el bocadillo de chorizo al suelo, todo se le derrumbaba. El niño desviado, la niña otaka u otaku o como coño dijese ella que se hacia llamar y para colmo de males ahora su mujer quería inscribirlo en una de esas clases de ejercicio que te suben a una bicicleta que no se mueve para delante y te hacen sudar, tocate los cojones y encima te cobran por hacerte sufrir. Paco solo repetía una cosa en su cabeza ‘’vacaciones, vacaciones, vacaciones… hostias que hambre tengo…. Vacaciones….’’. Paco se armó de valor, hizo en una mochila una especie de maleta, cogió sus boletos de la lotería y una bolsa repleta de chorizos y se echó a la calle sin rumbo fijo, solamente esperando que en algún lugar, pudiese llegar a ser ese Superman que siempre soñó. Miedos- La lluvia y correr Hobbies- comer bocadillos de chorizo y pensar en sus cosas estupidas Interpretación del Personaje- hombre bonachón, rechoncho que intente caerle bien a la gente pero siempre intentando a la vez sacarlos un poco de quicio con lo tonto que es
×
×
  • Crear nuevo...