Jump to content
-- Donaciones y sistema VIP -- ×
Actualización del sistema de Invitaciones ×
POSTULACIONES ABIERTAS - San Andreas Department of Commerce ×

ProngeR

Miembro con invitación
  • Contenido

    12
  • Ingreso

  • Última visita

Reputación comunidad

5

7 Seguidores

Información personal

  • Nombre del personaje
    Mikel Pérez

Visitantes recientes al perfil

1.836 visitas al perfil
  1. Nombre y Apellido que vayas a usar ingame (Ej: Javier Pérez): Mikel Pérez Edad y fecha de nacimiento (REAL): 20 años, 19/01/2000 Experiencia previa en roleplay: Bastantes años llevo roleando, tantos que ni recuerdo, vengo del MTA y SAMP. Historia completa de tu personaje (cómo lo interpretarás, procedencia, qué pretende ser, aspiraciones, miedos etc...): Mikel Pérez nacido el 19/01/1998, así le pusieron el nombre sus padres, su padre Julián Pérez científico y su madre Maria Castaño profesora de educación infantil procedentes de España decidieron mudarse a Los Santos, unos meses después de haberse mudado a la ciudad decidieron tener a Mikel en Ronald Reagan UCLA Medical Center. Mikel creció rodeado de libros científicos, tablas periódicas, documentales sobre la ciencia, y sobre todo vivir con mucho lujo a costa del trabajo de su padre y madre. De niño Mikel habría sido criado en la educación y clase con la que merecía ser un hijo de un importante científico como su padre, haciendo valer el apellido que tenía y sabiendo cómo tratar a la gente que los rodeaban. Poco a poco las costumbres de maltrato por parte de su madre empezaron a verse reflejadas también con la niñera que le cuidaba en la guardería.Mikel permaneció siendo el popular de la escuela durante su niñez, aunque más adelante cuando creció su popularidad disminuyó a causa de los problemas familiares, cosa que él no amaba. Veía a su padre yendo a trabajar los fines de semana y, a veces, el mes entero trabajando por los proyectos que tenía. Rara vez viajaba con Julián ya que siempre que lo hacían era por trabajo. A los cuatro años su padre se vio obligado a mudarse a Nueva York para la investigación del virus SARS, dejando a su hijo y su esposa durante un año, María por su parte sabía poco de Inglés pero se apañó para sacar su familia adelante con el Español, por parte de Mikel tuvo una niñez bastante normal ya que no era consciente de lo ocurrido y que tendría que lidiar sin su padre, desde pequeño mandaban a Mikel a colegios privados, haciendo que la necesidad de tener una paternidad a su lado durante su niñez fuera importante y por ello que se refleje en su forma de ser, una de esas fue que no socializaba, pasó un año sin su padre mientras crecía, el sentimiento paterno no existía cuando empezó a ser consciente de lo que ocurría en su familia, al volver a casa después de un largo tiempo las cosas no fueron igual que antes, el padre se pasaba más tiempo en el trabajo, aficionado con la ciencia, buscando curas a posibles enfermedades, investigando y llevando a cabo proyectos que jamás supo la familia. Entre los años siete y ocho años de Mikel, el padre se aficionó demasiado con la investigación y al testeo de nuevos viruses, al punto de que los testeaba en otra residencia que había comprado, Mikel en cambio le comenzó a afectar la falta de atención y cariño por parte de su padre, sacaba malas notas, tenía clases extraescolares a las que no le gustaba ir, la madre le obligaba a ir y cada vez que suspendía le cantaba las cuarenta, por parte del padre no hay mucho más que decir, pasaba de todo, excepto de sus investigaciones o cualquier cosa que tuviera que ver con su trabajo.Volviendo de la escuela acompañado de su amigo decidieron ponerse a jugar al fútbol en en su jardín, uno de sus vecinos propietario de un Rolls-Royce Sweptail con mala leche se dirigía a su vehículo, en aquel momento Mikel por un despiste chutó el balón muy fuerte, aquel chute se dirigió al vehículo rompiendo el retrovisor, el propietario de aquel Rolls-Royce Sweptail se dirigió rápidamente hacia Mikel para echarle la bronca de la historia, aquella persona estaba muy cabreada de verdad y decidió agredir a Mikel con un puño, su amigo se interpuso en medio para detener la agresión, fue en vano y se llevó el golpe que le llevaría a la dislocación de su mandíbula. En aquel momento la madre vio lo sucedido por la ventana y salió a defender a los críos, después de una buena revuelta entre el propietario, Maria y la madre de su amigo Mikel, nunca más sería lo mismo, el único que tenía Mikel se fue, la única persona con la que socializaba ya no estaba con Mikel, aquello influyó demasiado, estrés, broncas con la madre, antisocial, extraescolares, el padre por ahí sin hacer caso, desde aquel momento su mayor miedo fue quedarse solo tal y como le pasó con su amigo, después de unos días la madre le intentaría animar comprando regalos, animando a ir a ver a Julián, incluso le ofreció tener una mascota, pero todo fue en vano, él quería volver a ver a su amigo. Una semana después de aquella pelea Mikel dejó de ver a su amigo en clase, se preguntaba el por qué ya no estaba, en casa preguntaba a su madre si podían ir a verlo, insistió e insistió hasta que un día cedió María, se dirigieron a la residencia de su amigo en Sunset Boulevard, tardaron unos veinte minutos en llegar en su coche, Mikel en la parte trasera del vehículo no era capaz de ver el exterior, su madre con un tono preocupante decidió comentarle que su amigo no estaba, en la entrada del jardín estaba la venta de la residencia, Mikel no se lo creía y que jamás pensó que su amigo se iría sin decir nada, ese amigo en el que confiaba, el amigo que quiso defenderlo, aquel que dio la cara por el tantas veces en los peores momentos, era como un hermano, aquel momento quedaría marcado en su vida. Con tal solo ocho años, dos años después de haber ingresado en la educación infantil Mikel seguía siendo un chico tímido y antisocial, un día en el que volvían a clase de hacer una coreografía, en donde se tenían que vestir de zombis con diferente vestimenta y calzado, Mikel decidió ir al baño y así aprovechar para cambiarse la vestimenta, evidentemente toda la ropa individual y calzado se dejaron en clase, por lo tanto cogió la vestimenta para cambiar y el calzado se lo cambiaría en clase, total, que cuando se acercaba a la puerta de clase, Mikel escuchó a su profesora medio inútil y que estaba algo tocada de la cabeza preguntar de quién eran esas zapatillas, nadie respondió a aquella pregunta, al ir entrando a clase vio cómo su profesora lanzaba las zapatillas por la ventana ante el silencio de su clase, Mikel no podía creer lo que estaba viendo, tras una larga discusión con la profesora consiguió recuperar las zapatillas gracias al conserje, aquella acción fue una humillación para Mikel, lo sucedido se expandió por todo el colegio, cada vez que veía a Mikel le comentaban lo sucedido y se reían, otro momento más de su vida que jamás olvidaría. A los doce años terminaría la primaria y comenzaría la secundaria, el pasado sobre las zapatillas dejaría de importarle al fin ya que nadie conocía su pasado, nadie podría burlarse de él, aunque con la negativa de que comenzó a sacar malas notas en la secundaria, al no socializar con sus compañeros para preguntar sobre apuntes, o cuando empezaban a preguntarle sobre su pasado se ponía muy nervioso y no sabía qué decir, él no quería contar su pasado, pero sus compañeros de clase le insistían una y otra vez, Mikel no pudo más con la presión y dejó de ir a clase durante un tiempo, hasta que se presentó en su casa una compañera de clase, quería saber qué le pasaba a Mikel, aquella visita impresionó a Maria ya que desde hace años nadie visitaba a Mikel, por ello le invitó a quedarse para cenar y hablar las cosas, tras ir diariamente al domicilio para saber qué le pasaba decidió contárselo a su amiga, confió en ella, no debió hacerlo. El lunes siguiente cuando por una vez fue al instituto feliz, la gente comenzó a reírse cada vez que le veía, él no comprendía qué pasaba hasta que se acercó uno a comentarle lo sucedido sobre su pasado, ahí fue el momento en el que comprendió en que no podía confiar en nadie, salió corriendo del instituto dirigiéndose a su casa para pedir a su madre que le cambiara de instituto, tras dos semanas insistiendo consiguió dar las clases en su propio domicilio, aquella errónea confesión fue el principio de lo que le ocurriría más adelante. A sus catorce años, cuando su padre se fue de viaje a Boston para testear ciertas vacunas con las ratas de laboratorio, Mikel comenzó a interesarse qué era lo que le fascinaba a su padre, qué motivo había para que se quedara horas y horas en su segunda residencia, al volver de la escuela se escapaba de casa unas horas con la excusa de que salía a jugar con los amigos, en esas horas leía las notas que escribía su padre, los libros que tenía sobre la mesa, esquemas, la tabla periódica, día a día echaba un ojo a cada cosa buscando una razón, diariamente rebuscaba en los cajones, archivos que no entendía perfectamente, tochos y tochos de papeles del año catapún, hasta que la encontró en un informe que tenía guardado el padre en un cajón, en el informe detallaba toda la información sobre el cáncer que padecía su padre, la procedencia de ese cáncer se debía a la exposición con varios viruses con los que estuvo en el pasado, en aquel momento Mikel se quedó en shock, dejó de comer de un día para otro, su estado físico y mental se iban deteriorando diariamente, le ingresaron en el hospital en el que casualmente nació, paradojas de la vida, pensó que en el hospital en el que nació también moriría, tras pasarse dos semanas ingresado en el hospital y un psicólogo que iba a visitarlo diariamente decidió confesar el motivo del por qué está así, una vez confesado lo sucedido la madre pasó por una depresión al saber que su marido tenía cáncer y que no quiso contarlo a su familia, fue un golpe muy duro para todos, después de estar un mes en el hospital decidieron darle de alta a Mikel, medicado hasta las trancas saliendo del hospital en silla de ruedas ya que no podía ni andar, la madre que se preocupaba por su hijo decidió pagar todos los gastos para que llevaran a su hijo a una clínica y tener las 24/7 un psicólogo, en el camino a la clínica especializada en un cruce ocurrió lo inesperado, la ambulancia en el que llevaban a Mikel se detuvo en medio del cruce, desgraciadamente la ambulancia no podía moverse ni para adelante ni para atrás, cuando los semáforos se pusieron en verde para los demás coches se comenzaron a escuchar sirenas, el atasco de la ambulancia seguía impidiendo el paso a los demás vehículos, a medida que pasaban los segundos las sirenas se escucharían más fuertes, y sí, era una persecución a un vehículo pesado que acababan de robar, la policía advirtió por el megáfono a los conductores, para la ambulancia ya era tarde, se acercaba el vehículo pesado en el que arrollaría a Mikel. Los delincuentes de aquel accidente fueron sentenciados a cadena perpetua, obligados a trabajos forzados el resto de sus vidas. Mikel quedó en coma, un brazo roto y el hombro dislocado, la ambulancia quedó completamente volcada, su conductor murió por el choque, el copiloto gravemente herido ingresó junto con Mikel en la misma habitación. A sus dieciséis años seguía ingresado por el coma, no podía abrir los ojos pero escuchaba y sentía todo lo que le rodeaba, recordó el día en el que el copiloto se recuperó y se despidió de Mikel con unas flores, un mensaje deseándole lo mejor en caso de que despertara, para Mikel era un sufrimiento escuchar y sentir todo lo de alrededor sin poder reaccionar a ello, su madre dejó de ir a visitarlo mientras pasaban los meses, perdiendo la esperanza de que volviera a ser el mismo. Faltaban apenas tres días para su cumpleaños y apareció su padre por primera vez, llorando a su lado, pidiendo perdón y suplicando que volviera, mientras estaba en coma el padre comenzó a visitarlo diariamente y contarle sus experiencias, como le fueron las cosas sus días para así hacerlo más ameno, el día de su cumpleaños su padre le regaló su libro favorito sobre la ciencia, una foto de cuando estuvieron en la playa y un diario que escribía su padre sobre sus investigaciones. A sus dieciocho años el padre llegó con malas noticias diciendo que se iban a divorciar, la clínica recomendó a su padre llevarse a Mikel a su casa para dejar la cama libre, los gastos se elevaban y los ingresos se disminuían y la moral del padre disminuía diariamente al ver que sus esfuerzos no daban frutos, Mikel diariamente intentaba aun que fuera mover un dedo, abrir un ojo, lo que fuera con tal de demostrar que seguía ahí con su padre, dos semanas después el padre le confesó a Mikel que a lo mejor se suicidaría, perdió totalmente la esperanza de que su hijo se recuperase del coma, en aquel momento Mikel con todas sus fuerzas intentó abrir un ojo, mover un dedo, todo aquello fue en vano, exceptuando algo que no quería hacer, su expresión facial delató lo que sentía en aquel momento, comenzó a llorar y su padre al ver eso no creyó lo que veía, su esperanza volvió de nuevo, la vida le sonreía, sentía que la vida volvía a darle un regalo, y ese regalo era Mikel. Cada semana que pasaba Mikel recuperaba la movilidad de su cuerpo, no comenzó a andar hasta que pasaron dos meses, poco a poco iba recuperándose, no olvidaba las historias que le contaba su padre cuando estaba en coma, comenzaron a hablar de muchísimas cosas que no hablaron en su momento. A sus veinte años, tras superar el coma completamente ingresó en la universidad científica en la que su padre tenía enchufe, quería ser como su padre, seguir sus pasos, ser alguien en la vida. Su padre dejó a Mikel a cargo de todas sus propiedades ya que tenía que mudarse nuevamente por trabajo a Nueva York, ésta vez por el COVID-19, todo el mundo sabrá lo que es, mientras volvía de la universidad vinieron dos personas con carta certificada del gobierno, le dieron un informe detallado por gobierno en el que decía que Julián estaba grave por el COVID-19, fue infectado por un paciente, y que probablemente no lo superaría, en aquel momento Mikel decidió comprar el primer billete hacia Nueva York para visitarlo, como cualquier hijo decidió quedarse día a día con él, tal y como lo hizo su padre cuando Mikel estaba en coma, tras una semana ingresado, el padre de Mikel fallece por el COVID-19 y junto a su cáncer fue imposible salvarlo. En aquel momento se quedó completamente solo, le recordó el día en el que leyó el informe de su padre con cáncer, no quería volver a ese pasado que ya se desprendió de él, prometió a su padre ya difunto que seguiría sus pasos, jamás le olvidaría y que relataría toda su historia en un libro en el que el protagonista fuese su padre titulado “Gracias por ser la razón que me hace sonreír”. Aspiraciones: Mikel aspira a ser como su padre, devolverle todo lo que le dio cuando estaba en coma, agradecerle cada historia, experiencia y ayudar a la gente que más necesita, siempre y cuando no le traicionen. Psicología: Mikel presenta una capacidad intelectual dentro del promedio pero no hace uso de sus potencialidades, por lo que su rendimiento escolar y laboral no es adecuado. Mikel es un chico inestable emocionalmente, predomina en un tipo de sistema nervioso fuerte desequilibrado por lo que manifiesta agresividad e impulsividad en su comportamiento, posee baja autoestima y baja tolerancia a la frustración, con falta de espontaneidad de sus emociones manifiesta sentimientos de inconformidad y resentimiento con sus padres. Sus relaciones interpersonales se han visto afectados a consecuencia de los problemas familiares, frecuentemente tiene problemas para obedecer reglas y órdenes. Miedos: Miedo a ser abandonado, no aspirar a lo que fue su padre, fracasar en la vida, ser traicionado nuevamente. Interpretación: Mikel será un hombre de recursos medio/bajo, del cual intentará no desprenderse de su pasado y tener siempre en la mente a su padre, dependerá también de todo lo que suceda en el rol y siempre teniendo en cuenta su pasado. Desconfiado con todo el mundo, para el le será muy difícil confiar en alguien de verdad trás los errores de su pasado Gustos: Música, motos y coches, investigar, estar con los amigos y leer.
  2. Nombre y Apellido que vayas a usar ingame (Ej: Javier Pérez): Mikel Pérez Edad y fecha de nacimiento (REAL): 20 años, 19/01/2000 Experiencia previa en roleplay: Bastantes años llevo roleando, tantos que ni recuerdo, vengo del MTA y SAMP. Historia completa de tu personaje (cómo lo interpretarás, procedencia, qué pretende ser, aspiraciones, miedos etc...): Mikel Perez nacido el 19/01/1998, así le pusieron el nombre sus padres, su padre Julián Pérez científico y su madre Maria Castaño profesora de educación infantil procedentes de España decidieron mudarse a Los Santos, unos meses después de haberse mudado a la ciudad decidieron tener a Mikel en Ronald Reagan UCLA Medical Center. Mikel creció rodeado de libros científicos, tablas periódicas, documentales sobre la ciencia, y sobre todo vivir con mucho lujo a costa del trabajo de su padre y madre. A los cuatro años su padre se vio obligado a mudarse a Nueva York para la investigación del virus SARS, dejando a su hijo y su esposa durante un año, Maria por su parte sabía poco de Inglés pero se apañó para sacar su familia adelante con el Español, por parte de Mikel tuvo una niñez bastante normal ya que no era consciente de lo ocurrido y que tendría que lidiar sin su padre, desde pequeño mandaban a Mikel a colegios privados, haciendo que la necesidad de tener una paternidad a su lado durante su niñez fuera importante y por ello que se refleje en su forma de ser, una de esas fue que no socializaba, pasó un año sin su padre mientras crecía, el sentimiento paterno no existía cuando empezó a ser consciente de lo que ocurría en su familia, al volver a casa después de un largo tiempo las cosas no fueron igual que antes, el padre se pasaba más tiempo en el trabajo, aficionado con la ciencia, buscando curas a posibles enfermedades, investigando y llevando a cabo proyectos que jamás supo la familia. Entre los años ocho y diez de Mikel, el padre se aficionó demasiado con la investigación y al testeo de nuevos viruses, al punto de que los testeaba en otra residencia que había comprado, Mikel en cambio le comenzó a afectar la falta de atención y cariño por parte de su padre, sacaba malas notas, tenía clases extraescolares a las que no le gustaba ir, la madre le obligaba a ir y cada vez que suspendía le cantaba las cuarenta, por parte del padre no hay mucho más que decir, pasaba de todo, excepto de sus investigaciones o cualquier cosa que tuviera que ver con su trabajo. A sus catorce años, cuando su padre se fue de viaje a Boston para testear ciertas vacunas con las ratas de laboratorio, Mikel comenzó a interesarse qué era lo que le fascinaba a su padre, qué motivo había para que se quedara horas y horas en su segunda residencia, al volver de la escuela se escapaba de casa unas horas con la excusa de que salía a jugar con los amigos, en esas horas leía las notas que escribía su padre, los libros que tenía sobre la mesa, esquemas, la tabla periódica, día a día echaba un ojo a cada cosa buscando una razón, diariamente rebuscaba en los cajones, archivos que no entendía perfectamente, tochos y tochos de papeles del año catapún, hasta que la encontró en un informe que tenía guardado el padre en un cajón, en el informe detallaba toda la información sobre el cáncer que padecía su padre, la procedencia de ese cáncer se debía a la exposición con varios viruses con los que estuvo en el pasado, en aquel momento Mikel se quedó en shock, dejó de comer de un día para otro, su estado físico y mental se iban deteriorando diariamente, le ingresaron en el hospital en el que casualmente nació, paradojas de la vida, pensó que en el hospital en el que nació también moriría, tras pasarse dos semanas ingresado en el hospital y un psicólogo que iba a visitarlo diariamente decidió confesar el motivo del por qué está así, una vez confesado lo sucedido la madre pasó por una depresión al saber que su marido tenía cáncer y que no quiso contarlo a su familia, fue un golpe muy duro para todos, después de estar un mes en el hospital decidieron darle de alta a Mikel, medicado hasta las trancas saliendo del hospital en silla de ruedas ya que no podía ni andar, la madre que se preocupaba por su hijo decidió pagar todos los gastos para que llevaran a su hijo a una clínica y tener las 24/7 un psicólogo, en el camino a la clínica especializada en un cruce ocurrió lo inesperado, la ambulancia en el que llevaban a Mikel se detuvo en medio del cruce, desgraciadamente la ambulancia no podía moverse ni para adelante ni para atrás, cuando los semáforos se pusieron en verde para los demás coches se comenzaron a escuchar sirenas, el atasco de la ambulancia seguía impidiendo el paso a los demás vehículos, a medida que pasaban los segundos las sirenas se escucharían más fuertes, y sí, era una persecución a un vehículo pesado que acababan de robar, la policía advirtió por el megáfono a los conductores, para la ambulancia ya era tarde, se acercaba el vehículo pesado en el que arrollaría a Mikel. Los delincuentes de aquel accidente fueron sentenciados a cadena perpetua. Mikel quedó en coma, un brazo roto y el hombro dislocado, la ambulancia quedó completamente volcada, su conductor murió por el choque, el copiloto gravemente herido ingresó junto con Mikel en la misma habitación. A sus dieciséis años seguía ingresado por el coma, no podía abrir los ojos pero escuchaba y sentía todo lo que le rodeaba, recordó el día en el que el copiloto se recuperó y se despidió de Mikel con unas flores, un mensaje deseándole lo mejor en caso de que despertara, para Mikel era un sufrimiento escuchar y sentir todo lo de alrededor sin poder reaccionar a ello, su madre dejó de ir a visitarlo mientras pasaban los meses, perdiendo la esperanza de que volviera a ser el mismo. Faltaban apenas tres días para su cumpleaños y apareció su padre por primera vez, llorando a su lado, pidiendo perdón y suplicando que volviera, mientras estaba en coma el padre comenzó a visitarlo diariamente y contarle sus experiencias, como le fueron las cosas sus días para así hacerlo más ameno, el día de su cumpleaños su padre le regaló su libro favorito sobre la ciencia, una foto de cuando estuvieron en la playa y un diario que escribía su padre sobre sus investigaciones. A sus dieciocho años el padre llegó con malas noticias diciendo que se iban a divorciar, la clínica recomendó a su padre llevarse a Mikel a su casa para dejar la cama libre, los gastos se elevaban y los ingresos se disminuían y la moral del padre disminuía diariamente al ver que sus esfuerzos no daban frutos, Mikel diariamente intentaba aun que fuera mover un dedo, abrir un ojo, lo que fuera con tal de demostrar que seguía ahí con su padre, dos semanas después el padre le confesó a Mikel que a lo mejor se suicidaría, perdió totalmente la esperanza de que su hijo se recuperase del coma, en aquel momento Mikel con todas sus fuerzas intentó abrir un ojo, mover un dedo, todo aquello fue en vano, exceptuando algo que no quería hacer, su expresión facial delató lo que sentía en aquel momento, comenzó a llorar y su padre al ver eso no creyó lo que veía, su esperanza volvió de nuevo, la vida le sonreía, sentía que la vida volvía a darle un regalo, y ese regalo era Mikel. Cada semana que pasaba Mikel recuperaba la movilidad de su cuerpo, no comenzó a andar hasta que pasaron dos meses, poco a poco iba recuperándose, no olvidaba las historias que le contaba su padre cuando estaba en coma, comenzaron a hablar de muchísimas cosas que no hablaron en su momento. A sus veinte años, tras superar el coma completamente ingresó en la universidad científica en la que su padre tenía enchufe, quería ser como su padre, seguir sus pasos, ser alguien en la vida. Su padre dejó a Mikel a cargo de todas sus propiedades ya que tenía que mudarse nuevamente por trabajo a Nueva York, ésta vez por el COVID-19, todo el mundo sabrá lo que es, mientras volvía de la universidad vinieron dos personas con carta certificada del gobierno, le dieron un informe detallado por gobierno en el que decía que Julián estaba grave por el COVID-19, fue infectado por un paciente, y que probablemente no lo superaría, en aquel momento Mikel decidió comprar el primer billete hacia Nueva York para visitarle, como cualquier hijo decidió quedarse día a día con él, tal y como lo hizo su padre cuando Mikel estaba en coma, tras una semana ingresado, el padre de Mikel fallece por el COVID-19 y junto a su cáncer fue imposible salvarlo. En aquel momento se quedó completamente solo, le recordó el día en el que leyó el informe de su padre con cáncer, no quería volver a ese pasado que ya se desprendió de él, prometió a su padre ya difunto que seguiría sus pasos, jamás le olvidaría y que relataría toda su historia en un libro en el que el protagonista fuese su padre titulado “Gracias por ser la razón que me hace sonreír” Aspiraciones: Mikel aspira a ser como su padre, devolverle todo lo que le dio cuando estaba en coma, agradecerle cada historia, experiencia y ayudar a la gente que más necesita. Miedos: Miedo a ser abandonado, no aspirar a lo que fue su padre, fracasar en la vida. Interpretación: Mikel será un hombre de recursos medio/bajo, del cual intentará no desprenderse de su pasado y tener siempre en la mente a su padre, dependerá también de todo lo que suceda en el rol y siempre teniendo en cuenta su pasado. Gustos: Música, motos y coches, investigar, estar con los amigos y leer.
×
×
  • Crear nuevo...