Jump to content
-- Donaciones y sistema VIP -- ×
OPOSICIONES PARA STAFF: MAS INFO AQUÍ ×

BloodAndSand

  • Contenido

    24
  • Ingreso

  • Última visita

Información personal

  • Nombre del personaje
    James Wells

Visitantes recientes al perfil

1.933 visitas al perfil
  1. https://despistaos.es/profile/28875-elpovidona/
  2. Edad y Fecha de Nacimiento (Real): 21 años, 17 mayo 1998 Experiencia previa en rol: Tengo experiencia en servidores de Five M chilenos de roleo medianamente alto hace poco más de un año. Tanto de banda, mafia y policía. Historia completa de tu personaje (cómo lo interpretarás, de dónde viene, qué pretende ser, sus aspiraciones y sus miedos, etc.…): Nombre: Greggory Santana Edad: 24 años (17/05/1995) Procedencia: Santiago, Chile Descripción Física: Complexión atlética, piel morena quemada por el sol, mide 1.75 y peso 75 kilogramos. Miedos: Teme a las alturas, terror a lo paranormal y miedo a morir. Cualidades personales: Es un chico muy decidido y protege a sus pares. Suele ser bromista pero solo con sus cercanos y muy serio con la gente que no conoce. Aspiraciones: Por el momento no tiene aspiraciones, pero seguirá lo que le indique su nueva jefa y novia de su mejor amigo, Amber Wallace. Mentalidad: Con el tiempo, Santana se fue haciendo una persona más madura a raíz de las experiencias en su vida; aunque, igualmente sigue siendo bromista con sus mas cercanos. Hobbies: Compartir con amigos, organizar fiestas, Mountain Bike y senderismo. Familiares, Amigos y conocidos: · Madre: Amanda Santana · Padre: Desconocido · Abuelo: Pablo Santana · Mejor Amigo: Constantini Taliani. · Novia de su mejor amigo: Amber Wallace. · Amigos cercanos: Sergui Vyacheslav, Oslo Belov y Vyacheslav Nurmagomedov. Historia (resumen): Todo se remonta a un 17 de mayo de 1995 en la Clínica Dávila de Santiago. Greggory Santana nació por un parto normal y sin complicaciones. Su madre, Amanda Santana, era una mujer que no quería tener la responsabilidad de criar un hijo, ya que, era madre joven y tenía una vida alocada, por lo que, al momento de estar de alta, se desligó totalmente y su abuelo de parte materna se hizo cargo él. Nunca se reconoció quien era su padre, debido a que Amanda, era incapaz de reconocer con quien se habría relacionado en alguna de sus fiestas. Pablo Santana, padre de Amanda, era un ex militar Chileno. Para ser específicos, era mortero de la compañía N°4 de Santiago. Él ya era mayor, jubilado de la labor militar a los 54 años por displasia de cadera (cavidad de la cadera que no cubre completamente la parte de la cabeza del fémur superior). Se hizo cargo de Greggory Santana durante su infancia, hasta la mayoría de edad. Greggory era como cualquier niño en la escuela, no tenía altas calificaciones, pero tampoco le iba mal del todo. Pero él destacaba en deportes, debido a que acostumbraba ir a trotar los fines de semana con su abuelo. Si bien, Greggory fue criado por su abuelo, tomó rasgos y costumbres de él, como despertar temprano, entrenar el cuerpo y alimentarse equilibradamente. Dialogo de Pablo Santana: —Ojalá hubiera aprendido a ser ordenado, este no duraría ni dos horas en la instrucción a la milicia — Ya cuando Greggory cumplió su mayoría de edad decidió formar parte de la escuela de carabineros, ya que, la prueba de aptitud académica para la universidad era solo para aquellas personas que si contaban con dinero para pagar un futuro mejor. Él con 18 años de edad entra como cadete a la escuela y es asignado a la comisaría N°30 de Santiago. Desde ese momento empezó a tener un sueldo suficiente para empezar a pagar un dormitorio cercano a la comisaría. No era el mejor piso de Santiago, de hecho, en el piso del lado habían ratas y del alcantarillado salía olor a putrefacción. Si, tenía un gran descontento por las condiciones en que vivía, pero bueno, no le quedaba mas remedio que aceptar hasta poder ascender dentro de el cuerpo policial. Santana estaba acostumbrado a seguir ordenes de sus superiores, según la cadena de mando, él solo se encontraba en el primer peldaño. Constantini Taliani, en esos momentos Sargento primero de la comisaría, se encargó de instruir a Greggory Santana en sus primeros pasos dentro de la institución. Desde sus primeras instrucciones, ambos congeniaban bien, aunque dentro del trabajo uno era superior al otro, mantenían el respeto mutuo. Ya a la hora de estar sin el uniforme se convertían en grandes amigos y compañeros. Greggory solía despertar temprano, aproximadamente a las 5:30 de la mañana. Se alistaba para ir al trabajo y planchaba su camisa. A las 6:00 llegaba a la comisaría y fichaba su entrada. Como era de costumbre, se hacia un café y un pan con queso. Después de eso, cuando sus superiores o Taliani llegaba, solicitaba asignación para iniciar el patrullaje. Pero un día, todo eso cambió. Mientras Santana estaba sentado en el casino de la comisaría y veía los matinales en la televisión con su desayuno, escucha la puerta del casino abrirse de una manera muy brusca. Diálogo de Santana: —¿Qué Chucha? — De allí, entra una mujer alta, con una cola de caballo y lentes aviadores oscuros, vestida con el mismo uniforme de la institución, pero con el rango de Cabo segundo (unos más que Santana). —Buenos días Cadete Santana— dice la mujer con un acento estadounidense. —Buenos días mi Cabo— él se para del asiento para saludar —Así que… desayunando…— la Cabo se acerca a Santana y toma el café que estaba bebiendo él—¿Te hiciste un expreso? — —Así es mi Cabo— Ella toma un sorbo y luego escupe al interior de la taza. —¡Qué asco de Café! — tira la taza a la lava vajillas y se sienta en la mesa del casino—prepárame un café cortado— Santana un poco mosqueado sigue las ordenes de la Cabo, que al parecer no tenía buenos modales. —Y para que te vayas interiorizando— ella agrega —soy la Cabo Smith— ella apoya sus enlodadas botas en la mesa dejando todo sucio. << Vaya hija de puta>> pensaba Santana. Por la radio de la institución, alto mando, asignaba las patrullas del día y para la mala suerte de Santana, le tocaba con Smith. —Aquí está su café mi cabo— él le entrega el café a Smith Ella toma un sorbo y se quema la lengua. —¡VAYA INUTIL! — Ella lanza la taza al piso Santana se asusta por el estruendo y se queda mirando el piso. —¿Quieres una invitación para limpiar todo este desastre? — dice burlándose Smith —¡VE POR UNA ESCOBA! — Desde ese momento empezó el tormento de Santana. Smith era muy exigente y muchas veces cruel. Ella solía llegar al servicio de vez en cuando en un estado deplorable, quizás con drogas en la sangre o alcohol. A raíz de esto, los turnos con ella eran horribles, había que tolerar su temperamento y sus malas decisiones. Cuando finalizaba los turnos, Santana estaba destruido. El dolor de cabeza por los gritos de Smith y la alta exigencia, lo hacían salir de sus casillas, pero lamentablemente, al tratarse de que ella era superior, no podía decir nada al respecto. Pasaron meses donde Greggory se encontraba en esta situación, llegaba frustrado a su casa y tenía mucho odio en su ser. Por supuesto, él en algún momento habló de todo esto con Taliani, quien era superior a Smith, pero lamentablemente, Taliani no le haría frente a Smith por el simple hecho de que tenía una gran trayectoria dentro del cuerpo policial. —Santana, esto te ayudará a ser mas fuerte e incluso podrás aprender de ella— —¿Aprender qué? ¿A ser un maldito desquiciado? — Taliani le queda mirando y siente lastima por él. Santana vuelve a agregar —Voy a renunciar— se quita la placa y la deja en el mesón — tengo una paga de mierda y tengo que soportar a una maldita loca— —No lo hagas— dice Taliani tomando la placa y dándosela— aguanta, veré que hacer— Pasaron los días y Santana seguía siendo el compañero de Smith. De vez en cuando, a Santana le tocaba hacer labores administrativas con Smith, pero a ella no le gustaba hacer esto, así que le obligaba a cumplir con ambos turnos. Era el único momento en donde estaba sin ella, pero tenía el doble de trabajo. Un día, llegaron a las puertas de la comisaría dos rusos para pagar sus multas. A Santana le tocó atenderlos, canceló las multas de ambos. —Muchas gracias caballeror— dijo uno de los rusos —No hay de que— dice Santana escapándosele una carcajada —¿Qué pasar con policher? — dice el otro ruso —¿Tu estar riendor de nuestror acentor? — —No, no caballero— dice Santana aguantándose la risa— ¿ustedes son de algún otro país? — —Exactamenter — el ruso saca de su saco una tarjeta que indicaba: русская водка ручной работы, +569 8973 4442. —¿Qué dice esto? — pregunta Santana —Vodka Artesanal Rusor — dice uno de ellos — Estamos buscando personar para trabajor pesador, es buena pagar— —¿De cuánto? — pregunta Santana —Más de lo que imaginar— el ruso susurra —podrías ganar más quer tur jefer— Santana guarda la tarjeta —Llamar si tu necesitar empleor— Santana esa noche lo pensó muy bien y llamó a los rusos para tener mas información sobre el trabajo. Los rusos le indicaron que el finde semana podrían juntarse para hablar del trabajo. Llegó el sábado y llegó un dubsta negro, con las ventanas polarizadas a buscarlo. Fueron a un puerto y le enseñaron unas oficinas. —¿Cuantor tu cobrar por cadeter? — —Emhh… como $500 mil pesos por mes— Mintió Santana, ya que, el cobraba solo $380 mil pesos. —¡JAJAJAJAJA! — reían los rusos —Tu solo por hacer trabajor de oficinar cobrar un millón de pesor— dice un ruso — y si trabajar bien, podríar pagar hastar el dobler— Luego de esa visita, Santana tomó si decisión. El día Lunes presentó su renuncia en los carabineros y entregó su placa. Taliani estaba triste, no esperaba que él se fuera de la institución, habían congeniado bien. Greggory comenzó a trabajar para los rusos con tareas básicas de junior. Iba a pagar cuentas de las oficinas, llenaba los estanques de las dubstas, veía un poco la contabilidad de los vodkas que preparaba la compañía, etc. Los rusos eran amables con Santana, pero siempre conservando el misterio que siempre llevaban consigo. Santana, al pasar de los meses se cuestionaba que era lo que realmente hacían los rusos, porque en todo el tiempo de su trabajo había visto a lo más dos cajas de vodkas y una revista de sus productos. Un 27 de mayo del 2013, Oslo Belov, uno de los jefes de Santana llega a las oficinas del puerto con un impacto de bala en la pierna. Santana corre en su ayuda y trata de ayudarle. —Voy a llamar a los servicios sanitarios— dice Santana —¡NOR TONTOR! — dice Oslo tomándose la pierna — La polisher no puede saber que estar aquir— —¿Qué? — Desde allí Santana supo que los rusos no eran una distribuidora de Vodkas artesanales, si no que, eran una organización criminal. Los rusos después de ese suceso le contaron la verdad a Greggory y de lo que hacían. Ellos se dedicaban a traficar armamento traído directamente de Rusia de sus superiores y ellos lo repartían a las demás organizaciones criminales de Santiago. En ese momento estaban teniendo problemas con una Mafia de origen italiana llamada ‘Ndrangheta, quienes peleaban por el comercio ilegal de armamento. —¿En qué mierda me metí Taliani? — decía Santana por el teléfono contándole a Taliani su situación —¿Quieres que te respalde la policía? entrégalos y ya está— decía su amigo —AJÁ CLARO Y LUEGO QUE ME CORTEN EN MIL PEDACITOS O ME DEJEN MAS AGUJEREADO QUE QUESO ROQUEFORT— decía Santana con la respiración entre cortada —No sé cómo ayudarte Greggory— A Santana no le quedó mas que aceptar, trabajó con ellos y de a poco se fue ganando la confianza de los rusos y la amistad de Sergui Vyacheslav, Oslo Belov y Vyacheslav Nurmagomedov. Mientras pasaba el tiempo le empezó a encontrar el gusto, no por los enfrentamientos con la mafia ni nada por el estilo, si no que, por el dinero. Él ya tenía los mejores coches de la ciudad y vivía a lo grande. Llegó el 2014 y un jefe de la agrupación da la orden a los rusos de que uno de ellos se infiltrara dentro de los barrios y liderara estas bandas para empezar a correr la voz sobre los armamentos y ganar clientes. Y así fue como lo decidieron, Santana fue enviado a uno de los barrios más peligrosos de Santiago, se acomodó en una casa, para nada lujosa dentro de ese barrio y empezó a hacer sus contactos. Conoció a muchas personas peligrosas, pero Santana adoptaba un papel de matón, nadie pasaba por encima de él, le tenían respeto por ser un enviado de la mafia rusa. Con el tiempo ganó el liderazgo de ese barrio y encabezaba grandes atracos. Este estilo de vida cada vez le entraba más en gusto, el dinero, la adrenalina, el olor a pólvora, todo. Si bien, Taliani seguía siendo su amigo, lo veía frecuentemente, pero no en la calle o tomando un café, había veces donde Taliani lo detenía encontrándolo en cosas chungas. —Hay veces en que no te reconozco Santana— dice Taliani poniéndole las esposas —Es mi estilo de vida bro— dice Greggory metiéndose en la patrulla sin protestar Santana ya acostumbraba a pasar noches en la cárcel o en la comisaría. —Un buen líder también paga por los platos rotos— dice Santana —Ajá— dice Taliani del otro lado de la celda Y así fueron los años posteriores para Santana, vivir entre sus pares del barrio y robar por hobbies, solo para fastidiar a Taliani. Un día Taliani le textea a Santana para que se juntaran Mensaje de Taliani: Si confías en mi ven a esta ubicación [coordenadas] Santana confiaba en Constantini, pero igualmente tenía sus dudas, ya que, era policía y podría entregarlo para que se quedara en cárcel toda su vida. Se juntaron, estaban en un terreno baldío en medio de la noche. Taliani apoyado en su motocicleta mirando las estrellas. —¿Cómo estás? — dice Santana abrazándolo —Allí estamos— dice Taliani Constantini conversa con Santana de que se había cambiado de institución, había tomado el mando de los policías del norte en conjunto de una amiga. — Quiero decirte que… ya no puedo ignorar más lo que haces… por mas que seas mi amigo, no puedo ser corrupto— Santana se lo piensa y le mira —¿Esto quiere decir que ya no podremos ser amigos? — —Si— dice Taliani —Ok…— Santana toma su bolso y saca una bolsita de seda y en su interior había una pequeña caja. Taliani lo toma y ve el interior, se trataría de una argolla con un pequeño diamante incrustado— tiene mucho valor, lo robé de una joyería— —No puedo aceptarlo— dice Taliani guardando la caja de la argolla en la bolsa de seda —Los regalos no se rechazan… además no es para ti, ya que, es una argolla de mujer. Cuando tengas a una persona importante en tu vida, regálaselo. — Santana sube a su vehículo y se va, mientras Taliani guarda el regalo y trata de no llorar, no quería perder a un amigo por su empleo, pero iba en contra de su moral. Al paso del tiempo Santana se enfocó en no caer en las garras de los policías, pero seguir delinquiendo. Cada vez más se acercaba al limite de condenas, si cometía más delitos se podría ir a la cárcel con cadena perpetua. Por la mitad de año del 2018 Santana va una 24/7 de una bencinera cerca de su barrio y un hombre se le acerca a hablarle. Era Taliani, luego de años sin verle le buscaba para conversar. —me iré Santana— —¿Qué? — —Volveré a Italia… renuncié a la policía del norte… ya no soporto esta ciudad y su gente de mierda— —¿Y volverás con tu familia? — —Si…— dice Taliani — pero antes, quiero que sepas que estas en búsqueda y captura… cuando te atrapen te darán la cadena perpetua— —Vaya…— dice Santana mirando su alrededor —Pues eso… mañana tomaré el avión y me gustaría que me acompañaras, aunque con ropa formal para que no te pongan el ojo en el aeropuerto— —No hay problema, allí estaré— Al día siguiente Santana llega al aeropuerto y lo ve acompañado de su ex novia, Amber Wallace. Los tres se encaminan a la puerta de embarque y Taliani se dirige a ellos. —Quería despedirme de ustedes, porque son las personas más importantes que he tenido en mi vida…— suspira — por un lado tú, Santana, nuestra gran amistad que lamentablemente no pudimos aprovechar al 100% por mi trabajo… haz sido una persona muy importante en mi vida, me abriste los ojos y pude aprender mucho de ti— luego se dirige a su ex novia— Y tu Amber… quiero decirte que… si bien… no pasamos por buenos momentos y te hice sufrir mucho, Santana fue quien me ayudó a abrir los ojos, él me hizo darme cuenta que te amaba y que nunca supe como jugármela por ti…— Taliani saca una bolsa de seda y le entrega una caja que había en el interior— Santana me dijo que si algún día conocía a una persona importante en mi vida, le regalara esto— ella toma la caja y ve la argolla — Amber…—él prosigue— ven conmigo a Italia, se que es alocado, pero yo te amo y no quiero perder la oportunidad de tenerte conmigo. — Su amigo se había jugado todas las cartas y había hecho uso de el regalo que le había otorgado hace años anteriores. Amber llorando de emoción acepta y ambos se van a Italia. Santana estaba feliz, su amigo había empezado su vida nuevamente y con una persona que amaba, gracias a sus consejos. Al siguiente día Santana va a la 24/7 como todos los días y al mirar afuera ve a unas patrullas. —GREGGORY SANTANA, ¡ESTAS RODEADO! ¡RINDETE! — —Mierda…— Santana abre fuego contra las patrullas desde adentro de la tienda de la gasolinera. Gasta sus dos cargadores, tratando de cargarse a los patrulleros. Sin tener suerte y sin balas, sale con las manos en alto y se entrega. —Greggory Santana, quedas bajo arresto por múltiples delitos de robo a mano armada, trafico de armamento no autorizado y cuasidelito de homicidio reiteradas veces a agentes del estado— le dice un oficial metiéndolo a la patrulla Santana fue formalizado tras una investigación a la Mafia de los rusos. En el juicio se le formalizaron muchos cargos, por todos los delitos que había cometido en los últimos años. El juez le pregunta —Greggory Santana, mediante a los presentes cargos ¿se declara inocente o culpable? — —Culpable su señoría— dice Santana — pero me lo pasé de puta madre— agrega El juez le dicta su condena, por una suma de 130 años, cadena perpetua. El 9 de agosto de 2018 Santana llegó a la cárcel de alta seguridad de Santiago. Quedó en la celda N°122 solo, debido a su alto nivel como delincuente. Santana no recibió nunca una visita, ni de sus compañeros del barrio, bueno, claramente porque ellos también estaban en búsqueda y sería como entrar a la boca del lobo. En la cárcel no se la pasó mal del todo, no pasó mucho tiempo para que pasara a ser la persona con más influencia y temida adentro de la penitenciaría. Fue hasta hace muy poco, un 18 de febrero del 2020 cuando un oficial de gendarmería le avisa que tendría un juicio de apelación a cadena perpetua. —¿Qué wea? Yo no he solicitado ningún abogado— Le entregan un par de cartas y las lee —Mierda… ya se me estaba olvidando como leer— dice Santana mientras abre las cartas Las cartas hablarían con un lenguaje extremadamente formal que apenas lo entendía, pero alcanzó a comprender que su caso había vuelto a la mesa de discusión debido a que no habían encontrado a la mafia rusa, por lo cual los delitos que le habían impuesto podrían ser desestimados con un Juicio justo. —¿y quién me manda esta wea? — revisa el remitente y ve el nombre “Dra. Amber Wallace” — ¿qué Amber me quiere sacar?... muy bien…— Llegó el día del juicio y Amber, quien era una gran abogada e influyente de las leyes chilenas estaba en la defensa de uno de los criminales más temidos en el país. Santana no conocía algún caso que no haya ganado, pero le parecía extremadamente ridículo que a todas las condenas que tenia encima, Amber le hiciera frente. Y así fue, de alguna manera Amber ganó el juicio, todos los cargos habían sido revocados. El Juez parecía estar completamente de acuerdo con cada cosa que decía Amber al igual que el jurado. <<Esta weona sobornó al Jurado o es extremadamente buena en su trabajo… o los tiene amenazados…o quizás… todas las anteriores>> pensaba Santana. Pasaron tres días luego del juicio y Santana estaba afuera de la cárcel. Le esperaba un vehículo Washington negro con los polarizados totalmente oscuros, estaba claro… algo chungo estaba ocurriendo y Santana podía olerlo. Él sube al vehículo y está Amber con una sonrisa de oreja a oreja, con una mirada decidida. —Tu te vas conmigo, ahora trabajarás para mí— dice Amber entregándole un pasaporte falso y unos boletos de avión con destino a Los Santos —No entiendo nada— dice Santana —No te preocupes por entenderlo… solo sigue mis pasos— Interpretación del Personaje y aclaraciones dentro de la historia: Greggory Santana es un personaje con roleos anteriores en otro servidor. Todos los personajes comentados dentro del resumen de historia de Santana son en base a roleos anteriores (exceptuando la historia de él de niño). ¿Por qué escogí este personaje y decidí darle esta historia?: Este personaje lo escogí porque tiene historia previa con varios conocidos que tengo dentro del servidor, lo veo como una posibilidad de configurar nuevas historias (en la medida que se pueda) y es el personaje con mas trayectoria que tengo ya que con este personaje rolie mas o menos 6 meses por lo que tiene muchos roles que marcaron un antes y un después de mis roleos.
×
×
  • Crear nuevo...