Jump to content
-- Donaciones y sistema VIP -- ×
Actualización del sistema de Invitaciones ×
Reclutamiento 003 - San Andreas Department of Commerce ×

Rubenillo

Miembro con invitación
  • Contenido

    11
  • Ingreso

  • Última visita

Reputación comunidad

5

Información personal

  • Nombre del personaje
    Dylan Beckett

Visitantes recientes al perfil

841 visitas al perfil
  1. Nombre y apellido: Derek Wolf Fecha de nacimiento: 19/03/1995 Fotocopia de la ID: https://gyazo.com/8cba9dcfe3f9233d6f97553652c69bfa
  2. Me llamo Rubén, soy de Jaén y tengo 23 años. Llevo varios meses viendo streams de esta comunidad y disfrutando de los roles, y me parece muy buena comunidad por eso decidí intentar entrar en ella y hoy lo e logrado.Espero poder disfrutar y hacer disfrutar roleando con vosotros. Un saludo para todos y ya nos veremos IC!!
  3. Nombre y Apellido que vayas a usar ingame (ej: Javier Perez): Derek Wolf Edad y fecha de nacimiento (REAL): 23 Años, 19/03/1997 Experiencia previa en roleplay: Varios meses en servidores de GTA RP, y ahora llevo 2 meses viendo directos de DespistaosRp. Historia completa de tu personaje (como lo interpretaras, de donde viene, que pretende ser, sus aspiraciones y sus miedos etc...): Mi personaje se llama Derek Wolf, o también llamado El Lobo desde muy corta edad. Derek nació en Bremen, ciudad del noroeste de Alemania, en el año 1995. Nació allí debido a que su padre era de procedencia alemana, mientras que su madre era española. Su padre era Herman, o también más conocido como “El zorro ladrón” porque era el mayor ladrón de toda Alemania, era una persona muy astuta y con mucha disciplina para su trabajo. Su gran organización (The Camps) se dedicaba a robar todo tipo de abalorios, desde joyas, cuadros, coches, hasta robar a otra organización contraria a la suya (Inferno), que se dedicaba al tráfico de drogas. Herman vino a España para hacer negocios, y conoció a Lucia García, una muchacha joven de 22 años de la provincia de Jaén; con un largo pelo negro, curvas anchas, muy sonriente y hermosa; quedó fascinado por tanta belleza, así que empezó a intentar enamorarla para así poder estar con ella. Aunque tanta felicidad se tornaría con posterioridad en infelicidad y tristeza. Lucía, al ver tanta galantería por parte de Herman, se fue enamorando ciegamente, sin darse cuenta de que se metía en la boca del lobo. Al poco tiempo Herman la convenció para que se fuera con él a Bremen y ella aceptó, por ese gran amor que sentía por él. Cuando llegaron allí, dos meses después Lucía estaba embarazada. La noticia sentó muy bien, porque iba a ser el descendiente y el niño que iba a seguir el legado de Herman cuando este ya no estuviera con vida. Cuando Lucía estaba ya de 6 meses, empezó a darse cuenta de que su marido no era tan legal como ella pensaba y que se dedicaba a planes más oscuros. Intentando descubrir cuál era su trabajo, se puso a espiar en una de sus reuniones con su banda, y al enterarse decidió hablar con él. Herman cuando se entero tuvo una gran riña con ella, hasta el punto de perder los nervios y golpearla. Cuando se dio cuenta, ya le había dado unos grandes golpes y estaba muy lastimada, intento convencerla de que lo sentía y toda la parafernalia de amor que sentía por ella, y ella cedió a su amor. Pasó el tiempo, y Lucia estaba ya a punto de dar a luz, cuando se llevó otra paliza de Herman; la que hizo que comenzaran las contracciones y tuviera que ir corriendo la partera para dar a luz. A las 22 horas, nació Derek, un pequeño niño moreno, de manos grandes y dedos largos. Con el paso del tiempo, Herman empezó a ponerse cada vez más agresivo y lo pagaba tanto con Lucía como con su hijo. Durante los primeros meses de vida de Derek, Lucía aguanto mucho, pero una noche cogió a Derek y le amenazó con matarse, por lo que Herman apaciguo su ira durante un tiempo. Derek empezó a gatear y era un niño muy hábil, con mucha idea, muy gracioso y listo y sus padres estaban contentos con él. Pasó un poco de tiempo, y a la edad de los 5 años, su padre lo introdujo en The Camps, dándole el nombre de “El Lobo”. A partir de ese momento, se lo llevaba a todos sus robos, fuera lo que fuera, incluso habiendo de por medio peleas con los de Inferno, por lo que Lucía temía por la vida de su hijo. Un día, cuando Herman llegó a casa, iba sangrando y Derek tenía una herida en su brazo, por un altercado que habían tenido con Inferno, donde les habían acuchillado. Lucía muerta del pánico al pensar de la muerte de su hijo si siguen así, decide huir con él a España tomando por sorpresa a Herman ahora que está herido. Lucía y Derek salen silenciosamente para España, pero con miedo de que su marido vaya a por ella a la casa de sus padres, decide irse a Granada para que le sea más difícil encontrarlos. Nos encontramos a la edad de 7 años de Derek, su madre decide meterlo en la escuela, pero como ya lleva años de pérdida, le es muy difícil poder seguir el ritmo de sus compañeros. Al ser más grande que ellos se ríen de él, le dicen torpe, que es atrasado, todos los insultos posibles que hacen daño. Días tras días escuchando esos comentarios, hacen que el carácter antiguo de Derek salga a la luz. Entonces un día Jaime, uno de los alumnos “más empollones” se mete con él y lo insulta porque lo primero no tiene padre conocido y lo segundo por ser torpe e “inútil”, lo que hace que Derek se enfade y vaya a por él. Le mete tal paliza, que Jaime no se acuerda ni como se llama; los profesores salen en su ayuda, y se llevan unos cuantos golpes también, lo que hace que llamen rápidamente a Lucía y le digan que lo echan del colegio y que no van a permitir que su hijo pise ningún otro colegio de la zona. Lucía coge a Derek y entonces decide darle clase ella por lo menos para que no sea un analfabeto. A los 9 años, y después de buscarlos por mucho tiempo, la banda The Camps, irrumpe en la casa de Lucía y se llevan forzadamente a Derek para Bremen. Derek vuelve con su padre, que cada vez es más duro y mezquino. Al estar allí con él recibe palizas, golpes, navajazos, etc…; según su padre para endurecerlo, porque él será el siguiente jefe de la banda. Después de tal bajeza con él, Derek jura que será lo peor que vea su padre y que se arrepentirá. Un mes después de todo lo ocurrido con su padre, deciden hacer un atraco al banco central, y Derek toma la palabra para que él va a ser el cabecilla esta vez. En el atraco todo sale bien, pero al salir del banco la policía intenta apresar a Luck, un miembro de su banda. Cuando él lo ve, roba un coche de la calle, y sale a por él, lo rescata y salen corriendo dejando atrás por callejones a todos los polis, lo que hace que su organización lo respeten y lo vean como un gran líder. Pasan los meses y antes de que cumpla los 10 años, su padre decide interceptar una partida de droga que van a meter Inferno en el país con la ayuda de su hijo. Parece fácil, pero se torna y Luois, el jefe de Inferno en una pelea con su padre, gana por una estocada de navaja directa al pecho, lo que hace que Herman muera desangrado. Al ver tan terrible suceso, endurece su carácter y hace que sea el líder más feroz a tan corta edad. El mismo día que cumple sus 10 años, su banda lo alza como su líder y con ayuda de ellos, comienza su andadura de robos y asaltos por la ciudad. Pasados unos meses, se sabe en la ciudad, de que van a entrar un cargamento de armas y entonces empiezan a planear su robo. Después de hacer una estrategia, llega el gran día. Comienza el robo como ellos habían planeado, pero lo que no sabían era que Inferno se interpondría contra ellos por el mismo cargamento y saldrían perdiendo ante tantos tiros con la pérdida de su gran compañero Luck. Cuando se dan cuenta de su muerte, deciden parar y regresar a casa. La pérdida de su amigo le hace pensar, pero como su vida se ha visto siempre de la misma manera, y sólo sabe hacer eso, decide seguir. Siguen con más robos y se meten con un pacto de alianza con Inferno. En ese pacto, irían a medias con los beneficios que sacaran tanto en los asaltos como con la droga. Luois lo traiciona en uno de sus golpes, y hace que la policía lo encaute por tráfico de drogas y la muerte de un agente policial. Como Derek sólo tiene 14 años, no lo meten en la cárcel, pero si tiene que pasar hasta la mayoría de edad en un reclusorio de menores. Entra a la celda con sus 15 años recién cumplidos. Allí conoce a Rob, otro chico que lo ha metido allí por tráfico de drogas. Rob le cuenta que él era el que transportaba de un país a otro la mercancía con su cuerpo. Pero que la última vez, no fue tan bien como siempre. Ya que había más vigilancia y perros rastreadores de droga. Derek empieza a confiar en él y le cuenta toda su historia con sus padres y su banda. Un día cuando van a hacer labores obligatorias del reclusorio, conoce a Juan, el instructor de oficios. Él se dedica a enseñar a los reclusos oficios de jardinería, carpintería, albañilería, mecánica, etc… Juan les dice que se metan en sus clases, que aprovecharan el rato y aprenderán un oficio para reincorporarse a la sociedad de forma más fácil. Los convence después de varios intentos, aunque son poco receptivos al principio para hacer algo. Poco después en una clase de mecánica, Derek toma el gusto por despedazar piezas y ver el interior de la maquinaria, lo que hace que el tiempo empiece a pasar más rápido. Rob y el siguen con su amistad, hasta que por mala suerte Rob se mete en una pelea dentro del reclusorio con otro recluso, y lo derivan a otra sección de los más problemáticos. Unos meses antes de su mayoría de edad, el reclusorio le da por buena conducta un permiso para que se incorpore con ayuda de Juan a hacer labores humanitarias fuera en su pueblo. Juan le ayuda a obtener su primer trabajo como mecánico, en una pequeña aldea cercana al reclusorio. Allí comienza a aprender más con la ayuda de Rodolfo, un hombre de mediana edad que lo ve como su hijo, y le enseña todo lo necesario para que pueda defenderse tanto en su trabajo como en la vida y no tenga que cometer más los errores del pasado. Cuando llega a la edad de 18 años, acaba su condena en el reclusorio y es libre para marchar a España y reencontrarse con su madre. Decide volver a donde ellos estaban antes de que su banda fuera a por él. Y allí mismo se encuentra con ella. Lucía, ya mucho más mayor no creía con sus ojos poder ver a su hijo de nuevo. Aunque muy cambiado, era su pequeño de ojos negros todavía. Al principio vuelven de forma sana y no va por mal camino, sigue buscando trabajo para ayudar a su madre. Un día encuentra un anuncio en una farola, que pone que se buscaba aprendiz de mecánico. Entonces decide intentar ganarse el puesto. A la misma vez, su madre le comenta que será más fácil encontrar trabajo si tuviera el graduado escolar. Apañan los papeles para poder dar clases por las tardes con los mayores y así no faltar a su trabajo por la mañana. Comienza sus clases con afán para poder sacarse lo más pronto posible sus estudios y así olvidarse de eso y poder trabajar a fondo. Después de un año de estudios y trabajo, Derek aprueba con honores su curso y le dan el graduado escolar. Al conocer The Camps que Derek estaba en España, con su madre vuelven a por él y a convencerle de que él solo sabe hacer eso y tiene que volver para que su banda vuelva a ser lo que era. Derek le comenta que no, que ahora mismo está bien y no quiere hacer que su madre siga preocupándose por el toda la vida. The Camps vuelven otra vez a Bremen, y allí toman represarias contra Derek y lo traicionan con Luois, el líder de Inferno. Louis quiere quitarse del medio al máximo contrincante que tiene en su zona, y que si vuelve puede reclamar parte de Bremen. Al saber y conocer el paradero de Derek, toman la iniciativa y van a España a por él. Al llegar a la casa, no lo encuentran y entonces cogen a su madre y la amenazan, le pegan, la maltratan con todas sus fuerzas para que le diga el paradero de su hijo. Lucia resiste como puede y les dice “no os diré nunca donde está mi hijo, así me cueste la vida”. Luois al ver tal negativa, solo se le ocurre matarla, para sacar de ira a Derek, y así poder encontrarse con él y asesinarlo. Cuando Derek vuelve a casa feliz porque le han subido de categoría en el trabajo, se encuentra la casa abierta y temiendo lo peor, cuando entra descubre la casa destrozada y a su madre asesinada y desangrada en mitad del comedor. Muerto de rabia y dolor, a sus 20 años, nunca pensaba que podría pasarle eso. Cuando ve a su alrededor descubre que sus enemigos le han dejado una señal para que sepa que han sido ellos. Louis, le dejó marcada con la sangre de su madre una estrella con la I, inicial de Inferno. Cuando descubre que ha sido Louis, la rabia le consume y decide volver a Bremen para hacer justicia por su mano. En Bremen, habla con antiguos cómplices de atracos, y le ayudan a conseguir armas y explosivos para hacer que la sede de Inferno, sea un verdadero infierno y se consuma por el fuego y el dolor de Derek. Trama una gran encauzada para que los miembros de la banda estén en su sede y cuando sabe que la gran mayoría está, revienta los explosivos, saliendo por los aires toda la casa. Por una parte ya ha quitado del medio a todos los secuaces de Louis, ya sólo le queda encontrarse con él cara a cara. Louis al enterarse de lo que ha pasado refuerza su seguridad en su casa. Allí, lo que no espera es que sus propios defensores, lo traicionan por su antigua alianza con su padre, ya que eran antiguos miembros de The Camps. Derek entra a la casa con facilidad, cuando sabe que su contrincante esta solo a un paso de él le hierve la sangre al recordar la muerte de su madre. Coge abre la puerta y al verle intenta coger lo que puede para defenderse de Derek, entonces cogen ambos los cuchillos y comienzan a pelear. Golpes, navajazos, y mucha sangre hasta que Derek consigue quitarle el cuchillo y le corta el cuello lentamente para que note como su sangre corre por su cuerpo. Al intentar escapar de Bremen, es arrestado por la policía y lo meten en prisión por el asesinato de Luois y la destrucción y manejo de explosivos indebidos. El juez le hecha 10 años de prisión allí en Bremen. Entra en prisión, y al ser conocido de sus grandes fechorías nadie se le acerca. Dentro de la prisión, vuelve a hacer trabajos, para intentar reducir la condena y también medita sobre todo lo relacionado con su vida. Recuerda el tiempo que pasó con su madre, y lo bien que le iba, por lo que decide que después de salir de prisión, intentará reincorporarse a la sociedad y no volver a delinquir otra vez. Como ya nada le ataba a España, decidió buscar nuevos horizontes para comenzar su vida. Después de 5 años, el juez le da la reducción de condena por buena conducta y lo deja salir. Allí decide ir a Los Santos, para comenzar una nueva vida y ser más feliz. Cualquier cosa que quieras añadir (Opcional): Este personaje seguirá desarrollándose en el juego, por lo que podría cambiar de aspiraciones u objetivos, incluso cambiar levemente su personalidad según las circunstancias que se vayan dando, dándose la oportunidad de volver a delinquir o meterse en alguna banda según se desarrolle la historia.
×
×
  • Crear nuevo...