Jump to content
-- Donaciones y sistema VIP -- ×
Proyectos de Rol - ¿Tienes buenas ideas? ¡Te estamos buscando! ×
Reclutamiento LSPD - Abierto ×

Invitacion para Ryo


missulannie

Publicaciones recomendadas

Nombre y apellido que vayas a usar ingame: Ryo Nanashi  

  

Edad y fecha de nacimiento (REAL): 07/11/1998  

  

Experiencia previa en roleplay: Harán aproximadamente 8 meses de mi primera experiencia con servidores de roleplay , he estado en servidores sin whitelist y con ella , por ejemplo Forasteros Rp que es de donde vengo  

  

Historia completa de tu personaje (cómo lo interpretarás, procedencia, qué pretende ser, aspiraciones, miedos etc.…?  

  

Después de pasar 10 años en la ciudad de Yokohama, Ryo se mudó a Takayama, una ciudad que estaba rodeada por hermosas montañas y estaba empapada en las tradicionales costumbres japonesas. Ryo se vio entonces junto a sus padres recorriendo este largo trayecto y melancólicos, pensando en los cambios que van a experimentar en sus vidas, obligados por motivos de trabajo, ya que Hiromi Oshiro, su padre, había sido recientemente ascendido en su empresa y casualmente trasladado a la sede de Takayama, la ciudad natal de Kaiyo Kawaguchi quien es la madre de Ryo. Durante dicho trayecto disfrutaban de las vistas del monte Hachimori, donde en un breve instante, mientras la noche caía, Ryo, curioso, miraba por la ventana. Fuera, se verían unos coches tuneados que lucían únicos, aparcados en línea, rodeados de sus dueños, corredores urbanos, que manejaban y conducían como nadie se atrevía a hacer. Esto tuvo un impacto de lleno a Ryo. Pasó de tener un par de cochecitos de juguete medio abandonados a ver el tema de la automoción como algo digno de admirar, y encontró belleza y curiosidad en la adrenalina que podría proporcionarle. "Papa, ¡Mira!" Le dijo sonriente a su padre. Pero al instante su padre le observo por el retrovisor, con el ceño fruncido, y le obligo a apartar la mirada, mientras le gritaba de mala manera: ¨No hagas caso de esos delincuentes, que lo único que realmente saben hacer de sus vidas es gastarse el dinero en estupideces y poner en peligro a los demás. ¨ Ryo, sorprendido por las palabras de su padre, alejó la mirada y mantuvo silencio el resto del viaje. Dudaba de sí mismo. El con 10 años, no quería ser un delincuente que no tendría siquiera la aceptación de sus padres, y lo dejó pasar.  

  

Pasaron unos 5 años. Una vez instalado completamente en Takayama, Ryo no se vio en su mejor momento- no le fue bien la escuela, incluso empezó a rechazarla de su vida. Su día a día, consistía en volver desanimado de clases, sin nada de ánimo. No se daba cuenta de por qué, pero realmente no estaba aprendía nada de su interés. Fue entonces, cuando en una de las revistas de coches que tenía medio escondidas en su cuarto, vió una oferta de empleo, los llamados "arubaito" japoneses. Empleos a media jornada para estudiantes. No tardó mucho en ser contratado, pero para su desgracia, solo se dedicó a limpiar el taller.  

  

No mucho tiempo después, por necesidad, con 18 años recién cumplidos una de las primeras cosas que hizo con su sueldo es sacarse el carné de conducir. Adquirió por un contacto de su padre un coche de segunda mano muy usado para poder desplazarse, para ser exactos, hablamos de un Nissan Silvia S15 que andaba con el kilometraje estropeado, pero fue muy significativo para Ryo pues fue con este coche con el que empezó a aprender cómo funcionaba realmente la mecánica y la conducción. Al poco tiempo después, un día cualquiera en el trabajo, entró un coche que tenía desviado su eje de transmisión y esto hacía que el coche en cuestión no se moviera correctamente. El coche entero, encendido, estaba en constante vibración. Cuando Ryo vio a los mecánicos pensando en cómo solucionarlo, se le encendió la bombilla con una ingeniosa idea que aprendió en una de estas revistas de coches que con muy afán seguía. ¨Oye Ryo... Deja hablar a los mayores. ¨- Dijo uno de sus compañeros. Después de un silencio incómodo, el jefe del taller, dio dos pasos al frente, mientras dijo determinación, mirándole a los ojos: ¨No, vamos a escucharle. ¿Que nos querías decir Ryo?¨ -preguntaba el jefe con un sutil tono de burla. ¨Había pensado que tal vez, cambiando los engranajes del diferencial y cambiando la tensión de las juntas, podríamos agilizar el recorrido y evitar las vibraciones." Decía Ryo mientras se acercaba al coche y señalaba las piezas del mismo. "Y quitando la junta antigua por una más pequeña y moderna hará que consecuentemente se reduzca el peso y que mejore la optimización de su trabajo¨. El jefe, sorprendido, miró a ambos lados, como sus empleados estaban sorprendidos teniendo en cuenta las palabras de un mero limpiador de media jornada. Más tarde, antes de terminar la jornada, el jefe le invitó a un té en su despacho, y le pregunto si querría trabajar en el taller como un mecánico aprendiz. Ryo sonrió como nunca y aceptó muy emocionado el puesto, este hecho hizo que Ryo dejase los estudios para buscar su pasión y más adelante abandonara su hogar debido a las negativas constantes de sus padres a sus intenciones, para buscarse la vida como mecánico.  

  

Ryo se asentó perfectamente en su nuevo trabajo y su jornada era ahora más que completa, pero los sábados, salía dos horas antes de lo habitual para descansar etc. No obstante, hubo un día que se dejó las llaves de su casa dentro de la cazadora. Una hora después de finalizar su trabajo, se encontraba nuevamente en el taller, pero ocurrió algo inesperado. Con el ceño fruncido por la sorpresa, se fijó que el taller había luz: Estaba abierto y por la zona se movían coches tuneados, de colores llamativos y acompañados con pegatinas, algo inédito para él. Así es, Ryo no sabía que estaba pasando, pero estaba a punto de cruzarse con personas que pertenecían al club de Mid Night. Ryo estaba viendo algo que no tenía que ver, pero el jefe, no obstante, optó por llevarse a Ryo con él y enseñarle como era el mundo que verdaderamente vivía. Ryo siguió al jefe hasta detrás del taller, donde una manta ocultaba el que claramente no era su coche para ir a trabajar, levanta la manta y se puede ver perfectamente un Toyota Supra. Excepto por que no era un supra cualquiera. Al arrancarlo, se notaba perfectamente como tenía un twin turbo y el motor llamaba la atención ya que era de base un 2JZ de 6 cilindros, es decir, para personas que no lo entiendan, el coche era, sin duda una bestia. El jefe se llevó a Ryo en el coche por unos caminos de monte muy densos, que finalmente llevarían a largos kilómetros de carreteras abandonadas y valladas, donde se prohíbe el paso a todo civil desde hace años. Ryo pudo sentir la mirada del jefe desviándose a él. Le miró de vuelta, pero cuando quiso darse cuenta, en una de las cuestas había una gran concentración de coches. Ryo sonrió, mientras entendía la situación que le rodeaba. Para él, este mundo, era un sueño y estaba a punto de hacerse realidad. El jefe le explicó a Ryo que esto es más que un club. ¿Qué cómo funcionaba todo? pues muchos de los talleres de Takayama estaban implicados en este club, es elemental que entiendas que los de tu edad son los hijos o familiares más cercanos de los jefes de cada taller y viven para perdurar la tradición y honrar a su facción, es decir el nombre del taller. "Ryo , date a conocer, busca un hueco y una vez dentro, estoy seguro de que lograras muchas cosas." -Le dijo mientras bajaban del coche.  

  

Ryo se encontraba sorprendido, pero por otro lado muy ansioso por poder conocer uno de los muchos clubs importantes de todo Japón destinado a la conducción. Ryo llamó la atención, nadie sabía de dónde venía ni porque estaba ahí, aun así, del gran grupo de jóvenes que había saldría un muchacho particular, que tenía el pelo blanco y una sonrisa en la cara. ¨Hola me llamo Tora, Tora Nanashi mucho gusto¨ -Le diría, extendiendo la mano. - ¨este individuo sin duda era el único que parecía no estar enfadado por mi presencia¨ pensaba para sí mismo. Ryo le estrecho la mano con firmeza y expuso su nombre ¨Mi nombre es Ryo, encantado de conocerte, Tora¨ contestó sonriendo. Ryo establecería una amistad bastante estrecha con Tora, hecho que hizo más llevadera su instancia en el club. Con el paso del tiempo, Ryo, fue participando en los eventos que hacían y consiguiendo reputación. En ese momento, no destacaba en particular, pero tampoco lo hacía mal. Todo empezaba a ir bien. De entre todas las personas que conoció a partir de su nuevo estilo de vida, empezó a salir con una chica. Yui Kita, una chica de pelo largo y que siempre llevaba una cámara de fotos encima, se hizo con el corazón de Ryo. A ella la quería más que a ninguna otra cosa. Esto sumado al club le estaba dando una segunda vida, con tan solo 24 años.  

  

Pasado 2 años de aquella época, Ryo se vió leyendo una carta en su sofá. Sucedió lo impensable:   

  

¨Ryo, siento que tengas que leer esto en ved de escucharlo de mis palabras. He sido un cobarde a lo largo mi vida, quise decírtelo antes, pero no pude. Tengo una enfermedad terminal degenerativa que me acabaría matando, viví un año más de lo que se predijo, pero no aguanto mucho más. Me siento débil y veo que mi momento está al llegar. Sé que fue por ti chaval, tú me disté la vida que yo no pude prometer a nadie. Gracias Ryo y lo siento, ahora tú te encargarás de llevar el estandarte del clan, con todo el trasfondo que lleva. Quizás no todo sea como tú piensas, pero para mí sería un honor que lo llevases contigo y que termines lo que yo empecé. Las llaves de mi supra están en el cajón con llave del taller, ahora es tuyo, sé que siempre quisiste uno, así que cuídalo como yo lo hice. Haz que me sienta orgulloso de ti, como siempre hiciste, hijo... Lo siento. ¨  

  

  

Difíciles momentos aguardaban a Ryo y todo parecía venirse abajo, aun que contaba con el apoyo de Tora y de Yui, quienes le acompañaban en ese momento. Ryo se veía enfadado, el club al que tanto quería,no se despedía de uno de los líderes más emblemáticos, al parecer nadie quería estar ya con un hombre que metió a un chaval de la calle en el club y ese hecho hizo que fuesen marginándolo, pero... ¿Hasta qué nivel? Hasta el nivel de que ninguno de ellos se presenta en su entierro. Ryo estaba enfurecido, pensó que liderando el clan de los corredores jóvenes podría cambiar el prestigio de su taller y conseguir honrar al jefe.  

  

Ya con 25, con el Supra preparado y después de un tiempo, consiguió escalar en las carreras y competiciones promocionadas por el club, hecho que a largo plazo le situaría como uno de los finalistas para liderar el clan joven. Una de las pruebas más importantes, una ruta por montaña que trazaba curvas difíciles y que finalmente contactaba con la parte sur de la ciudad, sería la que haría finalistas a los mejores corredores jóvenes en el club. Ryo tenía una particular manera de correr por montaña, tomaba las curvas aprovechando la máxima velocidad de su vehículo, trazándolas sin miedo y sin frenar, levantando el acelerador como mucho. Ryo, destacó entre los suyos gracias a sus técnicas, hecho que finalmente le convirtió en el líder de el clan joven, hecho que claramente no gusto, pero no había sitio para quejas, la ley del club era clara.  

  

Yui, además de su amante, también era la hermana del tercer miembro del clan de corredores jóvenes que Ryo lideraba, esto para él era una tortura: “Un sin familia sale con mi hermana y además lidera al clan al que dedico mi vida...”Debería pensar el hermano de Yui. El liderazgo de Ryo se vería afectado a largo plazo, por esta época Ryo destapó que realmente utilizaban a los jóvenes para potenciar la venta de productos ilegales en la ciudad: Los más hábiles y preparados corredores conseguían moverse en esta si ninguna dificultad. “Tengo que mantener con vida este taller y si no lo hago yo nadie lo hará”- pensaba Ryo, mientras miraba hacia el horizonte, reflexivo con el tema. Ryo logro entender cuál era la finalidad del club realmente, tanto jóvenes como adultos del club tenían la habilidad suficiente para transportar todo tipo de productos a gran velocidad por las montañas de los alrededores y así de una manera indetectable entrar por la zona de la ciudad que, para el público, estaba vallada y era zona restringida, evitando así la policía y las cámaras de seguridad que frecuentaban las rutas convencionales de la ciudad... Ese era pues el verdadero negocio. “mi jefe ya me lo dijo supongo, no todo es lo que parece o lo que creo...” Termino de decir para sí mismo. La ruta que frecuentaba el clan más joven era la misma que la de la carrera de oro. Esta era sin duda alguna la ruta que más utilizaban para transportar los productos. No se nos permitía preguntar transportaban los maleteros, aunque Ryo ya se hacía a la idea. Era sin duda una planificación infalible que, al parecer, perduraba por temporadas en el club y lo mantenía con vida.  

  

Pasados unos meses, en un momento de tranquilidad, Makoto Kita, llevó a cabo un plan que solo un monstruo podría llevar a cabo para vengarse de Ryo y de la envidia que le hacía sentir. Cogió el teléfono en un momento adecuado. Llamó a Yui, alegando que Ryo se había accidentado en la última curva del recorrido (que era de acceso a civiles) donde Makoto, minutos después, la hizo permanecer ahí. Esa era una de las curvas que Ryo con tanta velocidad tomaba. Sin saber lo que sucedía, tomó su encargo, y condujo por la ruta establecida. Ryo no iba solo, pero como líder de facción tenía que ir delante y mantener el máximo ritmo para que el grupo le siguiera. Todo iba sobre ruedas, no hubo incidentes en todo el trayecto, pero al llegar a la última curva, Ryo se llevó por delante el coche de Yui con ella dentro.  Ryo acabo con la vida de la hermana del tercero de la organización, incumpliendo así la normativa de los Mid Night Club más primordial: No harás daño a ningún civil ni harás peligrar su vida. Fue un plan maestro, para el que Makoto sacrificó la vida de su hermana. entonces Ryo salió del coche arrastrándose y sangrando. No tardó en caer inconsciente por la pérdida de sangre. Tora, preocupado, le recogió y salieron todos por patas. Una vez despierto, Ryo fue informado en el Hospital de que presentaba quemaduras de segundo grado en toda la espalda además de múltiples fracturas y cortes. Debería ser su prioridad, pero lo peor no había llegado aún. Además de ser expulsado por el club, al preguntar por Yui, se le notificó que se hallaba fallecida por su imprudencia al volante. A Ryo se le vino el mundo abajo, empezó a llorar y a mirarse las manos, se veía a sí mismo como un monstruo que destrozó todo lo que amaba por un club.  

  

Cuando salió del hospital no tenía a donde ir, así que fue a su casa y se encontró con una nota que el esperaba:  

  

¨Ryo le notificamos que usted ha quedado expulsado de nuestro club. Por consecuencia no precisaremos más de sus servicios como conductor, en cuanto a tus padres y todos tus bienes, nunca más sabrás de ellos. ¨  

  

  

Ryo se quedó paralizado mirando la nota. Un sudor frío caía por su frente, pero antes de darse la vuelta y darse cuenta de que tenía a alguien detrás, le golpearon con un bate y lo dejaron inconsciente. Después de un viajecito, se despertó. Se hallaba en una silla encadenado, se sentía que todo acabaría ahí, en un sucio sótano mohoso y mugriento. No pasaría mucho tiempo antes de que apareciera Makoto y el resto del club, incluido a Tora, que llevaba una cara de decepción y quien estaba muy apenado por lo que estaría sucediendo.   

  

“Has matado a mi hermana y has destrozado nuestra reputación en el club.”- Le diría mientras le miraba a los ojos- “Vamos a darte tu merecido” 

  

Como parte del club tenían que tomar la responsabilidad de cambiar a un nuevo líder y de encargarse del antiguo. Ryo pronto se dio cuenta de que tenía un extenso tatuaje en el brazo, un tatuaje que le marcaría como un desertor. Este tatuaje, según las leyes de la organización y del mundillo, permitiría quien lo entendiera hacer lo que quieran con él por todo el país. Ryo fue castigado y reiteradamente golpeado. Se despertó en un callejón, desorientado y se quedó mirando al cielo por unos instantes. Se levantó y decidió moverse. A los pocos segundos, aparecieron unos chavalines de banda que le vieron y le dijeron “¿Te has perdido, tronco?” Preguntaban sonrientes, con cierta ironía y sarcasmo. Mientras blandían armas tales como un bate, cuchillos, puñales... Ryo se dirigió a ellos. -¨ ¿Dónde estoy, que es este lugar? ¨- Les dijo con incertidumbre a lo cual le responde el tío que parecía manejar el cotarro inmediatamente- “Estas en la zona más remota de Tokio, donde el gobierno no tiene el poder, donde la ley no existe, donde nosotros mandamos”- y así era, era una zona de Tokio que estaba abandonada y solo lucía por sus edificios a medio construir y suciedad. Ellos se fijaron en su tatuaje, y le miraron fijamente. Su cara era muy expresiva, ese delincuente miraba a Ryo fijamente. Ante él, un joven marcado con la marca de la deshonra y traición, era un blanco claro. Acorralaron a Ryo y le dieron golpes hasta dejarlo casi inconsciente nuevamente. Pretendían matarlo y dejarlo ahí, ya que era una forma de diversión para ellos, pero en ese instante se escucharon disparos y uno cuantos de ellos quedaron abatidos. Lo último que vió Ryo antes de desmayarse eran hombres con traje y armados hasta los dientes abatir a los agresores uno a uno.  

  

Ryo despertó un día después, esta vez le costó más tiento recuperarse debido a las múltiples palizas. Extrañado, miró su entorno. Una habitación normal, cálida. Sentía sus heridas bien tratadas. Todo era muy extraño para él, y aunque Ryo tampoco quería seguir con vida porque lo había perdido todo ciertamente, pero a los pocos minutos, su mente se ocupó por otro estímulo. Entraría en la habitación un anciano que lucía joyas y un traje muy caro. Este se acercó a la cama y se sentó a su lado.  

  

  

-” Como has cambiado Ryo” -afirmó el anciano melancólicamente  

  

-” ¿Como sabes mi nombre?” -pregunto Ryo extrañado  

  

-” Yo lo sé todo sobre ti, Ryo. Eres igualito que tu padre, pero parece que has tomado un camino diferente” Ryo seguía mirando extrañado al anciano, “Yo soy tu abuelo, Ryo.”-Ryo empezó a mirarle fijamente.  

-” ¿Como es que nunca he oído de ti, si es cierto lo que dices?” preguntaba Ryo con sospecha  

  

-” Tu padre y yo no tuvimos una buena relación, así que no es de extrañar que no sepas de mí.”- exclama con una sonrisa amable.  

-” Si de verdad eres quien dices... ¿Quiénes eran esos hombres que dispararon, quien eres realmente y porque me has traído hasta aquí?”-Le dijo.  

  

-” Hay cosas que no sabes de mi Ryo, pero poco a poco las iras descubriendo, lo importante ahora es que estas en casa. Descansa ahora y te iré enseñando”- Dijo mientras dejó la sala y confió su nieto a unas sanitarias de su confianza, que debían revisar el estado de Ryo.  

  

  

Pasado un día, Ryo, que ya estaba mejor, podía caminar. Conversó largo y tendido con su abuelo sobre todo lo que le rodeaba. Su abuelo le explicó el papel que tenía en la sociedad de Tokio. Al parecer, el abuelo era uno de los seis señores Yakuza que había en la ciudad, de los muchos que hay en Japón. El abuelo ansiaba enseñar a Ryo todo lo que sabe. En un momento de la conversación, Ryo le miró y le enseño el brazo. "No creo que puedas enseñarle a un traidor"-Le comento Ryo, mientras mostraba el brazo. - El abuelo de Ryo sonreiría, y rápidamente le mostró, levantando su manga el tatuaje que el también portaba. Era un tatuaje de misma extensión y con el mismo patrón. Un tatuaje de traición y deshonra,  como el que su nieto portaba. Entonces Ryo le observó anonadado.  

  

-”¿Como puedes ser tu un jefe con esa parca en tu brazo?” -Entonces el abuelo le contestó.  

“Somos los hombres con más enemigos, los que más fácilmente hacemos contactos leales. Sí es como, al fin y al cabo, los seis señores que somos nos apoyamos unos a los otros en una irreversible alianza.” 

  

Su abuelo le fue instruyendo y le enseñó muchas cosas, pero esos días Ryo seguía preguntándose dónde estaban sus padres y porqué su abuelo no había hecho nada al respecto. Un día preguntó, a lo que el abuelo le dijo: “Tu padre Ryo se alejó de mí, tomo sin duda, otro camino, un camino de seguridad y de debilidad que te ha traído hasta aquí”  

  

Ryo no tenía nada que decir, una vez a salvo y pasado un mes Ryo tenía que tomar una decisión. Partió a América, donde se daría a conocer como Ryo Nanashi. encontró el apellido de su mejor amigo como apropiado, ya que más que un amigo siempre fue un hermano y de esta manera siempre se acordará de él, así que cambió su identidad y partió.  

  

Una vez instalado, en América, el treintañero visitó una ciudad donde conoció a gente increíble que marcaría su futuro. A largo plazo heredó un taller y formo parte de una familia. Un hombre con patillas, dueño de un club de striptease, fue una de las personas más importantes para el durante esa época. ¿Habría este hombre tomado el lugar de Tora durante ese tiempo en el corazón de Ryo? No le daría tiempo a descubrirlo antes de hacer un viaje. Seis meses después, cuando el pasado parecía ser pasado, recibió un mensaje donde su abuelo done le expone todo lo que hizo Makoto Kita y que hacer para remediarlo. Ryo tuvo que volver a Japón para reparar lo sucedido.  

  

Regresó a Takayama. Una vez Ryo supo lo que hizo Makoto, lo organizo todo, hablando con Tora en privado para explicarle lo que le aclaró y explico su abuelo. Tora infiltró a Ryo en una de las entregas, lo escondió en los asientos traseros de un coche que tenía tinte de ventana negro y no permitían ver lo que había dentro. Tora planeó todo con el abuelo para que haga el pedido de mercancía. Aprovecharon para que, al llegar este todo preparado, una vez en el sitio, los hombres del abuelo de Ryo apuntaron con armas a todos, salió Ryo del coche de tora y expuso los hechos a Makoto para que todo el mundo lo sepa. Cuando toda la facción lo supo cogieron a Makoto y lo tatuaron por todo el cuerpo con la parca de la traición y deshonra y Ryo le dijo a su abuelo que se deshiciera de él. Este hecho hizo que todos vieran a Ryo como una víctima más que como un traidor, no obstante, la ley era clara y Ryo se seguía sintiendo culpable, pero al menos puedo reestablecer su amistad con Tora.   

  

"Ahora tú eres quien lleva esto Tora, así que cárgalo con honra y no dejes que otros te lo impidan"- en ese momento, Ryo abraza a Tora, una vez más, como un hermano. -  

  

No obstante, Ryo sabe ya no pertenece a Takayama, ya que ese, no es su lugar. Ahora tiene una familia con la que estar, sus mejores amigos. Ha de regresar a América para seguir adelante sin mirar atrás. Después de vivir un tiempo en aquella ciudad donde terminó siendo dueño de un taller mecánico, el cual fue de uno de sus amigos, se mudó a una ciudad de Forasteros donde consiguió un empleo de mecánico también de una forma rapida gracias a su experiencia. Trabajo desde un rango de experimentado mientras mantenía la distancia con sus amigos, cada uno de ellos en sus respectivas ciudades. Ryo permanecerá en esa ciudad hasta que tiene una oferta de empleo más llamativa en una ciudad más grande. Ryo emprenderá un viaje a las fronteras de Despistaos con la esperanza de vivir ahí y poder continuar con su vida alejado de lo que más le aterra, perder a su familia.  

  

  

  

Cualquier cosa que quieras añadir (Opcional):  

  

Ryo siempre lleva encima una foto den la que salen él y Yui Kita, sonriendo, en el taller donde él trabajaba en Takayama. (un día que le visitó sin avisar, y pasaron el día juntos) Seguramente lo más valioso para Ryo. Aunque en la foto, una llama de un mechero, habría arruinado la cara de Ryo. 

  • Me Gusta 1
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

HISTORIA APROBADA

 

Tu invitación ha sido aceptada. Te recomiendo leer la NORMATIVA a conciencia y comprenderla bien antes de pasar a hacer el examen oral.

También te dejo dos post muy útiles sobre COMANDOS /ME Y /DO y ROL DE ENTORNO

 

Ya puedes acceder al TS3 (ts3.despistaos.es) para realizar el examen.

 

Aquí tienes los horarios de entrevistas, puedes escoger el que mejor te venga: HorarioEntrevistas

 

Cualquier duda, puedes preguntarla en las salas de ayudas en nuestro servidor TeamSpeak3

 

¡Buena suerte @ RYO !

  • Me Gusta 1
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

ENTREVISTA ORAL APROBADA


¡Enhorabuena ya puede acceder a la ciudad [email protected]  !


Te dejo un par de guías por si te surge cualquier duda. Cualquier duda me comentas.

Primeros pasos en el Wipe

[GUÍA] - Todo sobre el servidor [DESACTUALIZADA]

[MOD] Mejora Visual y MiniMapa

Normativa General

**La normativa está sujeta a cambios constantes**

 

¡¡Que disfrutes la experiencia!!

  • Me Gusta 1
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

  • 9 months later...
  • -Moderador-
ESTE POST DARÁ CONTINUACIÓN PARA EL PROCESO DE RE-WHITELIST DEL USUARIO @RYO

 

El usuario cuenta con 15 días a partir de la fecha 23/01/2021, para finalizar su proceso de re-whitelist. Si en este periodo, el usuario no se presenta, la invitación pasará a estar rechazada.

giphy.gif

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios web

  • 3 weeks later...
Guest
Este tema está cerrado a nuevas respuestas.
×
×
  • Crear nuevo...