Jump to content

Peybool

Miembro Whitelist
  • Contenido

    2
  • Donaciones

    0,00 € 
  • Ingreso

  • Última visita

Reputación comunidad

0

Información personal

  • Nombre del personaje
    Kaiser Smith

Visitantes recientes al perfil

353 visitas al perfil
  1. Nombre y Apellido que vayas a usar ingame: Káiser Smith Edad y fecha de nacimiento (REAL): 28/10/1991 (28 años) Experiencia previa en roleplay: No tengo experiencia, pero llevo viendo vídeos de roleplay durante 2 años Historia completa de tu personaje (como lo interpretaras, de donde viene, que pretende ser, sus aspiraciones y sus miedos etc...): Mi nombre es Káiser Smith, Kaiser significa emperador en alemán, nací en Los Ángeles en la ciudad de Santa Mónica en el hospital Cedars-Sinai Medical Center de Los Ángeles vengo de familia adinerada mis padres son James Smith y Elizabeth Smith son personas humildes mi padre es abogado y mi madre médica. Mis padres se conocieron en la discoteca más conocida de la zona por un intercambio de drogas que finalmente acabaría matando a su jefe años después y dejarían ya el negocio para emprender su vida fuera de la delincuencia y se pusieron a estudiar en las mejores universidades de la zona y comenzar una nueva etapa sin que nadie supiese nada del tema solo ellos dos. A los pocos años finalmente nací, yo era un niño de pelo negro piel blanca y ojos marrones, me diferenciaba del resto por lo nervioso que podía ser en algunas ocasiones. En la guardería no me portaba bien, me llegaba a esconder caramelos en mi cuerpo y sentía miedo que me pillase la profesora y me sentía bien y acto seguido amenazaba a mis compañeros si se lo contaban a ella. Al llegar a casa me comía el remordimiento por dentro aun siendo muy pequeño sabía que no iba por buen camino, era un niño algo tímido con la gente no muy preocupado con las cosas que podía ocurrir, siempre estaba preocupado por si se chivaban mis compañeros de la guardería. No tuve una infancia muy buena que digamos, y eso lo culpo a mis padres ya que me quedaba solo en casa muchas horas y solo tenía la televisión para entretenerme y aprendía muchas veces por la películas las únicas pelis que me gustaban era de mafias como el padrino era un niño muy revoltoso que no me quedaba conforme con nada, a los ojos de mis padres me comportaba bien pero luego cuando me dejaban solo delante de mis compañeros cambiaban por completo mi manera de pensar. Me gustaba hacer lo que hacía cualquier niño como jugar con la pelota, dibujar e inventarse historias, hacer deporte y mancharse mucho de barro y tirándome siempre al suelo y en tema de comer no me gustaba mucho que digamos… solo me gustaba el chocolate, era un adicto a la tableta de chocolate no dejaba de comerla a todas horas y aun así no engordaba ya que era una persona muy inquieta y no paraba ni un segundo. En la infancia no tenía muchos amigos ya que se me hacía muy difícil sociabilizarme con la gente pero sabía que era mi manera de pensar con la gente y por eso me quedaba en siempre solo y pensando mis propias historias de fantasía era muy listo y sabía que podía dar más de mí. Casi al acabar la guardería me hice un amigo por primera vez se llama Thomas y ahí recordé que las personas se pueden acercar a mí a pesar de todo, yo me veía como un bicho raro, ya que mis padres nunca tenían amigos y yo le hacía lo mismo a pesar de todo, pero sabía que se puede cambiar a pesar de todo. Casi al acabar la guardería ya no volvió nunca más Thomas a la guardería y me sentía como si me faltase algo un amigo un compañero en tener todo mi apoyo… y ahí aprendí una buena lección como persona y fue el principio de mi personalidad, acabe llorando por Thomas porque no sabía nada de él aun estando en la misma clase. Me llevaron al psicólogo 2 veces por semana por lo inquieto que podía parecer en algunas situaciones e incluso podía tartamudear llevándome 3 veces por semana al logopeda para tener todos los días de la semana ocupados mientras mis padres hacían sus “trapos sucios”. Cuando me fui haciendo más mayor y estaba en el colegio más caro de la zona, no me fue tan bien lo de ir a las clases, las actividades extra escolares del rugby no me gustaba y detestaba el deporte, y ahí sufrí mis primeros acosos de bullying por parte de mis compañeros. En aquella época me enamoré por primera vez de una chica de mi clase, no sabía el por qué pero siempre que pensaba en ella me daba un hormigueo por todo el estómago, ella no sabía nada de mis padres pero ocultaba información para ser otra persona delante de esa chica que me enamoró, quedaba con ella al salir del colegio pero era pequeño y no sabía cómo actuar muchas veces en esas ocasiones, sé que todo no es para siempre y efectivamente… la chica del que tanto me enamore se mudó a otra ciudad y yo me quede en shock solo estábamos saliendo 1 semana y quería saber más de ella pero éramos pequeños y no podía permitirme salir de la ciudad para ir a por ella. Me apunté a actividades extra escolares de pequeño para ser mejor conmigo mismo y crecer, primero me fui a clases de guitarra y me fue muy bien salvo que me costaba ir al ritmo del resto y acabe por dejarlo y sabía que eso no era lo que se me daba bien. En el cambio del instituto lo lleve algo mejor podía hablar con más gente, y era los primeros pasos de encontrarme con la droga por primera vez. Me enseñaron los porros y sabía algo del tema por parte de mis padres pero no lo había probado aun y sabía que ese era el momento para probarlos. Me fui distanciando de los estudios y en la adolescencia ya me estaba buscando problemas con la justicia como lo hicieron mis padres, caería en el mundo de los negocios las mafias y las bandas. No me gustaba irme con nadie siempre iba solo, era como un lobo solitario. Dependía mucho de mis padres en tema económico hasta que un día rindió cuentas con ellos hasta el punto de ir a por ellos hasta matarlos. Mis padres de pequeño estuvieron en muchas mafias con las bandas más peligrosas de todo el estado. Desde ese día mi vida cambio por completo, no sabía lo peligroso que podía ser las mafias, sabía que mis padres cuando eran más jóvenes estaban en este mundo, pero creía que al apartarse de este mundo durante muchos años ya no les buscaría más y les harían invisibles e incluso inmune a todo este mundo, pero la gente no perdona y nunca me contaron mucho del tema cuando eran jóvenes y no podía saber lo que exactamente sucedió. Me encontré con muy poca herencia no sabía por qué ya que mis padres tenían mucho dinero, no me gustaba el tema de los juicos y pase del tema y me conforme con el poco dinero que les quedaba. En la adolescencia iba al colegio y solo pensaba en reclutar gente para ganar dinero con la droga y seguir los pasos de mis padres, ya que no sabía por qué mis padres con los estudios que tenía se metían y el dinero que ganaban se metía en estos problemas tan serios. No me fiaba de nadie, todos los amigos que hice en la adolescencia acabé dejándolos de lado, tuve una época muy oscura y sentía que no encajaba. Estuve trabajando de repartidor de pizza mientras me sacaba el carnet de conducir y hacía en la calle mis trapicheos de droga, iba siempre solo al no confiar en absolutamente nadie, luego mi familia por parte de ambos padres se distanciaron de mi por los problemas de las mafias, y estuve pagando la casa de los Ángeles con el dinero de la herencia de mis padres y algún dinero negro de las drogas. Tras mucho tiempo y años sabáticos finalmente me saqué la secundaría, me compré un ordenador y me empezó a gustar el tema de la informática ya que podía quedar con gente sin que le conociese en persona y pasar la mercancía sin ir al lugar de encuentro con el cliente. Empecé a volver a estudiar y a ponerme serio para aprender informática ya que me tiraba horas y horas delante de la pantalla y siempre pensando en el beneficio del negocio “familiar” me tuve me mudar por primera vez de los Ángeles, ya que no me sentía a gusto me reconocían muchas personas y no era lo de antes, cuando mis padres trapicheaban por el barrio. Me tuve que ir a San Francisco un lugar alejado de los Ángeles pero muy parecido a la ciudad que estaba viviendo, tuve que empezar una vida desde 0 y aun no era mayor de edad tenía que trabajar con dinero negro de trabajos basura, me sentía una persona atrapada que donde fuese no tenía tanta libertad para pensar y siempre buscaba un lugar mejor, primero pensé en otro barrio y ahora una nueva ciudad… Aun no tenía pensamientos de irme a otro Estado. Estaba en un constante bucle por mi parte, tenía muchos conocidos pero muy pocos amigos, no quería volver otra vez a las mafias y las drogas porque nunca me han llevado por un camino bueno. Quería trabajar como informático ya que estuve estudiando y especializándome para poder dejar atrás y alejarme una vida llena de lujuria trapicheos vida nocturna y mucha droga. Sabia me que me iba a costar afrontar el cambio, pero lo iba a superar con fuerza y sabía perfectamente que nada es para siempre y si pasa algún otro motivo me tocaría volver a mudar. Tras cumplir 25 años, sabía que tenía mucha trayectoria encima y sabía lo que me esperaría y las cosas no me iban a ocurrir de repente, sabía perfectamente de quien fiarme y de quien no (o eso creía yo). Al querer dinero fácil y rápido recurrí a lo peor que se podía hacer ya que no tenía donde vivir en San Francisco la casa de mis padres estaba en los Ángeles pero tenía que dejar esa vida y ese sitio y solo me encontraría con problemas tenía que volver a las mafias y a la venta de drogas, reconocido por mis padres muy famosos en todo el mundo yo me abrí un hueco y poco a poco me iba amoldando a cualquier banda callejera. Káiser Smith ya tenía un nombre dentro de las bandas y alguna vez me llegó ascender ya que desde pequeño había estado involucrado en las peleas de bandas, mafias, delincuencia y drogas. Me sabía todo los lugares concurrentes de la zona y por mis padres los policías no me hacían nada y que a ellos los tenía comprado en los lugares más concurrentes y me sentía el amo del barrio, poco a poco numerosas bandas me llegaban a mí a pedirme consejos de como triunfar como yo y no veía límite alguno y me sentía el rey del mundo. Policías de San Francisco me hacían la vista gorda, y tuve dinero para comprarse un piso por la zona, hasta que finalmente todo se torció, numerosas bandas me llamaban al móvil para pedirme explicaciones de cosas que no hice y me hicieron la vida imposible de un día para otro. No me lo creía en todo el “fregao” que estaba me metía en camisa de once varas sin yo quererlo me estaba dando mucha ansiedad todo este asunto, sabía que no podía dejar de existir y las mafias aun seguirían y ¿que “persona toxica” me había metido en todo esto? Estaba muy confuso aun no entendía tanto odio por mi persona o quizá fue por mis padres fui siempre una persona con la verdad por delante muy decidida y si hay algo que cambiar para hacer el bien lo haré, ya que me metí en esto de las drogas para cambiar a mi familia y salvar la mía. Sé que mis inquietudes son la informática y el trapicheo de droga e involucrarme en mafias podía usar mis dos mejores herramientas para infiltrarme y poder ser el mejor, ya que siempre he sido y seré el mejor camello de la zona. Empecé con marihuana como empieza cualquier chaval pero termine acabando con cocaína, heroína y drogas más caras para tener más reputación, ya que importa muchísimo la reputación que tienes como persona y en la forma de actuar. Cada vez empezaba a ser más tranquilo pero más pendiente de las cosas, cuando más callado más listo y más te enteras de las cosas que ocurre a tu alrededor. En la tartamudez ya no se me notaba pero me hacía un toque de humor y una carisma única al hablar con tantas personas muchas ni saben lo que me ocurre y eso me ganaba puntos a mi favor. Nunca había contado miedos y uno de mis miedos es a la oscuridad es curioso ya que la mitad de mi adolescencia me la pasaba yendo a club nocturno y por la calle en mitad de la noche pasando frió y calor a la luz de la luna para sacarme dinero vendiendo droga en la calle o por Internet muchas páginas web de la venta de droga me la terminaba cerrando la policía me tenía que ir a la deeb web al tener unos conocimientos intermedios-avanzados podía saber algo del tema usando navegador tor, y servidores proxys para que nunca rastren mi dirección ip y que no me detenga la policía ya que muchas cosas que están en la deep web es venta de armas, drogas pornografía etc. Ahora en esta época de los 27 años ya estaba más crecidito tenía una complexión más atlética y media 1,75m que para la edad tenía una estatura media mientras estaba más metido en el ordenador que en la calle sabía más información sobre el tema de drogas delincuencia que otros que solo estaba en la calle, había que coger cada pedacito y juntarlo en uno solo para tener una bola muy grande y amoldarlo a tus ideas era realmente sencillo mirando desde este punto de vista. Desde hace varios años Káiser sabe perfectamente lo que quiere en esta vida y sabía que tenía que volver a mudarse no le iba a resultar algo sencillo pero ya sabía el lugar y el momento de hacerlo, no sabía él porqué, pero adentro de él sabía que lo tenía que hacer. Nunca había estado pero le han hablado maravillas de ese lugar, me refería a “Los Santos” sin lugar a duda una de los mejores sitios para vivir del mundo cerca de Los Ángeles y San Francisco, sabía que su destino era ese lugar, notaba algo dentro de él que le decía que fuese a aquel lugar. Sabía Káiser que no tenía nada acumulado en los otros lugares y podía irse sin problemas a “los santos” un lugar de sueño. Podía desplazarse libremente ya que el ordenador se puede desplazar contratar Internet en cualquier casa y el tema de vender droga… bueno de esto ya me ocupaba que por eso viene de familia, y nunca cometeré en gran error de mis padres y me convertiré en el mejor y podré hacerlo con ayuda de la gente que se quiera unir en mi proyecto o solitario como ya comencé desde pequeño que no tengo ningún resquemor a volver a pasar por todo. Tengo algún dinero ahorrado de estos años con las mafias y drogas que sabía que me iba a servir para un futuro y comenzar la nueva vida en Los Santos. Lo tenía completamente claro el hecho de mudarme a Los Santos para comenzar una vida desde 0 y sobre todo ganarme el cariño de los que me rodean y me hacen el bien y siempre tirar para adelante ante cualquier adversidad. Cualquier cosa que quieras añadir (Opcional): Káiser es una persona muy abierta con la gente, al principio algo tímido por miedo a lo que le hicieron en su pasado pero enseguida se socializa y habla mucho tuvo muchos shock en la infancia con Thomas su mejor amigo y con su novia de su adolescencia pero sabía que nada era para siempre y se ha enriquecido a salud mental y como persona y eso le hace ser una persona muy fuerte a medida que crece se cierra más como persona pero sabe Káiser que eso no me iba a llevar a buen lugar y es cuando intenta cambiar. Aún sigue siendo un poco tartamudo pero no se le nota apenas a medida que el coge confianza es muy tranquilo de personalidad pero muy inquieto para todo y no anda quieto ni un segundo.
  2. Nombre y Apellido que vayas a usar ingame: Káiser Smith Edad y fecha de nacimiento (REAL): 28/10/1991 (28 años) Experiencia previa en roleplay: No tengo experiencia, pero llevo viendo vídeos de Roleplay durante 2 años Historia completa de tu personaje (como lo interpretaras, de donde viene, que pretende ser, sus aspiraciones y sus miedos etc...): Mi nombre es Káiser Smith, Káiser significa emperador en alemán, nací en Los Ángeles en la ciudad de Santa Mónica en el hospital Cedars-Sinai Medical Center de Los Ángeles vengo de familia adinerada mis padres son James Smith y Elizabeth Smith son personas humildes mi padre es abogado y mi madre médica. Mis padres se conocieron en la discoteca más conocida de la zona por un intercambio de drogas que finalmente acabaría matando a su jefe años después y dejarían ya el negocio para emprender su vida fuera de la delincuencia y se pusieron a estudiar en las mejores universidades de la zona y comenzar una nueva etapa sin que nadie supiese nada del tema solo ellos dos. A los pocos años finalmente nací, yo era un niño de pelo negro piel blanca y ojos marrones, me diferenciaba del resto por lo nervioso que podía ser en algunas ocasiones sobre todo con mis compañeros de la guardería. Me llevaron al psicólogo 2 veces por semana por lo inquieto que podía parecer en algunas situaciones e incluso podía tartamudear llevándome 3 veces por semana al logopeda para tener todos los días de la semana ocupados mientras mis padres hacían sus “trapos sucios”. En la guardería no me portaba bien, me llegaba a esconder caramelos en mi cuerpo y sentía miedo que me pillase la profesora y me sentía bien y acto seguido amenazaba a mis compañeros si se lo contaban a ella. Al llegar a casa me comía el remordimiento por dentro aun siendo muy pequeño sabía que no iba por buen camino. Cuando me fui haciendo más mayor y estaba en el colegio más caro de la zona, no me fue tan bien lo de ir a las clases, las actividades extraescolares del rugby no me gustaba y detestaba el deporte, y ahí sufrí mis primeros acosos de bullying por parte de mis compañeros. En aquella época me enamoré por primera vez de una chica de mi clase, no sabía el por qué pero siempre que pensaba en ella me daba un hormigueo por todo el estómago, ella no sabía nada de mis padres pero ocultaba información para ser otra persona delante de esa chica que me enamoró, quedaba con ella al salir del colegio pero era pequeño y no sabía cómo actuar muchas veces en esas ocasiones. Me fui distanciando de los estudios y en la adolescencia ya me estaba buscando problemas con la justicia como lo hicieron mis padres, caería en el mundo de los negocios las mafias y las bandas. No me gustaba irme con nadie siempre iba solo, era como un lobo solitario. Dependía mucho de mis padres en tema económico hasta que un día rindió cuentas con ellos hasta el punto de ir a por ellos hasta matarlos. Mis padres de pequeño estuvieron en muchas mafias con las bandas más peligrosas de todo el estado. Desde ese día mi vida cambio por completo, no sabía lo peligroso que podía ser las mafias, sabía que mis padres cuando eran más jóvenes estaban en este mundo, pero creía que al apartarse de este mundo durante muchos años ya no les buscaría más y les harían invisibles e incluso inmune a todo este mundo, pero la gente no perdona y nunca me contaron mucho del tema cuando eran jóvenes y no podía saber lo que exactamente sucedió. Me encontré con muy poca herencia no sabía por qué ya que mis padres tenían mucho dinero, no me gustaba el tema de los juicios y pase del tema y me conforme con el poco dinero que les quedaba. En la adolescencia iba al colegio y solo pensaba en reclutar gente para ganar dinero con la droga y seguir los pasos de mis padres, ya que no sabía por qué mis padres con los estudios que tenía se metían y el dinero que ganaban se metía en estos problemas tan serios. No me fiaba de nadie, todos los amigos que hice en la adolescencia acabé dejándolos de lado, tuve una época muy oscura y sentía que no encajaba. Estuve trabajando de repartidor de pizza mientras hacía en la calle mis "trapicheos" de droga, iba siempre solo al no confiar en absolutamente nadie, luego mi familia por parte de ambos padres se distanciaron de mi por los problemas de las mafias, y estuve pagando la casa de los Ángeles con el dinero de la herencia de mis padres y algún dinero negro de las drogas. Tras mucho tiempo y años sabáticos finalmente me saqué la secundaría, me compré un ordenador y me empezó a gustar el tema de la informática ya que podía quedar con gente sin que le conociese en persona y pasar la mercancía sin ir al lugar de encuentro con el cliente. Empecé a volver a estudiar y a ponerme serio para aprender informática ya que me tiraba horas y horas delante de la pantalla y siempre pensando en el beneficio del negocio “familiar” me tuve me mudar por primera vez de los Ángeles, ya que no me sentía a gusto me reconocían muchas personas y no era lo de antes, cuando mis padres trapicheaban por el barrio. Me tuve que ir a San Francisco un lugar alejado de los Ángeles pero muy parecido a la ciudad que estaba viviendo, tuve que empezar una vida desde 0 y aun no era mayor de edad tenía que trabajar con dinero negro de trabajos basura, me sentía una persona atrapada que donde fuese no tenía tanta libertad para pensar y siempre buscaba un lugar mejor, primero pensé en otro barrio y ahora una nueva ciudad… Aun no tenía pensamientos de irme a otro Estado. Estaba en un constante bucle por mi parte, tenía muchos conocidos pero muy pocos amigos, no quería volver otra vez a las mafias y las drogas porque nunca me han llevado por un camino bueno. Quería trabajar como informático ya que estuve estudiando y especializándome para poder dejar atrás y alejarme una vida llena de lujuria trapicheos vida nocturna y mucha droga. Sabia me que me iba a costar afrontar el cambio, pero lo iba a superar con fuerza y sabía perfectamente que nada es para siempre y si pasa algún otro motivo me tocaría volver a mudar. Tras cumplir 25 años, sabía que tenía mucha trayectoria encima y sabía lo que me esperaría y las cosas no me iban a ocurrir de repente, sabía perfectamente de quien fiarme y de quien no (o eso creía yo). Al querer dinero fácil y rápido recurrí a lo peor que se podía hacer ya que no tenía donde vivir en San Francisco la casa de mis padres estaba en los Ángeles pero tenía que dejar esa vida y ese sitio y solo me encontraría con problemas tenía que volver a las mafias y a la venta de drogas, reconocido por mis padres muy famosos en todo el mundo yo me abrí un hueco y poco a poco me iba amoldando a cualquier banda callejera. Káiser Smith ya tenía un nombre dentro de las bandas y alguna vez me llegó ascender ya que desde pequeño había estado involucrado en las peleas de bandas, mafias, delincuencia y drogas. Me sabía todo los lugares concurrentes de la zona y por mis padres los policías no me hacían nada y que a ellos los tenía comprado en los lugares más concurrentes y me sentía el amo del barrio, poco a poco numerosas bandas me llegaban a mí a pedirme consejos de como triunfar como yo y no veía límite alguno y me sentía el rey del mundo. Policías de San Francisco me hacían la vista gorda, y tuve dinero para comprarse un piso por la zona, hasta que finalmente todo se torció, numerosas bandas me llamaban al móvil para pedirme explicaciones de cosas que no hice y me hicieron la vida imposible de un día para otro. No me lo creía en todo el “fregao” que estaba me metía en camisa de once varas sin yo quererlo me estaba dando mucha ansiedad todo este asunto, sabía que no podía dejar de existir y las mafias aun seguirían y ¿que “persona toxica” me había metido en todo esto? Estaba muy confuso aun no entendía tanto odio por mi persona o quizá fue por mis padres fui siempre una persona con la verdad por delante muy decidida y si hay algo que cambiar para hacer el bien lo haré, ya que me metí en esto de las drogas para cambiar a mi familia y salvar la mía. Sé que mis inquietudes son la informática y el trapicheo de droga e involucrarme en mafias podía usar mis dos mejores herramientas para infiltrarme y poder ser el mejor, ya que siempre he sido y seré el mejor camello de la zona. Empecé con marihuana como empieza cualquier chaval pero termine acabando con cocaína, heroína y drogas más caras para tener más reputación, ya que importa muchísimo la reputación que tienes como persona y en la forma de actuar. Cada vez empezaba a ser más tranquilo pero más pendiente de las cosas, cuando más callado más listo y más te enteras de las cosas que ocurre a tu alrededor. En la tartamudez ya no se me notaba pero me hacía un toque de humor y una carisma única al hablar con tantas personas muchas ni saben lo que me ocurre y eso me ganaba puntos a mi favor. Nunca había contado miedos y uno de mis miedos es a la oscuridad es curioso ya que la mitad de mi adolescencia me la pasaba yendo a club nocturno y por la calle en mitad de la noche pasando frío y calor a la luz de la luna para sacarme dinero vendiendo droga en la calle o por Internet muchas páginas web de la venta de droga me la terminaba cerrando la policía me tenía que ir a la deeb web al tener unos conocimientos intermedios-avanzados podía saber algo del tema usando navegador tor, y servidores proxys para que nunca rastren mi dirección ip y que no me detenga la policía ya que muchas cosas que están en la deep web es venta de armas, drogas pornografía etc. Ahora en esta época de los 27 años ya estaba más alto tenía una complexión más atlética y media 1,75m que para la edad tenía una estatura media mientras estaba más metido en el ordenador que en la calle sabía más información sobre el tema de drogas delincuencia que otros que solo estaba en la calle, había que coger cada pedacito y juntarlo en uno solo para tener una bola muy grande y amoldarlo a tus ideas era realmente sencillo mirando desde este punto de vista. Desde hace varios años Káiser sabe perfectamente lo que quiere en esta vida y sabía que tenía que volver a mudarse no le iba a resultar algo sencillo pero ya sabía el lugar y el momento de hacerlo, no sabía él porqué, pero adentro de él sabía que lo tenía que hacer. Nunca había estado pero le han hablado maravillas de ese lugar, me refería a “Los Santos” sin lugar a duda una de los mejores sitios para vivir del mundo cerca de Los Ángeles y San Francisco, sabía que su destino era ese lugar, notaba algo dentro de él que le decía que fuese a aquel lugar. Sabía Káiser que no tenía nada acumulado en los otros lugares y podía irse sin problemas a “los santos” un lugar de sueño. Podía desplazarse libremente ya que el ordenador se puede desplazar contratar Internet en cualquier casa y el tema de vender droga… bueno de esto ya me ocupaba que por eso viene de familia, y nunca cometeré en gran error de mis padres y me convertiré en el mejor y podré hacerlo con ayuda de la gente que se quiera unir en mi proyecto o solitario como ya comencé desde pequeño que no tengo ningún resquemor a volver a pasar por todo. Tengo algún dinero ahorrado de estos años con las mafias y drogas que sabía que me iba a servir para un futuro y comenzar la nueva vida en Los Santos. Lo tenía completamente claro el hecho de mudarme a Los Santos para comenzar una vida desde 0 y sobre todo ganarme el cariño de los que me rodean y me hacen el bien y siempre tirar para adelante ante cualquier adversidad. Cualquier cosa que quieras añadir (Opcional): Káiser es una persona muy abierta con la gente, al principio algo tímido por miedo a lo que le hicieron en su pasado pero enseguida se socializa y habla mucho. Aún sigue siendo un poco tartamudo pero no se le nota apenas a medida que el coge confianza es muy tranquilo de personalidad pero muy inquieto para todo y no anda quieto ni un segundo.
×
×
  • Crear nuevo...