Jump to content
-- Donaciones y sistema VIP -- ×
Actualización del sistema de Invitaciones ×

Clover

  • Contenido

    16
  • Ingreso

  • Última visita

Información personal

  • Nombre del personaje
    Cliff Karson

Visitantes recientes al perfil

2.791 visitas al perfil
  1. https://despistaos.es/profile/26779-zenkz_69/
  2. Nombre y Apellido que vayas a usar ingame: Alex Parker Edad y Fecha de nacimiento (REAL): (23 años) 03/06/1996 Experiencia previa en RolePlay: Más de 3000h registradas en servers FiveM. Historia - Padres y familia: Alex Parker es el tercer hijo de una familia de clase media/baja nacido el 4 de febrero del 1994 en Orlando, Florida. Reconocido por sus mismos padres como un “penalti” diez años después de tener a sus dos hijas Sophia y Marina, fue criado igualmente con mucho cariño por estos, ya que su padre Noah vio en Alex la posibilidad de inculcarle un futuro como él quería, ya que sus dos hijas Sophia y Marina no fueron buenas experiencias para él. Su madre, Milagros, fue hija de unos inmigrantes argentinos que marcharon con la esperanza de encontrar una vida mejor, la madre de Milagros (Teresa) encontró trabajo en una pequeña confitería local en Orlando donde con 16 años Milagros empezó a trabajar poco a poco con su madre, dado que Teresa logró tener buena confianza con su jefe. Milagros siguió trabajando en la confitería hasta los 18 años, la tenían explotada dado a que era muy inocente y trabajadora. Milagros conoció a Noah en su trabajo años después y empezaron a salir juntos, hasta que se casaron a los 18 años de Milagros y año después tener a Sophia, esta finalmente dejando el trabajo al enterarse que estaba embarazada de nuevo de Marina. La situación de Noah era bastante distinta, era hijo de una familia acomodada en Orlando la cual no dudó en formar con mano dura a este, acabó siendo oficial III de la policía en Orlando tras sus años de servicio en el cuerpo, era un hombre muy recto, de carácter frio y muy calculador, le gustaba que todo saliese según sus planes y vivía decepcionado con las dos hijas que tuvo con Milagros, ya que nunca ninguna de ellas llegaron a nada para él, ambas acabaron trabajando porque Noah les forzó a no acabar su educación al ver que no le ponían empeño, diciéndoles: “Si no queréis estudiar buscad un trabajo”. - Infancia, aspiraciones, colegio y relaciones sociales: La situación con Alex iba a ser distinta, como dije anteriormente, Noah veía a este como una oportunidad de hacer las cosas bien, aunque fuera fruto de un mal polvo… Alex fue criado desde el punto de vista de sus hermanas como “el mimado”, Noah por lo visto quería labrarle la infancia que a él le hubiera gustado tener y que siguiera sus pasos para así formar a Alex para ser Policía igual que él. Alex era un niño muy risueño y muy inocente, demasiado. Siempre tenía una sonrisa en la boca y andaba preguntando por absolutamente todo, era también la alegría del padre de Noah, ya que era su único nieto varón y cada dos por tres andaba por casa de sus abuelos, fue un niño muy querido por todos y con demasiados caprichos, lo que no sabían es que lo estaban malcriando sin darse cuenta. Alex desde pequeño fue un gran fan de las motos, siempre madrugaba los sábados y domingos para ver el campeonato mundial de Superbikes, a Milagros se le caía la baba de ver a su hijo tan emocionado por esto y siempre lo motivaba con juguetes de motos y de coches, a esta le llamo gran atención una frase que dijo Alex con solo 6 años: “mamá, yo de mayor quiero ser mecánico de motos”, su madre sonrió inocentemente ya que le hizo gracia, ya que ella pensó que se refería a piloto, pero estaba equivocada, Alex desde pequeño tuvo gran pasión por el mundo del motor, por el sonido de un motor rugir y por lo que significaba estar en un club de alto prestigio a nivel competitivo, lo preparados que estaban esas personas para crear bestias metálicas y dejarlas a punto para hacerlas batir récords. Alex desde pequeño era un chico muy suyo, no era muy popular por el colegio, más bien estaba en el grupo de “pringados”, le costaba socializar y expresar correctamente sus sentimientos hacia otras personas, sufrió bulling por algunos compañeros de clase, así agudizando aún más su inseguridad, tenía miedo a quedarse solo… Al llegar a casa lo único que le distraía eran los juguetes que le regaló Milagros, se quedaba horas jugando con ellos imaginado carreras, esta era la forma en la que encontraba “su refugio”. - Adolescencia, su primer amigo y dosis de realidad: Conforme Alex fue creciendo esa pasión se fue marchitando a pisotones por su padre Noah, dándose cuenta este de que el sueño que tenia de ver a su hijo en el cuerpo policial se estaba torciendo, la única forma que tenia de impedir a Alex “volar” era contándole las alas y eligiendo el futuro de este por él, Noah decidió meter a Alex a un instituto privado, gastándose gran parte de su sueldo en este, él estaba dispuesto a este gasto si conseguía su objetivo con su hijo. Este cambio realmente le vino bien a Alex, ahí no era el pringado de turno, simplemente era “el chico nuevo”. Se mostró tímido ante sus nuevos compañeros, no quería volver al bucle que había conseguido abandonar con este cambio, pero seguía con sus inseguridades y durante las dos primeras semanas apenas tuvo contacto con sus compañeros de clase, el solo se dedicó a analizarlos y simplemente a no ponerse metas, se alejó de malas compañías y del grupo de “populares”. Después de ese tiempo un chico se acercó a Alex y se presentó, ese chico se llamaba John, el cual se convertiría en el mejor amigo de Alex, le tendió la mano a este y le pregunto por que era tan tímido, Alex contó sus pequeñas batallas por el colegio a John, afortunadamente este se puso en su piel y le ofreció apoyo, Alex conoció por primera vez lo que era tener realmente un amigo y para él… Era increíble. Tras unos años después Alex fue madurando, él no quería seguir los pasos de su padre, no quería ser ni siquiera como él, Alex seguía siendo muy risueño a pesar de sus inseguridades y veía a su padre amargado, llegando a casa día tras día con discusiones con su madre Milagros por los gastos del instituto y la cuesta a fin de mes, llegando algunos de estos hasta con forcejeos. Alex cansado de esa situación se lo contó a John con lágrimas, se sentía como un cargo para su familia y tenía ya bien claro el objetivo de su padre con él, Alex un día le dijo a su padre que no quería seguir sus pasos, Noah le contestó con un bofetón y le dijo: “Tú no sabes ni lo que quieres”. ¿Realmente Noah tenía razón? Se preguntaba Alex, en una de estas discusiones Alex reventó y le plantó cara a su padre soltándole todo lo que pensaba de él: “Eres un puto desgraciado de mierda, solo quieres conseguir tú felicidad manipulando la vida de los demás, ¡Como a mí! ¡Yo solo soy tu puta marioneta!”, Noah soltó otro fuerte bofetón a la cara de Alex, este con lágrimas en los ojos se dio media vuelta y se encerró en su cuarto, no se escuchó ni una sola palabra más en esa casa durante las siguientes 24h. Todos se fijaron en Alex al día siguiente en la universidad, llevaba un moratón en el pómulo derecho, John intentó sonsacarle lo que le había pasado, pero Alex no habría la boca, John siguió insistiendo hasta que Alex rompió a llorar, no sabía cómo reaccionar y se marcharon a un parque al lado de la universidad. Alex contó cómo era últimamente la situación con su padre, las discusiones que tenía este con su madre día a día y lo que pasó sobre el moratón, Alex tenía mucha rabia acumulada por su padre y quería hacer todo lo posible para amargar el objetivo que Noah tenía con Alex, se sentía frustrado y como anteriormente le guito a su padre… Como una simple marioneta. La única cosa que entraba en ese momento a Alex era hacer lo posible para fastidiar a su padre y este se lo comentó a John, John asentó y le ofreció ayuda a Alex, este empezó a faltar a clases para retomar en la biblioteca ese viejo sueño que tenía de pequeño, el mundo del motor, le producía mucha nostalgia este recuerdo e intentó buscar su objetivo y no uno impuesto por nadie, Alex estaba dispuesto a elegir su propio camino. Tras varias semanas sin ir a clase para escaparse a la biblioteca a estudiar mecánica, Noah recibió una llamada de la Universidad preguntando por las faltas constantes de su hijo a clase, este anonadado por la llamada le informó al centro que no sabía nada y que pronto solucionaría el problema, Alex no sabía lo que le esperaba en casa ese día… - El gran error: Tras una fuerte discusión con su padre, la cual llegó a recibir Alex algún golpe por parte de su padre decidió tomar una de las peores decisiones de su vida, coger a escondidas la pistola reglamentaria de su padre, Alex tenía la mente nublada por el odio que sentía hacia este y llamó a John esa misma noche, le contó la locura que estaba tramando y le pidió ayuda, Alex le dijo que la forma más rápida de joder a su padre para no poder ser policía era forzándose antecedentes, John inseguro de si quería ayudar a Alex asentó y decidió ayudarlo, John cogió el coche de su madre y se va con Alex a una tienda a las afueras de la cuidad. Por el camino ambos se encuentran inseguros por lo que van a hacer, Alex se pasa gran parte del camino con las manos temblando dentro del coche, decide cerrar los ojos y suspirar fuerte, en ese momento Alex estaba acojonado y a la misma vez sentía que era la oportunidad para mandar a tomar por culo a su padre, después de esto esperaba que su padre se arrepintiese de todo y buscaba marcharse a vivir con sus abuelos, “seguro que los abuelos me entenderán” dijo el inocente de Alex… Al llegar a la puerta de la tienda Alex se puso una bandana y portaba con muchos nervios la pistola de su padre (era la primera vez que cogía una pistola), miró a John fijamente, diciendo: “Te quiero tío, gracias”. Alex le dijo a John que le avisase por teléfono cuando escuchase las sirenas de la policía o viese algún coche de estos, Alex suspiro por última vez dentro del coche y entro a la tienda con seguridad, pensando que esta era el camino más rápido y fácil para hacerle finalmente libre de sus ataduras y apuntó al dependiente de la tienda pidiéndole el dinero de la caja, desde el parking John vio coches de policía acercarse a la tienda y cuando buscaba el móvil se dio cuenta que se le olvidó en casa, se cubrió la cara y fue corriendo hacia la tienda para avisar, Alex nerviosísimo vio una sombra correr hacia la puerta del establecimiento mientras que encañonaba al dependiente, disparó hacia la entrada del establecimiento por los mismos nervios que tenía, disparando así fortuitamente a John, que soltó un fuerte grito al recibir el balazo y quedar tendido en el suelo, en ese momento el mundo se desplomó sobre Alex… Tiró la pistola al suelo y fue directamente hacia John, este estaba tendido sobre un charco de sangre por la hemorragia que le provocó el disparo y rompió a llorar. La policía detuvo a Alex y traslado a John de extrema urgencia al hospital más cercano, horas después Alex recibió la noticia de que John había fallecido, en ese momento Alex solo quería irse detrás de John, deseando su propia muerte, Noah fue a donde estaba arrestado su hijo, lo miró con deshonra y apartó la mirada sin decir ni una sola palabra, fue procesado únicamente por homicidio imprudente con arma y no por el robo a la tienda, le condenaron a 6 años de prisión, Alex consiguió su objetivo… ¿Pero era necesario ese coste para conseguirlo? - El cambio: Ese tiempo en prisión hizo que el risueño de Alex cambiase, acabó siendo un pobre solitario que se arrepentía día tras día de lo que hizo, “ojalá hubiese sido yo y no John…” Repetía una y otra vez, realmente no fue difícil cambiar tanto… Alex siempre fue un incomprendido socialmente al cual le costó tener su primera amistad, pero el recordar que el mismo mató a la única persona que le tendió su mano era un recuerdo que noche tras noche no le dejaba descansar en paz, odiaba ese sentimiento y prometió no volver a coger un arma. Alex se fustigaba mucho consigo, creó muchas inseguridades y no se relacionó con apenas nadie, se encerró como un lobo solitario el cual solo ansiaba que llegase la luna para poder aullar, el solo pensaba en el momento de salir de ahí y retomarlo todo de cero. En ese tiempo estudió mecánica, retomando lo que había dejado a un lado después de todo esto, salió tras cuatro años de prisión al rebajar su pena por buena conducta, Alex quería una segunda oportunidad, cogió los pocos ahorros que tenía y se marchó lejos de casa, no tenía fuerzas para poder dirigirle la palabra a su familia ni a la de John… Era hora de empezar de nuevo. - Apariencia: Complexión atlética, tiene los ojos azules, de piel oscura y de pelo moreno, aunque se lo suele teñir de rojo y mide 1,83m - Carácter: Tímido, bondadoso, pasota, disfruta de la soledad, paciente y se deja llevar por los demás. - Aspiraciones: Encontrar su verdadera vocación, es una persona insegura y con complejos, él piensa que es la mecánica. ¿Pero estará en lo cierto? Es muy tímido para relacionarse, pero buscará llenar el hueco que ha dejado su familia y John. - Miedos: Teme a ser rechazado, a quedarse de nuevo solo, no cogería un arma de fuego sin recordar a John, no quiere malgastar esta oportunidad porque considera que esta es la única que tiene. - Habilidad: Tiene mucha paciencia, nivel de conducción baja/media, conocimientos sobre vehículos/mecánica. - Hobbies: Le gusta hacer ejercicio, escuchar música, la fotografía y practicar BMX.
  3. Nombre y Apellido que vayas a usar ingame: Alex Parker Edad y Fecha de nacimiento (REAL): (23 años) 03/06/1996 Experiencia previa en RolePlay: Más de 3000h registradas en servers FiveM. Historia Alex Parker es el tercer hijo de una familia de clase media/baja nacido el 4 de febrero del 1994 en Orlando, Florida. Reconocido por sus mismos padres como un “penalti” diez años después de tener a sus dos hijas Sophia y Marina, fue criado igualmente con mucho cariño por estos, ya que su padre Noah vio en Alex la posibilidad de inculcarle un futuro como él quería, ya que sus dos hijas Sophia y Marina no fueron buenas experiencias para él. Su madre, Milagros, fue hija de unos inmigrantes argentinos que marcharon con la esperanza de encontrar una vida mejor, la madre de Milagros (Teresa) encontró trabajo en una pequeña confitería local en Orlando donde con 16 años Milagros empezó a trabajar poco a poco con su madre, dado que Teresa logró tener buena confianza con su jefe. Milagros siguió trabajando en la confitería hasta los 18 años, la tenían explotada dado a que era muy inocente y trabajadora. Milagros conoció a Noah en su trabajo años después y empezaron a salir juntos, hasta que se casaron a los 18 años de Milagros y año después tener a Sophia, esta finalmente dejando el trabajo al enterarse que estaba embarazada de nuevo de Marina. La situación de Noah era bastante distinta, era hijo de una familia acomodada en Orlando la cual no dudó en formar con mano dura a este, acabó siendo oficial III de la policía en Orlando tras sus años de servicio en el cuerpo, era un hombre muy recto, de carácter frio y muy calculador, le gustaba que todo saliese según sus planes y vivía decepcionado con las dos hijas que tuvo con Milagros, ya que nunca ninguna de ellas llegaron a nada para él, ambas acabaron trabajando porque Noah les forzó a no acabar su educación al ver que no le ponían empeño, diciéndoles: “Si no queréis estudiar buscad un trabajo”. La situación con Alex iba a ser distinta, como dije anteriormente, Noah veía a este como una oportunidad de hacer las cosas bien, aunque fuera fruto de un mal polvo… Alex fue criado desde el punto de vista de sus hermanas como “el mimado”, Noah por lo visto quería labrarle la infancia que a él le hubiera gustado tener y que siguiera sus pasos para así formar a Alex para ser Policía igual que él. Alex era un niño muy risueño y muy inocente, demasiado. Siempre tenía una sonrisa en la boca y andaba preguntando por absolutamente todo, era también la alegría del padre de Noah, ya que era su único nieto varón y cada dos por tres andaba por casa de sus abuelos, fue un niño muy querido por todos y con demasiados caprichos, lo que no sabían es que lo estaban malcriando sin darse cuenta. Alex desde pequeño fue un gran fan de las motos, siempre madrugaba los sábados y domingos para ver el campeonato mundial de Superbikes, a Milagros se le caía la baba de ver a su hijo tan emocionado por esto y siempre lo motivaba con juguetes de motos y de coches, a esta le llamo gran atención una frase que dijo Alex con solo 6 años: “mamá, yo de mayor quiero ser mecánico de motos”, su madre sonrió inocentemente ya que le hizo gracia, ya que ella pensó que se refería a piloto, pero estaba equivocada, Alex desde pequeño tuvo gran pasión por el mundo del motor, por el sonido de un motor rugir y por lo que significaba estar en un club de alto prestigio a nivel competitivo, lo preparados que estaban esas personas para crear bestias metálicas y dejarlas a punto para hacerlas batir récords. Conforme Alex fue creciendo esa pasión se fue marchitando a pisotones por su padre Noah, dándose cuenta este de que el sueño que tenia de ver a su hijo en el cuerpo policial se estaba torciendo, la única forma que tenia de impedir a Alex “volar” era contándole las alas y eligiendo el futuro de este por él, Noah decidió meter a Alex a un instituto privado, gastándose gran parte de su sueldo en este, él estaba dispuesto a este gasto si conseguía su objetivo con su hijo. Tras unos años después Alex fue madurando, él no quería seguir los pasos de su padre, no quería ser ni siquiera como él, Alex seguía siendo muy risueño y veía a su padre amargado, llegando a casa día tras día con discusiones con su madre Milagros, llegando algunos de estos hasta con forcejeos, en una de estas discusiones Alex reventó y le plantó cara a su padre soltándole todo lo que pensaba de él: “Eres un puto desgraciado de mierda, solo quieres conseguir tú felicidad manipulando la vida de los demás, ¡Como a mí! ¡Yo solo soy tu puta marioneta!”, Noah soltó un fuerte bofetón a la cara de Alex, este con lágrimas en los ojos se dio media vuelta y se encerró en su cuarto, no se escuchó ni una sola palabra más en esa casa durante las siguientes 24h. Todos se fijaron en Alex al día siguiente en la universidad, llevaba un moratón en el pómulo derecho, su mejor amigo John intentó sonsacarle lo que le había pasado, pero Alex no habría la boca, John siguió insistiendo hasta que Alex rompió a llorar, no sabía cómo reaccionar y se marcharon a un parque al lado de la universidad. Alex contó cómo era últimamente la situación con su padre, las discusiones que tenía este con su madre día a día y lo que pasó sobre el moratón, Alex tenía mucha rabia acumulada por su padre y quería hacer todo lo posible para amargar el objetivo que Noah tenía con Alex, se sentía frustrado y como anteriormente le guito a su padre… Como una simple marioneta. La única cosa que entraba en ese momento a Alex era hacer lo posible para fastidiar a su padre y este se lo comentó a John, John asentó y le ofreció ayuda a Alex, este empezó a faltar a clases para retomar en la biblioteca ese viejo sueño que tenía de pequeño, el mundo del motor, tras varias semanas sin ir a clase para escaparse a la biblioteca a estudiar mecánica, Noah recibió una llamada de la Universidad preguntando por las faltas constantes de su hijo a clase, este anonadado por la llamada le informó al centro que no sabía nada y que pronto solucionaría el problema, Alex no sabía lo que le esperaba en casa ese día… Tras una fuerte discusión con su padre, la cual llegó a recibir Alex algún golpe por parte de su padre decidió tomar una de las peores decisiones de su vida, coger a escondidas la pistola reglamentaria de su padre, Alex tenía la mente nublada por el odio que sentía hacia este y llamó a John esa misma noche, le contó la locura que estaba tramando y le pidió ayuda, Alex le dijo que la forma más rápida de joder a su padre para no poder ser policía era forzándose antecedentes, John inseguro de si quería ayudar a Alex asentó y decidió ayudarlo, John cogió el coche de su madre y se va con Alex a una tienda a las afueras de la cuidad. Al llegar a la puerta de la tienda Alex se puso una bandana y portaba con muchos nervios la pistola de su padre (era la primera vez que cogía una pistola), miró a John fijamente, diciendo: “Te quiero tío”. Alex le dijo también a John que le avisase por teléfono cuando escuchase las sirenas de la policía o viese algún coche de estos, Alex entro a la tienda con seguridad y apuntó al dependiente de la tienda pidiéndole el dinero de la caja, John vio coches de policía acercarse a la tienda y cuando buscaba el móvil se dio cuenta que se le olvidó en casa, se cubrió la cara y fue corriendo hacia la tienda para avisar, Alex nerviosísimo vio una sombra correr hacia la puerta del establecimiento mientras que encañonaba al dependiente, disparó hacia la entrada del establecimiento por los mismos nervios que tenía, disparando así fortuitamente a John, que soltó un fuerte grito al recibir el balazo y quedar tendido en el suelo, en ese momento el mundo se desplomó sobre Alex… Tiró la pistola al suelo y fue directamente hacia John, este estaba tendido sobre un charco de sangre por la hemorragia que le provocó el disparo y rompió a llorar. La policía detuvo a Alex y traslado a John de extrema urgencia al hospital más cercano, horas después Alex recibió la noticia de que John había fallecido, en ese momento Alex solo quería irse detrás de John, deseando su propia muerte, Noah fue a donde estaba arrestado su hijo, lo miró con deshonra y apartó la mirada sin decir ni una sola palabra, fue procesado únicamente por homicidio imprudente con arma y no por el robo a la tienda, le condenaron a 6 años de prisión, Alex consiguió su objetivo… ¿Pero era necesario ese coste para conseguirlo? Ese tiempo en prisión hizo que el risueño de Alex cambiase totalmente, acabó siendo un pobre solitario que se arrepentía día tras día de lo que hizo, “ojalá hubiese sido yo y no John…” Repetía una y otra vez, prometió no volver a coger un arma, en ese tiempo estudió mecánica y salió tras cuatro años de prisión al rebajar su pena por buena conducta, Alex quería una segunda oportunidad, cogió los pocos ahorros que tenía y se marchó lejos de casa, no tenía fuerzas para poder dirigirle la palabra a su familia ni a la de John… Era hora de empezar de nuevo. - Apariencia: Complexión atlética, tiene los ojos azules, de piel oscura y de pelo moreno, aunque se lo suele teñir de rojo y mide 1,83m - Carácter: Tímido, aunque si ganas su confianza será el “payaso” del grupo, bondadoso, pasota, disfruta de la soledad y paciente. - Miedos: Que esta nueva oportunidad no salga bien y no encontrar a una nueva familia, ya que tiene miedo de su pasado y del rechazo. - Habilidad: Tiene mucha paciencia, nivel de conducción baja/media, conocimientos sobre vehículos/mecánica. - Hobbies: Le gusta hacer ejercicio, escuchar música, la fotografía y practicar BMX.
×
×
  • Crear nuevo...