Jump to content
-- Donaciones y sistema VIP -- ×
Actualización del sistema de Invitaciones ×
Reclutamiento 003 - San Andreas Department of Commerce ×

iRaiD

  • Contenido

    26
  • Ingreso

  • Última visita

Reputación comunidad

18

Información personal

  • Nombre del personaje
    Dion Coleman

Visitantes recientes al perfil

1.234 visitas al perfil
  1. Nombre y apellido: Jonathan Muñoz Fotocopia del ID: https://gyazo.com/e4507b2cf61b20797893cf651ec64148
  2. Se me olvido poneros el perfil del chico, aqui esta: https://despistaos.es/profile/26275-cogollo/
  3. Buenas, me gustaría invitar a CoGollo, es un chico que le gusta mucho rolear, llevo con el bastante tiempo roleando y creo que se merece esta invitación, la aprovecharía bastante y me gustaría que estuviese dentro de el servidor Mi id es: 15739 Muchas gracias de antemano. Se me olvido poneros el perfil del chico, aqui esta: https://despistaos.es/profile/26275-cogollo/
  4. Nombre y Apellidos (IG): Aban Alli Al-baghdadi Fecha de nacimiento (OOC): 13/11/2001 Experiencia previa en roleplay: Desde mayo de 2019 en servidores como x6tenceRP, PlanMaestro y Forasteros RP ------------------------------------------------------------------------------------ Historia del personaje: Aban Ali Al-Baghdadi, era un chico de 20 años procedente de Marrakech con un padre llamado Abur, una madre llamada Yasmina y su hermano Habubi. Él, de pequeño sufrió una ruptura de su madre y de su padre los cuales decidieron separar a los hermanos, cosa que no les fue fácil a ninguno de los dos. Tras la ruptura, Abur se dedicaba a la compra de armas ilegales y después a su venta, metiendo en la mochila que llevaba Aban para el colegio el arma. El padre le daba unas coordenadas para llegar al otro punto de venta y que le den el dinero, el solo tenía que dar la mochila, un trabajo sencillo hasta que un hombre con paradero desconocido, le cogió y le enseñó una placa extraña y un nombre en el cual ponía: “6691 Agente Abdelatif”. Aban intentó correr, pero no lo logro, le pegó un agarrón en la mochila y se lo llevó a un cuartelillo. Tras llevárselo le intentaron identificar, Aban no tenía ningún tipo de registro ni de papel para que le puedan identificar. El agente Abdelatif le dijo que abriese la mochila por si acaso llevaba algún explosivo plástico, pero no llevaba. Tras coger la mochila el agente, sorprendido sacó un fajo de billetes y le preguntó sobre su procedencia. Él no sabía qué responder y nervioso dijo “me lo encontré en el suelo”, el agente se empezó a reír y le dijo: “Vete, pero que sea la última vez que te encuentro con tanto dinero sin estar marcado”, corriendo se fue a su casa y se lo comunicó a su padre. Abur tras ver a su hijo así le dijo “No pasa nada cariño lo único que tienes que tener es más cuidado con las personas que realmente te quieren hacer daño” su padre le dijo: ten esto, una Beretta 92, se la dió a Aban y acto seguido lo guardo en la mochila. Pasaron siete años y su padre seguía haciendo el mismo trabajo y Aban con 15 años, asustado por lo que le pasó anteriormente, cogió y repitió el mismo trabajo y se fue a una ubicación, parecía un garaje con mucha zona de seguridad y con cámaras. Se encontró a una persona que le sonaba, era el mismo con el mismo número de placa que Aban siempre recordaba el “6691”, con la Beretta 92 ya que siempre la tenía en el bolsillo. la sacó y sin pensarlo le pegó un disparo limpio en la zona izquierda, directo al corazón. Aban se acercó al agente y Abdelatif con su último aliento le dijo “que bien, pues te depare el futuro” y Aban tranquilo le dijo “Ten más cuidado con las personas que realmente te quieren hacer daño que con las que solo quieren sobrevivir”. Desde ahí tanto su padre como él estaban en la mayor condena que existía en Marruecos, debido a que Aban mató a una de las personas más importantes del cuerpo nacional de Marruecos. Pasaron dos años, todo estaba tranquilo, con el mismo trabajo que tenían los dos. Aban y Abur estaban viendo la tele tranquilamente hasta que empezó a sonar de fuera unos golpes muy fuertes, Abur sin cautela sacó un fusil de asalto y abrió la puerta. “! A cubierto hijo, nos disparan ¡” esas fueron las últimas palabras que escucho Aban tras la muerte de su padre tras recibir 4 disparos en los costados y dos en el cráneo, haciéndole un impacto directo al cerebro. ´El, agachado, se encontró a su padre abatido, con una lágrima deslizándose en el ojo derecho fue corriendo a donde su padre, cogió la AK-47 portada de Abur e intentó abatir a los 3 soldados, lo cual logró. Aban, nervioso cogió su mochila con algo de dinero, las llaves de la moto y su Beretta 92 y se fue destino Marrakech (Ciudad estatal), Tenía un largo camino era viajar desde Agadir hasta Marrakech un total de 257,9 Km. Pero el decidió hacer tal camino solo para volver a ver a su hermano que echaba mucho de menos. Con mucha hambre y llegando a la ubicación que Habubi le dio hace 10 años por si acaso tenía algún tipo de problema. Al fondo se encontraba una casa gigantesca con un chico aparentemente de 22 años y una mujer de 55 años con aspectos reconocibles para Aban, aparcó la moto cerca y fue corriendo a dar un abrazo a Habubi, su hermano y después a su madre Yasmina. Habubi nervioso preguntó: ¿Tío, como puede ser que hayas cogido la localización que te di solo para venir tú? ¿Y nuestro padre? ¿Y todo lo que teníais montado ahí? La única respuesta que dio Aban fue: “Nuestro padre está muerto por una redada, solo quiero cambiar mi vida y vivir bien con vosotros”. Habubi con una lágrima dijo: Yo también tengo una mala noticia que darte, dentro de unos días me tendré que ir a buscar un trabajo fuera de este país, así que tienes que cuidar de nuestra madre, Aban triste se fue hacía su madre Yasmina a preguntárselo y le dijo que sí, que lo hacía por nosotros. Pasaron unos días y Habubi se tenía que ir destino “Los Santos” pero antes de irse, Aban le dió un obsequio de su padre, era un colgante, como una calavera dorada y le dijo: toma esto, me lo dió Papa antes de pronunciar sus últimas palabras. Acto seguido Aban le dio un abrazo, Habubi le dijo que volvería dentro de unos meses, él cogió sus maletas y las llaves del coche y se fue al aeropuerto más cercano. La relación que tenía con su madre poco a poco fue progresando a mejor, pero aun así no tenían la misma confianza como la que tenía él con su padre. Al cabo de unos años llegó una carta con una firma que ponía: Scarface, sin nombre y sin ningún asunto, lo único que se sabía que venía de “Los santos” ciudad que Habubi fue a vivir, en esta carta ponía: “hola señor hermano de Habubi, siento decirle que su hermano ahora está en un lugar mejor, él no nos dijo que nos despidiéramos de ti ni de tu familia, pero lo hacemos nosotros por él te acompaño en el sentimiento SCARFACE”. Al abrir esta carta, Aban se quedó asustado y acto seguido empezó a lagrimar y le dijo a su madre: “me voy a buscar a mi hermano o mejor dicho a acabar algo que empezó el”. Cogió sus pertenencias, la carta y se fue rumbo a la ciudad en la cual murió su hermano. ---------------------------------------------------------------------------------------------------------------- Miedos: -Aban, era un chico que quería mucho a los familiares más cercanos por lo cual tiene miedo de perder a gente que aprecia -También tendría miedo al uso de armas, aunque poco a poco se le iría dicho miedo -Otro miedo que tendría seria enamorarse de otra chica, ya que su padre le prohibió totalmente tener relación que no sea con una persona marroquí. Interpretación del personaje: A Aban le interpretaría como una persona loca por saber lo que le deparó a su hermano “Habubi” cómo murió, cuando murió porque murió y de qué trabaja él. También el cogería rasgos de él porque le admiraba mucho. Aspiraciones: Saber qué hacía su hermano y acabar lo que él empezó
×
×
  • Crear nuevo...