Jump to content
-- Donaciones y sistema VIP -- ×
Actualización del sistema de Invitaciones ×
POSTULACIONES ABIERTAS - San Andreas Department of Commerce ×
SAFD - Reclutamiento Nº 002 - San Andreas Fire Department. ×

aco95

  • Contenido

    18
  • Ingreso

  • Última visita

Reputación comunidad

15

Información personal

  • Nombre del personaje
    Wayota Smith

Visitantes recientes al perfil

1.114 visitas al perfil
  1. Id del padrino: 15822 Usuario apadrinado: HypeKLK Motivo: Conozco a HypeKLK de mi andadura en Plan Maestro, en el cual empezó su andadura como streamer. Actualmente, roleando en otros servers llega a aglutinar entre 100 y 300 seguidores de media. Su carácter desenfadado y su alto carisma hacen que lo considere una pieza clave que aportaría vitalidad y frescura al rol de Despìstaos. Ya se va mereciendo rolear en el mejor server de habla hispana.
  2. aco95

    Invitacion Aco95

    ¡Buenas noches! Antes que nada, quería agradecer de todo corazón a @ Semao la oportunidad que me brinda para poder rolear aquí. ? Nombre y Apellido IG: Tibicena de Wayota. Edad y fecha de nacimiento: 29 años - 14 de Noviembre de 1990. Experiencia previa en roleplay: A continuación indico los más relevantes... - Fame RP (tres meses, rol de mafia, banda, mecánico y policía, llegando a ser jefe de policía). - Republik 2.0 (un mes, rol de policía, llegando a ser jefe). - Plan Maestro (ocho meses, rol de mafia y policía, llegando a ser comisario y consolidando mis conocimientos en RP). - Nueva Vida RP (dos semanas). - Spain RP (tres meses, donde roleo actualmente como jefe de mecánicos). Historia completa de tu personaje: Tibicena de Wayota, más conocido como Tibi o "el Mauro", nace en el seno de una familia humilde de pastores a la sombra del Roque Bentayga, en el pueblo de Tejeda, isla de Gran Canaria. Al criarse en las cumbres de la isla, Tibi aprende las tradiciones ancestrales de su familia en el pastoreo y la cosecha del trigo, compaginándolo con la escolarización obligatoria. Siempre se mostraba ansioso de terminar la tarea para poder reunirse con su abuelo Guadarfía con el que, junto a su rebaño de cabras, marchaba barranco abajo para que comieran del buen pasto que ofrece la naturaleza. A Tibi le encantaba beber leche directamente de la ubre de las cabras, o echarla en un tazón y mezclarla con el buen gofio que hacía su familia y comercializaba. Sorprendente es que el pequeño Tibi aprende antes a hacer gofio o a elaborar quesos por si mismo que a saberse las tablas de multiplicar... Tibi siempre fue un niño obediente y bonachón, aunque siempre desconfiaba de la gente de ciudad. Le encantaba hacer manualidades de juncos con su abuela, haciendo cestas o figuras decorativas. Con su abuelo aprendía a labrar la tierra a sacho y sembrarla, a hacer garrotes de acebuche (como los antiguos canarios) y a coger los tunos sin picarse. Por desgracia lo bueno dura poco... Sus abuelos, octogenarios, mueren con pocos meses de diferencia en 2002, cuando el pequeño Tibicena solo tenía 12 años. La pena le invadió durante un tiempo. Nada era capaz de consolarlo... Solo cuando cogía el garrote, el naife (cuchillo tradicional de los pastores canarios) y el cachorro (gorro tradicional canario) y se iba con el rebaño de cabras de su abuelo se sentía libre. Se volvió un rebelde. A veces incluso dormía en una cueva a 2 km de su casa con tal de aliviar su dolor en soledad. Tras esta epoca de luto, Tibi se rehace de sus cenizas y empieza a ayudar en labores "más profesionales" a sus padres, los dueños de la empresa de producción de quesos y gofio de trigo Janequa SL. Con este sello, su familia se expandía al resto de islas de Canarias para comercializar sus productos. Tibi era poco sociable. Solo veía a sus compañeros de clase en el colegio. Prefería estar con sus animales en el monte. Su forma de ser era tan cerrada, que ni se mostraba receptivo a la idea de tener pareja algún día. Para el eso del amor o de salir con los amigos era perder el tiempo. Pasada la adolescencia, "el Mauro" se plantea ir a la universidad para estudiar empresariales para hacer que el negocio familiar crezca y se expanda a todo el territorio nacional. O al menos, ese era su sueño. La crisis de 2008 lo truncó. La empresa familiar ya no generaba beneficios y, al poco tiempo, quiebra. Sus padres, que no sabían como digerir esta tragedia, se sumian en eternas discusiones y, en 2009, se divorcian. Tibicena no podía aguantar la situación. Todo iba de mal en peor. Su padre emigra a las Américas, sin destino concreto y con lo poco que tenía en la cuenta bancaria. Tibi y su madre marchan a la capital de la isla, donde ella empieza a trabajar como limpiadora en un centro de salud, mientras que Tibi empieza a ir al Inem a buscar trabajo a la par que empieza a estudiar un ciclo formativo de grado medio de agricultura ecológica. Viviendo en la capital, Las Palmas de Gran Canaria, Tibi empieza a socializar. No le queda otra que adaptarse al medio. Al principio se reían de él por su forma de hablar, ya que en las cumbres se usan expresiones antiguas que apenas se conservan en la ciudad. Se empieza a mover entre las calles, empieza a tontear con el mundo de las drogas, hace amistades y empieza a ser un quebradero de cabeza para su madre, la cual se ve en la tesitura de tener que reconducir a su hijo para que no vaya por el mal camino. Para ello, empiezan a ir a terapia, desembolsando un dinero que no se podían permitir, pero no quedaba otra por no perder a su hijo. Tibi apenas sabía de su padre, al cual daba por muerto. Pasados los dos años, y titulando en el ciclo que estudiaba, en 2011 empieza a trabajar en una fábrica de gofio, competencia de la antigua empresa de su familia. Cobra 600€ mensuales, trabajando de 8 a 10 horas diarias. La necesidad era tanta en aquel que no podía despreciar ningún puesto de trabajo por malo que fuera. Todo seguía su curso con cierta normalidad. Tibicena seguía compartiendo piso con su madre y viviendo a duras penas durante 9 años. Es en 2020 cuando su tío Norberto, hermano de su padre, al cual no veía de su comunión pero con el que su madre hablaba con relativa frecuencia, llama por teléfono. Esta llamada era para Tibi. - Norberto: "Tibi, jodío mauro... Tu padre está vivo. El cabrón baifo está en una isla llamada San Andreas, en Estados Unidos. Me dijo que está intentando abrir Janequa en un lugar llamado Sandy Shores o algo así, no me acuerdo bien, porque encima no se le entiende ni papa al singuango este. Ahora va hablando inglís dice, me meé encima cuando me lo dijo. Pero bueno,Tibi, el caso es que tu padre quiere que vayas a echarle un cable. Le dije que estuviste estudiando eso de agricultura ecológica y le puede venir mejor que bien para eso. Me hizo una transferencia con 1200€ para que cogieras un billete y te fueras pa'allá..." Tibi lo valora con su madre y, con una sonrisa de oreja a oreja, busca por Booking un billete con destino al aeropuerto de Los Santos para ir a por su padre, con la idea de, en un futuro cercano, reunir a su madre también y empezar una nueva vida los tres en ese recóndito paraje. ¿Le saldrán las cosas bien a Tibi en San Andreas? Quien sabe, pero de lo que si podemos estar seguros es de que llegará a ese sitio con la idea de llevar un poco de sus costumbres en el corazón y le echará mucho valor para asentarse como hicieron sus antepasados en Montevideo o San Antonio de Texas. Opcional: Para mí, el hecho de estar escribiendo esto, es ya un logro en la carrera que he desarrollado en el RolPlay. Solo falta cumplir con los requisitos y empezar a rolear en el servidor definitivo de habla hispana. Espero poder desarrollar mi personaje y explotar todas las posibilidades que ofrece el servidor. ¡Nos vemos pronto!
×
×
  • Crear nuevo...