Jump to content
-- Donaciones y sistema VIP -- ×
Actualización del sistema de Invitaciones ×
Reclutamiento 003 - San Andreas Department of Commerce ×
Reclutamiento 003 - San Andreas Fire Department ×

agnesjuliette

Miembro con invitación
  • Contenido

    3
  • Ingreso

  • Última visita

Reputación comunidad

0

6 Seguidores

Información personal

  • Nombre del personaje
    Cleo Waltter

Visitantes recientes al perfil

504 visitas al perfil
  1. https://despistaos.es/profile/29272-pacheco/
  2. Nombre y apellido IC: Cleo Waltter Edad y fecha de nacimiento (REAL): 26 años, 17/12/1993. Experiencia previa en roleplay: En FiveM tengo 681 horas, de las cuales todas han sido en servidores de rol, algunos de ellos sin whitelist, y otros con ella. En algunos de esos servidores mis roles han sido dedicados a la EMS, mientras que en otros a ser simplemente un civil. Historia completa de tu personaje (cómo lo interpretarás, de dónde viene, qué pretende ser, sus aspiraciones y sus miedos etc...): Cleo Waltter es una chica de un barrio de Madrid, conocido como Vallecas. Nació una nublada tarde del 27 de junio de 1999. Su familia estaba formada por Candy, la madre, de nacionalidad española; Gala, la hermana pequeña, con la cuál tenía una diferencia de 3 años, y por último, su hermano mellizo Jacob, con el cuál siempre tuvo una especial afinidad. Del padre pocos datos podemos dar, hasta donde la madre ha contado, este desapareció cuando le dijo que estaba embarazada. Era interesante destacar un dato de los mellizos, y es que pese a ser nacidos el mismo día, Jacob, según su madre, era la viva imagen de su padre, oscuro de piel y pelo; por el contrario, en Cleo encontramos una niña de piel tostadita y pelo castaño claro, distinguida por los finos rasgos de su madre. Cleo tuvo hasta los 17 años una vida que podría catalogarse como normal, si bien es cierto, que la economía familiar no era muy elevada, dado que solamente su madre trabajaba y no recibían ninguna otra renta; iba al instituto, salía con sus amigas de fiesta, le gustaba irse de compras y todas las semanas intentaba encontrar hueco para ir al cine, siempre intentaba que este día coincidiese con el día del espectador por lo nombrado anteriormente. Su madre trabajaba mucho y ella tuvo que encargarse de cuidar en muchas ocasiones a su hermana pequeña, siempre tuvo el apoyo de su hermano Jacob, al cual estaba muy unida, se contaban todo, se aconsejaban y su relación era muy cercana, pero no solía ser muy desenvuelto con las tareas de la casa, es por ello que ella era la encargada de cocinar para ambos (la madre se iba de casa por la mañana y temprano y no volvía hasta la media tarde), hacer la limpieza en casa, y hasta que su hermana no llegó a los seis años, también era la encargada de la hora del baño. Fue una etapa de su vida que ella no recuerda como amarga, sino que recuerda con gratitud por haber sido capaz de aportar tanto a su familia. En octubre de 2016, empezó el que sería su último año en el instituto, el cual ella veía como una vía de escape en su mente a todas sus obligaciones en casa, dado que aparte de todas las tareas doméstica, durante su época escolar siempre acudía con todos los trabajos completos y usaba las tardes-noches para ir estudiando la lección diaria. Todos sus años en el colegio / instituto habían sido impolutos, ni un solo suspenso, si bien, tenía suerte de tener una gran capacidad de retención, ya solo con el hecho de prestar atención en clase, conseguía memorizar más del 50% de lo necesario para los exámenes, además de esto tenía una gran capacidad resolutiva. Ese año, su hermano y ella, escogieron distintas especialidades, por lo cual fueron separados en distintas clases. Su hermano se fue por la rama de informática, y ella escogió la rama sanitaria, siempre había ayudado a su familia, y le gustaría que esto se pudiese ampliar a todas las personas que lo necesitasen, otra de sus cualidad era la bondad, siempre que daba, nunca pretendía recibir nada a cambio. Según iba pasando el año, su hermano se estaba convirtiendo en una persona más introvertida, y atrás quedaban las largas charlas que ambos tenían. Intentó averiguar qué ocurría, pero él no le daba ninguna respuesta y simplemente lo calificaba como un comportamiento normal… Finalmente, intento comprender qué ocurría, preguntándole a sus amigos, o más bien, los que habían sido hasta entonces sus amigos, estos le dijeron sobre las nuevas compañías de su hermano, y que no solamente estaba dejándola a ella de lado, sino a todos ellos. Una vez que supo todo esto, fue a hablar con su hermano, en busca de una respuesta, las nuevas compañías de su hermano, estaban lejos de ser las que ella le recomendaría, intentó hacerlo entrar en razón, pero nada más lejos de la realidad. Tuvieron una monumental bronca, si bien no tanto por parte de ella que intentaba calmar las aguas con su carácter apaciguador y cariñoso por el que ella se caracterizaba, pero tal fue esta, que al día siguiente, cuando fue a despertarlo para ir al instituto, su habitación estaba tirada, y ni rastro había de los objetos personales de él. Ese día, su vida dio un inesperado giro, había “perdido” al que por aquel entonces había sido su mayor apoyo, porque aunque su madre intentaba estar para escucharla, el tiempo de este siempre era muy limitado. Por lo tanto debía hacer frente a la vida de manera autónoma, comenzar a tomar sus propias decisiones y buscar soluciones a los problemas que le aconteciesen. Esta época de su vida, no fue marcada por hechos como tal, pero fue muy importante para ella a nivel espiritual, fue un tiempo en el que consiguió conocerse más a sí misma, y donde se dio cuenta de lo realmente fuerte que llegaba a ser a nivel psicológico, también le sirvió para concienciarse de lo importante que era pensar con la mente “en frío” en la toma de decisiones. A los 7 meses, Candy, la madre de esta, fue diagnosticada de cáncer, Cleo como la hermana mayor, siguió haciéndose cargo de las cosas de la casa, a su vez, tuvo que comenzar los estudios a distancia, y por las mañanas empezó a trabajar en una cafetería, de camarera. Intentó contactar con su hermano para contarle lo que ocurría, pero este no le respondía las llamadas, o simplemente le colgaba, intentó también llamarle desde cabinas, pero cuando él escuchaba su voz, finalizaba la llamada. Terminó por dando por imposible el poder retomar contacto con él. Por otro lado, la hermana pequeña de esta, en vez de ayudarle, comenzó a consumir drogas, y se pasaba días seguidos fuera de casa, al no poder controlarla, finalmente tuvo que dar informe de ello a los Servicios Sociales, los cuáles después de varios meses se hicieron cargo de ella ingresándola en un centro. Aunque nunca consiguió con ella una relación muy estrecha, este episodio causó una nueva brecha para ella, que iba viendo como una familia tan unida se había ido separando con el paso de los años. Al medio año, después de varios tratamientos, la madre fue dada de alta. Fecha en la que Cleo había conocido a un chico que era cliente asiduo a la cafetería, con el que había entablado muy buena relación. Después de tiempo conociéndose, estos decidieron dar un paso más, y comenzar una relación, coincidiendo con las fechas del año nuevo de 2018. Por fin había encontrado una persona en quién respaldarse. Por aquel momento, todo le estaba yendo perfecto, su relación funcionaba bien, conseguía compaginar los estudios universitarios a distancia con su trabajo. Hasta que la tarde del 13 de febrero de 2020, al regresar a casa del trabajo, se encontró con su madre inconsciente en el salón. Rápidamente la recostó, y cuando esta fue volviendo a ser consciente, la montó en el coche y se dirigieron al hospital; allí le dieron el peor de los presagios, el cáncer se había vuelto a expandir, esta vez no solo estaba en los pulmones, sino que tocaba más órganos vitales. Su madre quedó ingresada, y su vida volvió a ser un caos, en este caso, se sumaba otro problema más, su pareja, el cual no entendía, que no tuviese apenas tiempo para él, su manera de explicar su descontento, fue comenzar con faltas de respeto hacia ella, cada vez más en aumento, que con el tiempo acabaron siendo agresiones físicas. El 13 de abril, por la mañana, su tono de llamada del móvil fue su despertador, la llamaban desde el hospital para informarle de que su madre había muerto. A partir de ese momento solo sabía llorar desolada, se sentía sola, y en lo único que pensaba es en su hermano Jacob, sabía que si lo llamaba, este no le iba a responder, por lo que aquella noche, decidió mandarle un mensaje de texto en el que escribió: “Mamá ha muerto.”. Después de esto, su cuerpo cansado ya de llorar, se quedó dormido en aquel sofá donde tanto tiempo todos juntos pasaron. Al día siguiente, su teléfono sonó de nuevo, al mirar, no podía creerlo, era Jacob, su hermanito querido. Al descolgarlo este se limitó a decir: “Estoy esperando el avión, nos vemos en 13 horas.” Y le colgó. Esa misma noche, su hermano ya estaba allí, ambos se fundieron en un lagrimoso e intenso abrazo, así estuvieron varios minutos. Fue una noche llena de confesiones, ella le contó todo lo que había sucedido en los años que él no había estado, cuando su hermano escuchó por todo lo que había pasado lo tuvo claro, no iba a dejarla sola nunca más y se la llevaría a Los Santos, la ciudad en la que él estaba viviendo, él allí tenía trabajo y también tenía una casa que aunque era compartida con unos amigos, había hueco para que ella pudiese tener su propia habitación y se sintiese cómoda. Ella buscaría rehacer su vida, ya que nada le ataba a la ciudad donde estaba actualmente, la cual solo podía traerle malos recuerdos. Lo que ella necesitaba era rodearse de nuevas amistades e intentar buscar un futuro laboral enfocado al campo de la medicina, cuyos estudios ella realizó, y donde ella en el momento actual, tenía complicado ya que su cuidad tenía solamente un hospital muy chiquito y la lista de espera de la bolsa para entrar a trabajar era demasiado larga. Miedos: Cleo es una chica cuyo mayor miedo, ella no es consciente que lo tiene. Si bien es cierto que a muchas situaciones de su vida ha tenido que hacer frente sola, pero siempre se siente necesitada de una persona que la arrope. Ella creció con el apoyo continuo de su hermano, y es una carencia que una vez que él se fue, ha intentado suplir o anular, pero no ha podido. Aspiraciones y cualidades propias: Cleo es una chica decidida, que valora lo que tiene a su alrededor, sabe afrontar los problemas sola, pero se siente más segura cuando tiene con quién compartirlos, es una persona bondadosa, le gusta ayudar a cualquier persona; tiende a ser una persona positiva y pacifista. Se marca como aspiración aportar el máximo posible a la sociedad, ofreciendo su sabiduría como sanitaria, tanto a nivel emocional, intentando ayudar y ofrecer sus consejos a todo aquel que lo necesitase. Gustos: le gusta el cine, o lo que ella define como el séptimo arte, pero para ella también es muy importante pasar tiempo rodeada de gente, es bastante sociable, y le encanta contar chistes. Apariencia física: Cleo es una chica que opina que el cuidado del aspecto físico es signo de bienestar, es por eso que vaya donde vaya, o haga lo que haga, siempre le gusta estar arreglada. Le gusta cuidarse con productos ecológicos y es bastante coqueta. No se caracteriza por tener muchas curvas, si bien, tiene una cadera marcada y un físico atlético, debido a que siempre saca tiempo (30 minutos todos los días), los dedica para hacer alguna clase de Pilates. Es una chica de piel tostadita (no oscura) con una melena color castaño claro, con alguna mecha aclarando la tonalidad. Datos adicionales de Cleo: - Es una chica enamoradiza, que siempre se ha dejado llevar por sus sentimientos. - Siempre ha sido resolutiva y práctica a la hora de afrontar cualquier problema - Es una chica vergonzosa, pero su don de gentes le hace ser sociable. - Es una chica relajada, le gusta escuchar, aconsejar y sentirse útil para los demás. - Le gusta practicar deporte, cuidarse y gustarse a si misma. - No le enfada cometer errores, porque siempre aprende algo nuevo de ellos. - Tiene muy buena memoria y siempre se fija en los pequeños detalles
  3. Nombre y apellido IC: Cleo Waltter Edad y fecha de nacimiento (REAL): 26 años, 17/12/1993. Experiencia previa en roleplay: En FiveM tengo 681 horas, de las cuales todas han sido en servidores de rol, algunos de ellos sin whitelist, y otros con ella. Historia completa de tu personaje (cómo lo interpretarás, de dónde viene, qué pretende ser, sus aspiraciones y sus miedos etc...): Cleo Waltter es una chica de un barrio de Madrid, conocido como Vallecas. Nació una nublada tarde del 27 de junio de 1999. Su familia estaba formada por Candy, la madre, de nacionalidad española; Gala, la hermana pequeña y por último, su hermano mellizo Jacob, con el cuál siempre tuvo una especial afinidad. Del padre pocos datos podemos dar, hasta donde la madre ha contado, este desapareció cuando le dijo que estaba embarazada. Cleo tuvo hasta los 17 años una vida que podría catalogarse como normal, iba al instituto, salía con sus amigas de fiesta, le gustaba irse de compras y todos los fines de semana intentaba encontrar hueco para ir al cine. Su madre trabajaba mucho y ella tuvo que encargarse de cuidar en muchas ocasiones a su hermana pequeña, siempre tuvo el apoyo de su hermano Jacob, al cual estaba muy unida, se contaban todo, se aconsejaban y su relación era muy cercana. En octubre de 2016, empezó el que sería su último año en el instituto, ese año, su hermano y ella, escogieron distintas especialidades, por lo cuál fueron separados en distintas clases. Según iba pasando el año, su hermano se estaba convirtiendo en una persona más introvertida, y atrás quedaban las largas charlas que ambos tenían. Intentó averiguar qué ocurría, pero él no le daba ninguna respuesta y simplemente lo calificaba como un comportamiento normal… Finalmente, intento comprender qué ocurría, preguntándole a sus amigos, o más bien, los que habían sido hasta entonces sus amigos, estos le dijeron sobre las nuevas compañías de su hermano, y que no solamente estaba dejándola a ella de lado, sino a todos ellos. Una vez que supo todo esto, fue a hablar con su hermano, en busca de una respuesta, las nuevas compañías de su hermano, estaban lejos de ser las que ella le recomendaría, intentó hacerlo entrar en razón, pero nada más lejos de la realidad, tuvieron una monumental bronca, tal fue esta, que al día siguiente, cuando fue a despertarlo para ir al instituto, su habitación estaba tirada, y ni rastro había de los objetos personales de él. A los 7 meses, Candy, la madre de esta, fue diagnosticada de cáncer, Cleo como la hermana mayor, comenzó a hacerse cargo de las cosas de la casa, y tuvo que comenzar los estudios a distancia, y por las mañanas empezó a trabajar en una cafetería, de camarera. Intentó contactar con su hermano para contarle lo que ocurría, pero este no le respondía las llamadas, o simplemente le colgaba, intentó también llamarle desde cabinas, pero cuando él escuchaba su voz, finalizaba la llamada. Por otro lado, la hermana pequeña de esta, en vez de ayudarle, comenzó a consumir drogas, y se pasaba días seguidos fuera de casa. Al medio año, después de varios tratamientos, la madre fue dada de alta. Fecha en la que Cleo había conocido a un chico que era cliente asiduo a la cafetería, con el que había entablado muy buena relación. Después de tiempo conociéndose, estos decidieron dar un paso más, y comenzar una relación, coincidiendo con las fechas del año nuevo de 2018. Por aquel momento, todo le estaba yendo perfecto, su relación funcionaba bien, conseguía compaginar los estudios universitarios a distancia con su trabajo; hasta que la tarde del 13 de febrero de 2020, al regresar a casa del trabajo, se encontró con su madre inconsciente en el salón. Rápidamente la recostó, y cuando esta fue volviendo a ser consciente, la montó en el coche y se dirigieron al hospital; allí le dieron el peor de los presagios, el cáncer se había vuelto a expandir, esta vez no solo estaba en los pulmones, sino que tocaba más órganos vitales. Su madre quedó ingresada, y su vida volvió a ser un caos, en este caso, se sumaba otro problema más, su pareja, el cual no entendía, que no tuviese apenas tiempo para él, su manera de explicar su descontento, fue comenzar con faltas de respeto hacia ella, cada vez más en aumento, que con el tiempo acabaron siendo agresiones físicas. El 13 de abril, por la mañana, su tono de llamada del móvil fue su despertador, la llamaban desde el hospital para informarle de que su madre había muerto. A partir de ese momento solo sabía llorar desolada, se sentía sola, y en lo único que pensaba es en su hermano Jacob, sabía que si lo llamaba, este no le iba a responder, por lo que aquella noche, decidió mandarle un mensaje de texto en el que escribió: “Mamá ha muerto.”. Después de esto, su cuerpo cansado ya de llorar, se quedó dormido en aquel sofá donde tanto tiempo todos juntos pasaron. Al día siguiente, su teléfono sonó de nuevo, al mirar, no podía creerlo, era Jacob, su hermanito querido. Al descolgarlo este se limitó a decir: “Estoy esperando el avión, nos vemos en 13 horas.” Y le colgó. Esa misma noche, su hermano ya estaba allí, ambos se fundieron en un lagrimoso e intenso abrazo, así estuvieron varios minutos. Fue una noche llena de confesiones, ella le contó todo lo que había sucedido en los años que él no había estado, cuando su hermano escuchó por todo lo que había pasado lo tuvo claro, no iba a dejarla sola nunca más y se la llevaría a Los Santos, la ciudad en la que él estaba viviendo. Donde ella buscaría rehacer su vida junto a su hermano, rodeándose de nuevas amistades y buscando un futuro laboral enfocado al campo de la medicina, cuyos estudios ella realizó. Miedos: que su hermano vuelva a desaparecer. Aspiraciones: olvidar todo su pasado y comenzar una nueva vida, la cual no está definida e irá basada en las vivencias que ésta vaya teniendo. Gustos: le gusta el cine, o lo que ella define como el séptimo arte.
×
×
  • Crear nuevo...